logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Por el camino correcto

22 Apr. 2017

Por el camino correcto
Carlos Bruce

Por: Carlos Bruce

Las encuestas recientes coinciden en registrar una mejora notable en la aprobación presidencial a raíz de los desastres ocasionados por el fenómeno El Niño costero y la forma en que han sido enfrentados por todo el equipo de gobierno. También confirman lo acertado del camino emprendido por el presidente y que habrá de continuar.
Acción inmediata, planificada, organizada, con marcado liderazgo y convocando a la unión de esfuerzos de todos los peruanos, es lo que la población está reconociendo como resultado de la buena administración y gestión pública. No podía ser de otra forma, dado que eso es precisamente lo que garantiza buenos resultados.

Ver a los ministros convertidos en coordinadores responsables de sus regiones asignadas, y en contacto con la población afectada, para atender las necesidades más apremiantes, ha sido una buena señal de acción coordinada de todo el gobierno. Toda una agenda continua abocada a la emergencia sin que nada los distraiga.

Sin aspavientos y en permanente comunicación con la gente, dejando de lado cualquier gesto de aprovechamiento político, se ha mostrado la mejor forma de gobernar. Esa es la actitud que ha de mantenerse para enfrentar la fase de reconstrucción, así como los otros los álgidos problemas que tenemos que resolver.

Hoy la población espera de todos un esfuerzo común para enfrentar los problemas que nos conciernen a todos. Para ello no es aceptable nada que divida o provoque tensiones innecesarias. Al contrario, lo que urge es unir voluntades y energías para seguir avanzando.

Hoy se necesita de la política que enaltece a los hombres, aquella basada en la vocación de servicio desinteresado a la sociedad. No ha de haber cabida para la política que divide y destruye.

Hoy la patria espera la respuesta de todos sus hijos, a una sola fuerza, para atender la estela destructiva de la naturaleza, y a los damnificados. Y para poner el hombro en lo que será la costosa reconstrucción. Por ello, lo que no sume y unifique esfuerzos estorbará.

Sin necesidad de propaganda alguna, la población sabe bien valorar cuando están presentes los elementos que distinguen el buen obrar de una gestión pública, que lleva a un país unido hacia una sola dirección.