Aeropuerto de Chinchero es una trampa mortal

General Thorndike eleva revelador estudio técnico a ministro Vizcarra

Porque el proyecto utilizado por ProInversión adolece de graves errores geodésicos

Víctor Alvarado

El general FAP ® y ex integrante del directorio de CORPAC, Alberto Thorndike Elmore, advirtió mediante una carta notarial al ministro de Transportes y Comunicaciones, Martín Vizcarra, que el proyecto utilizado por ProInversión para entregar en concesión el aeropuerto internacional de Chinchero, a la empresa Kuntur Wasi, adolece de graves errores geodésicos que lo convertirán en una trampa mortal cuando sea utilizado las 24 horas del día para vuelos con instrumental nocturno.

Thorndike, en sustento de sus afirmaciones, elevó un riguroso estudio técnico hecho por el ingeniero electrónico peruano, residente en Utah (EEUU), Jorge Manrique Prieto, por el que revela que el proyecto adolece de gravísimos errores en la formulación de las coordenadas de las cabeceras 16 y 34 de la pista de aterrizaje y decolaje, a causa de los cuales, los pilotos no sabrán a cuál de ellas atenerse, y que por tratarse de coordenadas desfasadas, una de otra, los riesgos de accidentes aéreos estarán a la orden del día.

En la carta notarial elevada al ministro Vizcarra, a través de la notaria limeña Del Pozo Valdez, Thorndike señala que las coordenadas de la cabecera 16 del estudio original y la cabecera 16 del contrato de concesión hay una diferencia de 544.39 metros; e igualmente entre las cabeceras 16 del estudio original y la cabecera 16 del estudio de ProInversión hay una diferencia de 381.701 metros.

E igualmente advierte que entre las cabeceras 34 del estudio original y la del estudio de ProInversión hay también una diferencia de 365.802 metros. Según la OACI, organismo mundial contralor de la aviación, el error máximo tolerable consentido en el emplazamiento del terreno de las cabeceras de una pista aérea no puede ser mayor de un metro.

Para el especialista Manrique, en el estudio hecho suyo por Thorndike, los que elaboraron los cálculos geodésicos que figuran en el proyecto de ProInversión, utilizaron erróneamente las coordinada WGS84, que no corresponde porque son coordenadas geográficas relacionados al Meridiano de Greenwich.

Compartir