logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Piensa mal y acertarás

14 Nov. 2017

Piensa mal y acertarás

Por: Jorge Rochabrunt Gamarra

Dicen que es el lema del Diablo. Como sea, algo huele a azufre en todo este lío mayúsculo político que tiene sometido al país. Furias dantescas que se desatan cada día, enemigos nuevos y viejos, fantasmas que reviven. Si pues, la cosa está en un punto que ha llegado el momento de hacer unas cuantas reflexiones muy maliciosas.

Primero, de un momento a otro, toda la furia del fujimorismo se ha desatado sobre la administración de justicia. Empezó con el Ministerio Público y de pronto, Yeni Vilcatoma, mujer de odios profundos y emociones desbordadas pero muy capaz en sus temas jurisdiccionales, lanza otra acusación constitucional contra el Fiscal de la Nación, sumándose en extraña armonía con la denuncia interpuesta por el vocero del fujimorismo, Daniel Salaverry, su ex verdugo.

La furia de Keiko y su bancada cae igualmente sobre el Tribunal Constitucional, manejos en el Consejo Nacional de la Magistratura; Javier Villa Stein, tremendo zorro judicial que sería muy cercano al fujimorismo, postulando al CAL por el que abandonó su carrera judicial ¿Para qué?; ah pero claro, el lío entre el Ejecutivo y la bancada fujimorista pasó a la comisión de Constitución, que PPK debe comparecer pero que “lo puede hacer por escrito” (plop)

Mientras que otro zorro judicial, el ministro Mendoza se hace el tuerto y dice que no sabe nada del indulto; Kenji que lo sancionan y no lo sancionan; diarios como La República y El Comercio de rivalidad no solo editorial sino empresarial, ahora parece que escriben sus editoriales en la misma computadora.

Gritos destemplados desde Graña y Montero y otras empresas vinculadas a los negocios de Odebrecht escondidas bajo la alfombra de la agenda pública; AGP que dice que “AG” no está vinculado a ninguna coima –o sea, reconociendo prácticamente que “AG” sí es “AGP”, pero sin delito- y ¿Dónde está Toledo? ¿Dónde está el expediente de extradición?… En fin, amigos lectores, para decirlo en buen romance, sin tapujos y sin eufemismos, nos están metiendo el dedo por todos lados.
Y me pregunto, ¿Alguien está seguro que Montesinos está realmente aislado e incomunicado? ¿No huele todo esto a operación estructurada?

Huele a azufre por todos lados. Porque parece que todos estamos zozobrando en medio de una tormenta perfecta, denuncias, gritos, jaloneos, mordidas y cachetadas, el Estado en llamas, el gobierno paralizado, los poderes poseídos. Todo de cabeza.

Pero de pronto, uno de estos días después del partido de este miércoles, veremos una resolución suprema publicada en EL Peruano, hablando de un indulto humanitario, los medios de todo el mundo buscando la imagen del Alberto Fujimori regando una macetita fuera de cárcel saludando por una ventanita discreta, y de me parece ver la paz, la reconciliación nacional, denuncias que se caen, congresistas haciéndose los tuertos y ex presidentes desapareciendo del escenario. ¿Fuimos al Mundial? ¿Qué Mundial?

Y veo a un par de lornas metidos en cárcel, sobre los que comenzará a llover fuego graneado para desviar la atención, porque han demostrado ser piñatas muy útiles en la política. Pueda que me equivoque, pero cada vez que pensamos mal en Perú, acertamos con los pronósticos.

En medio de este zafarrancho político bestial, solo falta que la Pinchi Pinchi aparezca en escena con un video nuevo y demoledor recuperado de una de las maletas que se fueron a Japón. Ustedes saben.