logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Rusia, reserva moral de Occidente

02 Nov. 2017

Rusia, reserva moral de Occidente

Por: Ricardo Sánchez Serra

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que admiraba a su similar de Rusia, Vladimir Putin. Y no es para menos, Putin es un personaje fascinante, que si bien quiere reverdecer el poderío global ruso como en la época soviética, se distancia en lo conceptual.

Sorprendentemente, por ejemplo, acaba de inaugurar en Moscú un “Muro de la Tristeza” para conmemorar a las víctimas de las persecuciones masivas durante el gobierno de Joseph Stalin y nada menos que en el centenario de la Revolución de Octubre.

Putin llamó a los rusos a no olvidar los trágicos sucesos que afectaron a todas las naciones. Este es el primer monumento nacional de este carácter que se encuentra en la calle Sajarov, en homenaje al disidente, activista por los derechos humanos y premio Nobel de la Paz, Andréi Sajarov.

Con este gesto ya los comunistas prosoviéticos se deben desencantar finalmente de su esperanza de una Rusia que regrese al comunismo, un sistema atávico, ateo, propulsor de la violencia y la injusticia.

Ya el primer golpe se dio en 1993, cuando se cambió el emblema soviético rojo, con los símbolos de la hoz y el martillo y la estrella roja por la bandera que creó el zar Pedro El Grande en el siglo XVII, tricolor rojo, azul y blanco, símbolo del paneslavismo.
De otro lado, Europa se ha alejado de Dios, Estados Unidos con los demócratas han desnaturalizado, igualmente, la cultura occidental y ¿quién la está preservando? Rusia, defendiendo la concepción tradicional de la familia y los valores tradicionales, y como señala el líder ruso, quien se opone a la “tolerancia estéril practicada en un decadente Occidente, que no diferencia entre sexos”.

Los países occidentales han adoptado la cultura de la muerte con el disfraz modernista: sexismo, promiscuidad, convivencia en lugar de matrimonio, divorcio facilista, unión homosexual, feminismo, aborto, eutanasia, etc.

Rusia ha prohibido la propaganda homosexual a menores de edad y ha rechazado el matrimonio homosexual. Estos “no producen hijos”, menciona Putin, además que se opone al liberalismo “sin género y estéril, que equipara el bien con el mal y la fe en Dios con la creencia en Satán”.

El aborto ha sido limitado y está prohibida la publicidad de médicos abortistas. Putin dispuso, asimismo, de nuevas medidas que sancionan los insultos y las ofensas religiosos
Acaban de cumplirse 100 años de las apariciones de Nuestra Señora de Fátima, su mensaje es más actual que nunca. Nuestra Santa Madre predijo la “conversión de Rusia” y Putin se ha proclamado el “protector de los cristianos”.

¿Será Rusia la “Tercera Roma”, el nuevo país sagrado para el cristianismo?
@sanchezserra