logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

¿Reforma del CNM?

09 Aug. 2017

¿Reforma del CNM?

Por: Martín Belaunde Moreyra

El antecedente más antiguo del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) proviene del anteproyecto de la Constitución de 1933 de la Comisión Villarán, pero ahí quedó. El gobierno militar de la Primera Fase estableció un Consejo Nacional de Justicia para vigilar al Poder Judicial. Dejó mal recuerdo por sus intromisiones en los procesos. La Constitución de 1979 creó el CNM con una composición y funciones distintas del actual. Lo presidía el Fiscal de la Nación, más dos representantes de la Corte Suprema, uno de la Federación Nacional de Colegios de Abogados del Perú, uno del Colegio de Abogados de Lima y dos representantes de las Facultades de Derecho. Sus facultades fueron débiles en cuanto que solo proponía el nombramiento de los magistrados de la Corte Suprema y de las Cortes Superiores.

En La Constitución de 1993 continuó con el mismo nombre, pero con poderes mucho más amplios al encargarse de la selección y nombramiento de los jueces y fiscales, salvo los provenientes de elección popular. Sus facultades incluyen el nombramiento, previo concurso público, de los jueces y fiscales en todos los niveles, su ratificación cada siete años y la destitución de los magistrados de la Corte Suprema y Fiscales Supremos. También, a pedido de la Corte Suprema o de la Junta de Fiscales Supremos, puede destituir a los jueces y fiscales de todas las instancias. El CNM, por consiguiente, juzga la conducta funcional de los jueces. Las sanciones de destitución deben ser motivadas, con previa audiencia del interesado siendo ademásinimpugnables.

El CNN está integrado por 7 miembros. El pleno de la Corte Suprema elige a uno en votación secreta, otro igualmente en la misma forma la Junta de Fiscales Supremos. El tercero es elegido por los Colegios de Abogados del país en votación secreta. Dos son elegidospor los Colegios Profesionales del país, con el mismo requisito de votación secreta. Finalmente, los dos restantes son elegidos por los rectores de las universidades nacionales y de las universidades públicas con idéntico requisito de votación secreta. Esta forma de designación con su énfasis en lo secreto, solo atendible en las elecciones gremiales, ha ido objeto de múltiples críticas en cuanto a la idoneidad y actuación de sus integrantes. En realidad ha habido un verdadero clamor crítico respecto de su funcionamiento.

El proyecto de reforma constitucional presentado por el Poder Ejecutivo está enfocado fundamentalmente en la forma de designar a los integrantes del CNM. Propone que haya 5 consejeros designados cada uno por el Poder Ejecutivo, el Legislativo, el Judicial, y los Fiscales Supremos respectivamente. El quinto a ser designado por los 4 primeros, lo cual no tiene sentido. Debemos partir de la base que no hay fórmula perfecta y esta es criticada por su potencial politización. Adolece de ese peligro, pero tiene la inmensa ventaja de la publicidad de la designación versus el secretismo de la actual.Sin embargo, considero que la votación universal por los miembros de los Colegios de Abogados del Perú debe mantenerse en razón de las funciones jurídicas del CNM. Todo esto será materia de un amplio debate constitucional en el cual se discutirá el alcance de las facultades del CNM y la manera menos imperfecta de nombrar a sus miembros.