logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Políticos y tecnócratas

19 Jun. 2017

Políticos y  tecnócratas
Francisco Diez-Canseco Távara

Por: Francisco Diez-Canseco Távara ()*

Hace muchos años sostengo que un buen tecnòcrata o un buen gerente de empresa privada no necesariamente se pueden convertir en un eficiente político que maneje debidamente la cosa pública.

Lo ocurrido en los últimos meses con el régimen tecnocrático de PPK corrobora esta afirmación, como lo han puesto en evidencia la presentación, en su momento, de Martín Vizcarra y últimamente la de Alfredo Thorne.

Y lo demuestra semana tras semana el propio PPK con sus tradicionales metidas de pata, la más reciente de las cuales involucró al propio Thorne.

Así como Max Weber sostiene que hay políticos que viven de la política y otros que viven para la política, hay tecnócratas que, sin duda, integran el primer grupo en forma visible y notoria pero carecen del olfato y las reacciones que son indispensables para sobrevivir en esa jungla implacable.

El administrador estatal no sólo debe ser un experto debidamente preparado en el área que maneja, sino una persona con vocación social y probada honestidad que entiende que los recursos públicos pertenecen a todos los peruanos.

Vemos permanentemente que esto no ocurre. Recuerdo muy bien como PPK, siendo Ministro de Economía de Toledo, recortó los presupuestos de las áreas sociales del Estado en una coyuntura en la cual,como ahora, era indispensable reforzar la justicia, la educación, la salud y la seguridad en el Perú.

Claro, cuidó con precisión el equilibrio de las finanzas del Estado, pero a costa de incrementar en forma desmedida y peligrosa la Deuda Social y, obviamente, relegando necesidades fundamentales del Estado con la población.

Con el régimen actual sigue ocurriendo algo parecido, con el agravante que los Ministros no dan pie en bola en el trato con un Congreso adverso cuya mayoría tiene la obligación de fiscalizar y jamás perdonará la derrota de su candidata presidencial.

PPK debe renovar el Gabinete, buscar nuevos asesores, librarse de los caviares y medir muy bien sus palabras. Hasta el momento, va, como en el tango, cuesta abajo en la rodada.

Y eso no le conviene al país. (*) Presidente del Consejo por la Paz/ Presidente de Perú Nació.

———-