logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Política

“326 condenados por terrorismo trabajan en sector público”

10 Oct. 2017

“326 condenados por terrorismo trabajan en sector público”

Denuncia parlamentario aprista Javier Velásquez Quesquén

Presenta proyecto que busca que terroristas no ingresen a la administración pública

El legislador Javier Velásquez Quesquén (Célula Parlamentaria Aprista) aseguró que actualmente laboran para el Estado más de 300 condenados por terrorismo. Remarcó que ha presentado un proyecto de ley que busca poner “medidas limitativas” para el ingreso de subversivos sentenciados a la administración pública.

“El despacho ha preparado proyecto integral para que todos los condenados por terrorismo se le expongan medidas limitativas orientadas a defender los valores democráticos […] Al interior del país y gobiernos regionales existen 326 condenados por terrorismo que están trabajando en el sector público”, dijo Velásquez Quesquén.

Se trata del proyecto de ley N° 1969/2017-CR, el cual “establece medidas restrictivas a personas que han cumplido condena por el delito de terrorismo, en defensa de la democracia”.

Precisamente, en su artículo 2, la propuesta de ley refiere que las personas sentencias por terrorismo están prohibidas de “ser contratadas en la administración pública, bajo cualquier modalidad” y también ser proveedores, participantes, postores o contratistas con el Estado.

Según subrayó el parlamentario Velásquez Quesquén, no se busca negar el derecho a trabajar de los sentenciados por corrupción pero que el Estado sí se reserva ese derecho.

“No les negamos el derecho de trabajar pero el Estado sí se reserva el derecho de impedir eso. Menos enseñando en las aulas a los alumnos. Creo que se tiene que tomar en serio medidas”, aseveró Velásquez Quesquén.

Cabe señalar que en el proyecto de ley también detalla que las reparaciones civiles impuestas a los sentenciados por terrorismo “se mantenga vigente hasta su cancelación total”, es decir, se busca la imprescriptibilidad de la deuda.