logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

¿Votar a los 16 años?

14 Jun. 2017

¿Votar a los 16 años?
Martín Belaunde Moreyra

Por: Martín Belaunde Moreyra

La congresista Luciana León ha presentado un proyecto de reforma constitucional para reducir la edad mínima de votación de los 18 a los 16 años. Esto implica modificar los artículos 30 y 31 de la Constitución, pero con el agregado de que el voto sería voluntario. Aparentemente con esta propuesta se quiere impulsar el desarrollo de la conciencia política en los adolecentes peruanos, a fin de reforzar la democracia. ¿Me pregunto si rebajar la edad mínima para el voto, así fuere voluntario, es la mejor manera de lograr semejante propósito?

Comencemos recapitulando nuestra historia sobre de la edad mínima del voto. En nuestras primeras constituciones desde la de 1823 hasta la de 1839, ésta fue de 25 años. En la Constitución de 1856 y luego en la de 1860 la edad mínima se redujo a los 21 años e incluso menos tratándose de los menores casados. En la Constitución de 1920 se mantuvo la misma regla. En la Constitución de 1933 se estableció la mayoría de edad que en ese momento era de 21 años, pero con la posibilidad de que los casados mayores de 18 años y los emancipados de esa edad voten.

En las constituciones de 1979 y de 1993 simplemente se estableció el mínimo de 18 años. Sin duda alguna la tendencia ha sido rebajar la edad para el ejercicio del voto, que hasta 1956 estaba restringido a los hombres y hasta 1979 a los que supieran leer y escribir. La democracia significa inclusión y por eso las barreras al voto fueron gradualmente disminuidas, pero la interrogante de cuál podría ser la valla mínima final no está despejada. Con este proyecto el voto voluntario sería a partir de los 16 años, en plena adolescencia escolar, cuando los jóvenes en ciernes, están terminando su educación secundaria.

En la mayoría de los países del mundo el derecho a votar se adquiere a los 18 años. Las excepciones son Cuba, Nicaragua, Ecuador, Brasil, Chipre, Indonesia, Austria y muy recientemente Argentina, donde el mínimo es 16 años. En Eslovenia también es 16, siempre que se ejerza una actividad remunerada. En Irán el mínimo es 15 años, pero no crea que sea un buen ejemplo. En Gran Bretaña, Bolivia y Chile se está discutiendo rebajar la edad del voto a los 16 años.

Hay otros temas que deben examinarse. Si se fija la edad mínima del voto en 16 años, la mayoría de edad debería ser igual y la responsabilidad penal también debería rebajarse a ese nuevo mínimo. Esto no ha sido contemplado en el proyecto. En mi opinión para ser congruente con la reducción, el problema debe ser enfocado integralmente. Pero al margen de estos aspectos colaterales, habría que examinar a fondo la conveniencia de una nueva reducción. La responsabilidad penal exige un mínimo de discernimiento moral, no matar, no violar, no robar, etc. El ejercicio del voto supone un grado mayor de reflexión, porque cuando votamos definimos el destino del país, que quizás los adolecentes escolares aún no han alcanzado, pero que se plasma mejor a los 18 años de acuerdo a la experiencia histórica reciente. En mi opinión la reforma debe ser rechazada.