logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Urgente: Se busca periodista digno y profesional

17 Oct. 2017

Urgente: Se busca periodista digno y profesional

Por: Jorge Rochabrunt Gamarra

El domingo 15 de octubre tuvimos elecciones en el Colegio de Periodistas del Perú, en Lima y todos los colegios regionales de periodistas. El hecho es que Max Obregón Rossi se reeligió como Decano Nacional mientras que Ricardo Burgos, corresponsal de los noticieros de Televisa en Perú, fue elegido para el Colegio de Periodistas de Lima, ambos para el período 2018-2019.

Resulta que son dos los temas que estamos discutiendo con mucha preocupación en el gremio: la ética en el periodismo y la comunicación y con ello, el desarrollo futuro de una profesión que se transforma con la misma velocidad con la que hemos pasado de usar máquinas de escribir en redacciones de periódicos a reportar online con un Smartphone, en épocas donde la verdad –dícese de la materia prima del periodismo- se ha transformado en “posverdad”, ese neologismo que encubre una encrucijada mental donde la emoción supera al hecho.

Es cierto que tenemos una tarea importante de fumigación en el gremio (expresión durísima, pero se me hace muy indicada para no tener que entrar en detalles ajenos a la gran opinión pública) de aquellos elementos que aportan conductas delictivas y actitudes denigrantes. Pero ese es un rollo para manejar precisamente en las nuevas directivas de los colegios de periodistas.

El otro tema tiene que ver con miles de familias peruanas. El INEI ha reportado en una encuesta en 2014 que existen al menos 14 mil estudiantes de periodismo y comunicación y que para el 2015 había cerca de 8 mil egresados universitarios de esta profesión; además, que la carrera de comunicación social y periodismo, está entre las diez primeras profesiones más demandadas del país.

Pues bien. Quizás su hijo, su hija, un familiar cercano, forme parte de ese grupo numeroso de profesionales que más temprano que tarde, culminará estudios y formará la larga cola de más de 220 mil egresados por año de las universidades e institutos del país, que salen a buscar trabajo, entre ellos el de comunicador y/o periodista.

Y allí empieza el dilema. El problema del periodismo no es solo el problema de las figuritas y figurones de los medios de comunicación que usted quiere u odia, que critica o elogia, en los que cree y no cree. Será el problema de ese chico o chica, que quizás vive bajo su tutela y que pronto se sumará a la lista de (des) empleados en esta profesión. Y el aviso de empleo debería exigir profesionalismo, ética y dignidad. Pero no siempre es así.

Tenemos que comenzar a pensar en estos problemas del periodismo y la comunicación: acceso a empleo de calidad, seguridad, pero por otro lado, con altos compromisos éticos y profesionales.
Así, más allá de celebrar triunfos gremiales, ahora toca preocuparse en responder no solo a la expectativa de los miembros de la Orden del Colegio de Periodistas del Perú (que es también el colegio de los comunicadores sociales según nuestros estatutos) sino de la aspiración de construir una sociedad equitativa con gobernabilidad democrática que se exprese por medio de un periodismo digno y consecuente.