logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

¿Prensa “libre” o prensa “presa”? (I)

24 Jul. 2017

¿Prensa “libre” o prensa “presa”? (I)

Por: Alter B. Himelfarb W.

Cuando hablamos de Prensa “Libre”, la asociación nos lleva de inmediato a la palabra “Democracia”. Democracia, es una forma de organización social, que remonta sus orígenes al mundo griego de la época de Pericles, Platón y Aristóteles: Démos, del griego traduce “Pueblo” y Kratos, “Autoridad”. Palabras, más o menos, Democracia es el gobierno del pueblo, obviamente para el pueblo.

“Democracia”, nace en un medio “idolátrico”, sin misericordia, sin actos de bondad, sin actos humanitarios. Un esquema que genera valores inmutables e inmodificables, como la “Ley de la Oferta y la Demanda”, la “Libre Empresa”, etc. Un sistema que podría funcionar mejor para la humanidad, si hubiera evolucionado con el tiempo, pero que lamentablemente ha mostrado más rigidez que las “verdades reveladas”, una intención petrificada y anquilosada, que genera injusticias manteniendo la balanza siempre inclinada a su lado.
Aparentemente, la Democracia, debería ser la solución a “los males de la humanidad”. No obstante podríamos acertar, que en la gran mayoría de los países considerados como “democráticos”, no se han dado como debería esperarse (gobierno del pueblo para el pueblo) soluciones de –al menos-, Justicia Social, lo cual es contradictorio, ya que yo, el Pueblo, busco justicia social para mí*, tengo el sartén por el mango, tengo las herramientas para hacerlo, por cuanto soy amo del poder y sin embargo, pasan los años, los centenarios y los bicentenarios y como pueblo soy incapaz de lograrla.
Ese “status”, nos lleva a declarar, que la democracia adolece de fallas, grandes vacíos que no permiten que el sistema avance por el camino que debe ser: el de la Justicia Social.
Tomás Garrigue Masaryk, quien fuera el primer presidente de la otrora Checoslovaquia, Filósofo y un gran hombre a “carta cabal”, luchó contra el comunismo, el absolutismo, el antisemitismo y el clericalismo, preocupándose por la cuestión social y obrera de su época. Tanto aprecio le tenía su pueblo que luego de ser elegido en 1920, fue reelegido en 1927 y en 1934, muriendo en 1937 a la edad de 87 años. Decía Masaryk, que “La Democracia tiene sus defectos, tanto como los defectos de la gente que conforman dicha masa humana, llamada “pueblo”.

Escudriñando entonces una masa humana, “prototipo”, donde quienes deciden el porvenir de su propio desarrollo, carecen de educación, de salud y además viven entre la pobreza y la miseria, es deducible que tomen decisiones equivocadas que van en contradicción de sus propios intereses y aspiraciones, terminando su sed de justicia cuando venden su voto o se dejan engañar por dinero en efectivo, o por un “sancocho” o por unos tiquetes de fútbol para ver a su equipo favorito. ¡Ello, es una verdadera desgracia!De manera que mientras el “vivo”, (el político que quiere ser elegido para servir a sus propios intereses, menos de quien lo eligió) viva del “bobo”, (con el mayor respeto, el pueblo, a quien ha engañado con promesas vacías), la tal Democracia jamás funcionará ni dará los resultados nominalmente prometidos.

En algunas ocasiones, los países “alardean” con unas cifras estadísticas, rodeadas de “enmarañados” conceptos de corte económico. Que el Producto Interno Bruto, que el Ingreso per Cápita, que el Índice de Crecimiento Económico y así por el estilo, etc, etc, bla, bla, bla, como cuando una persona come por 2 y otra no come, estadísticamente, ambos comen.

En realidad, no nos engañemos: las cifras económicas, que de una otra manera son cifras correctamente calculadas por las Oficinas de Estadísticas de cada país, miden al país con cifras que únicamente interesan al Mercado de los Negocios, al Mercado de la Inversión.

Si el país es bueno para invertir. Lo demás, es lo de menos. Lo importante es que haya un buen ambiente para los negocios, que produzcan buen billete. Lo de menos, es si disminuyó el analfabetismo. Lo de menos es si aumentó en un gran porcentaje la población estudiantil; lo de menos es si ya todas las poblaciones cuentan con agua y alcantarillado o si las poblaciones todas ya cuentan con redes eléctricas; lo de menos es si ya las poblaciones tienen resueltas sus clínicas y hospitales de Primer Nivel.