logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

¿Qué hacer?

25 Jul. 2017

¿Qué hacer?

Por: Javier Valle Riestra

¿Qué hacer?, ¿Cómo salvar la situación? Hablaré del debe ser: convocar inmediatamente a una Asamblea Constituyente plenipotenciaria para que expida una nueva ley de leyes y despresidencialice la presidencia de la república, como quería Haya. Esa asamblea representará a las nuevas mayorías nacionales, ya que el congreso actual es un parlamento-patíbulo que no representa al país, que es incapaz de interpelar y hasta, diría, de elegir un defensor del Pueblo.

Las constituciones se vuelven hojas de papel como decía Ferdinand de Lasalle cuando están contra los factores reales de poder. Hay que acabar con el cesarismo burocrático. Hacer énfasis en el parlamentarismo, pero bicameral para evitar una tiranía peor que la de un individuo como es la de un ente colectivo irresponsable.
Salir de la nefasta experiencia unicameral que ya dio históricamente sus frutos nefastos. En 1823, se autosuspendieron y le entregaron el poder a Bolívar. En 1932 desaforaron a la minoría aprista y se auto disolvieron luego de entregarle plenos poderes a Benavides, cuyo mandato prorrogaron.

Entre 1993-2005 gobernaron en su versión fujimorista y antifujimorista dictatorialmente. Los izquierdistas de hace cuarenta años decían que se puede hacer una revolución con el ejército o sin el ejército, pero nunca contra el ejército. Pues bien, las masas de hoy, con la neutralidad de las fuerzas armadas, salen de su subterráneo histórico para transfigurar al Perú.

Estamos ante una revolución social agnóstica, sin credo político, sin catecismo, sin slogans contra el imperialismo o por la reforma agraria. Solo son multitudes reivindicacioncitas que desprecian a los policías torturadores, a los fiscales-gestapo, a los jueces prevaricadores, a los cobradores de impuestos; a todo lo que sea expresión del Estado valetudinario.

Entendamos esto para salvar la democracia. No queda más remedio (si los partidos claudican; si las izquierdas se han infestado de los vicios políticos de las oligarquías y de perecidos partidos arcaicos) que recurrir al Frente Hayista de Liberación Nacional que reclute desde el APRA, a sectores patrióticos de las FF. AA., a los discípulos de José Carlos Mariátegui (compañero de Haya en la protohistoria del APRA), a etnocaceristas, Patria Roja, organizaciones proscritas, la Derrama, CTP, las Iglesias Católicas y Cristiana, etc., tras oriflamas de regeneración moral y de reconstrucción social que arquitecture los cimientos de un unionista Estado de trabajadores manuales e intelectuales sobre las viejas fronteras, de Ecuador al norte y Bolivia al sur.