logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Política

Confesiones de OAS también incluirían a Villarán por aportes durante revocatoria

10 Aug. 2017

Confesiones de OAS también incluirían a  Villarán por aportes durante revocatoria

‘Doleiros’ vinieron justo en la campaña, afirman

La confesión de la empresa brasileña OAS sobre los sobornos que pagó en Perú no solo pondrá en jaque a la expareja presidencial sino también a la exalcaldesa Susana Villarán, ya que habría financiado “toda la campaña en contra de la revocatoria”, señaló el miembro de la Comisión Lava Jato, Mauricio Mulder.

“Sí se sabe que por ejemplo a Susana Villarán, (OAS) le financió toda la campaña de la revocatoria. Se sabe además que la renegociación con la que Villarán modificó la obra que se llamaba línea amarilla, para llamarla Vía Parque Rímac o Lima Verde, se hizo entregándole a OAS 20 años más la concesión de la ruta, y eliminando el Cosac. Todo eso se sabe, además de que los llamados ‘doleiros’, que vinieron trayendo dinero adherido a sus cuerpos, eran de OAS y lo traían justo en marzo del 2013, cuando se hizo la revocatoria. Todas esas circunstancias ya se saben, solo falta profundizarlas con las confesiones que tengan sus titulares”, indicó.

Por otro lado, para el parlamentario de la facción del Nuevo Perú, Richard Arce, si existe un delator o documentos que vinculen a Susana Villarán, ella debe responder por esta situación y debe ser investigada no solo por el Congreso, también por la Fiscalía.

“Todas las personas que aparezcan en la delación premiada, lo mínimo que tiene que hacer la Fiscalía, es investigar, sin importar el apellido (…) Cualquier indicio contra exautoridades, que habrían sido para favorecer a empresas brasileñas, deben ser esclarecidos”, acotó.

Cabe precisar que el Ministerio Público también investigó a Susana Villarán por su relación con OAS, y uno de los primeros elementos que se tomó en consideración fue la adenda que realizó, para que la constructora tenga la ampliación de 30 a 40 años para la obra Vía Parque Rímac.

Dentro de esas indagaciones, uno de los elementos que generó mayor suspicacia del Ministerio Público, fue que durante el periodo en el que se firmó la adenda, la empresa OAS realizó desviaciones de sus fondos, lo cual era un monto total de 6’150,000 millones de dólares.

Además de la adenda, Villarán también le entregó a OAS un fideicomiso de 75 millones de dólares para esta obra.