More

    13 mil mueren en sus casas por COVID-19

    Terroríficas cifras revela el Sinadef

    Según el Sistema Nacional de Defunciones (Sinadef ), el 13% de las muertes sospechosas por Covid-19 se dieron dentro de las viviendas. Esto fue confirmado por el ministro de Salud, Óscar Ugarte, en su reciente presentación ante el Congreso, donde detalló que las defunciones extrahospitalarias suman casi 13.000.

    A nivel nacional, la curva de fallecidos en domicilios va en aumento, alerta el analista de datos Juan Carbajal, de Open Covid Perú. “Como en la primera ola, los fallecimientos en los domicilios van en aumento. Aunque aún no hemos alcanzado los picos de 10.000 fallecidos por mes, actualmente vamos en 8.000 y en estas dos últimas semanas la diferencia entre una y otra se ha reducido”, detalló, pidiendo además observar las regiones, “porque el problema ahí es mayor”.

    En Lima, Callao, Loreto, San Martín, Huancavelica y Puno cada vez mueren más personas en sus casas. Por ejemplo, en la capital, antes de la pandemia, unas mil personas morían en su domicilio, pero con el Covid-19 se llegó a un pico máximo de 4.400. Y en lo que va de febrero, ya se reportan 3.516 decesos. En tanto, en Loreto, después de varios meses de pausa, en enero las muertes aumentaron a 90 y este mes, a 99.

    “Las dos regiones en donde las muertes en domicilio han sido mayor que en los centros de salud son Huancavelica y Puno, y desde setiembre se percibe algo similar en San Martín, por lo que sería importante investigar las razones, tal vez por falta de acceso a un hospital o lejanía”, indica.

    El decano del CMP, Miguel Palacios, advierte que no se debe cuidar a los pacientes en casa sin un profesional médico, porque incurrirían en la automedicación. “Qué antibiótico darle, cuánto de oxígeno colocarle. Eso debe ser supervisado”. Por ello pide la intervención del Minsa para iniciar una campaña y registrar a los pacientes que son atendidos en sus casas. “El Gobierno no puede mirar para otro lado, las muertes en casas van en aumento”.

    MIEMBROS DE MESA

    En el mes de febrero, Perú recibió un total de un millón de vacunas del laboratorio chino Sinopharm, las cuales servirán para inocular a 500.000 personas contra el nuevo coronavirus.

    En esa línea, el viceministro de Salud, Percy Minaya, indicó que 396.000 serán usadas para todo el sector salud y las otras 100.000 restantes serán para los grupos de riesgo. El funcionario detalló que el Ministerio de Salud (Minsa) está realizando un mapeo para conocer a la población vulnerable e iniciar con ésta la distribución. “Nosotros estamos viendo en estos momentos cuáles son los grupos prioritarios y por dónde vamos a empezar”, refirió.

    Del mismo modo, añadió que “Una de las tareas es levantar los padrones e ir identificando la zona donde vamos a intervenir. Vamos a tener avances bien específicos para determinar a las poblaciones, a fin de que podamos utilizar adecuadamente este grupo de vacunas y una parte de las inmunizaciones de Pfizer”.

    Asimismo, indicó que estas inmunizaciones no irán para los miembros de mesa, pese a que también son un grupo prioritario. “Lo que nosotros necesitamos es concentrarnos en la población vulnerable”, aseveró. Este grupo prioritario son los adultos mayores de 60 años y ciudadanos con condiciones crónicas.

    INMUNIZADOS

    Por otro lado, indicó que la vacunación va por un buen camino y, hasta la fecha, ya van 300.000 personas inmunizadas. Además, detalló que la segunda dosis sería puesta a partir del 2 de marzo. “Nosotros esperamos acabar de inocular el día martes como máximo y empezar con la segunda jornada”, manifestó.

    Asimismo, expresó que si bien hubo ciertos problemas en la jornada, el Minsa realizará un mejor seguimiento y un refuerzo mayor para que se acceda más rápido a la vacunación. Por último, respecto a las nuevas medidas tomadas por el Gobierno, precisó que la cuarentena no fue estricta y esto era notorio por las salidas de los ciudadanos.

    “La cuarentena no fue estricta, y por eso, hubo más salidas. Incluso, hay un aumento de casos en ciertas regiones (…) Mientras más rápido lleguemos a las fases de vacunación global, podremos menguar esta situación”, finalizó.

     

    Terroríficas cifras revela el Sinadef

    Según el Sistema Nacional de Defunciones (Sinadef ), el 13% de las muertes sospechosas por Covid-19 se dieron dentro de las viviendas. Esto fue confirmado por el ministro de Salud, Óscar Ugarte, en su reciente presentación ante el Congreso, donde detalló que las defunciones extrahospitalarias suman casi 13.000.

    A nivel nacional, la curva de fallecidos en domicilios va en aumento, alerta el analista de datos Juan Carbajal, de Open Covid Perú. “Como en la primera ola, los fallecimientos en los domicilios van en aumento. Aunque aún no hemos alcanzado los picos de 10.000 fallecidos por mes, actualmente vamos en 8.000 y en estas dos últimas semanas la diferencia entre una y otra se ha reducido”, detalló, pidiendo además observar las regiones, “porque el problema ahí es mayor”.

    En Lima, Callao, Loreto, San Martín, Huancavelica y Puno cada vez mueren más personas en sus casas. Por ejemplo, en la capital, antes de la pandemia, unas mil personas morían en su domicilio, pero con el Covid-19 se llegó a un pico máximo de 4.400. Y en lo que va de febrero, ya se reportan 3.516 decesos. En tanto, en Loreto, después de varios meses de pausa, en enero las muertes aumentaron a 90 y este mes, a 99.

    “Las dos regiones en donde las muertes en domicilio han sido mayor que en los centros de salud son Huancavelica y Puno, y desde setiembre se percibe algo similar en San Martín, por lo que sería importante investigar las razones, tal vez por falta de acceso a un hospital o lejanía”, indica.

    El decano del CMP, Miguel Palacios, advierte que no se debe cuidar a los pacientes en casa sin un profesional médico, porque incurrirían en la automedicación. “Qué antibiótico darle, cuánto de oxígeno colocarle. Eso debe ser supervisado”. Por ello pide la intervención del Minsa para iniciar una campaña y registrar a los pacientes que son atendidos en sus casas. “El Gobierno no puede mirar para otro lado, las muertes en casas van en aumento”.

    MIEMBROS DE MESA

    En el mes de febrero, Perú recibió un total de un millón de vacunas del laboratorio chino Sinopharm, las cuales servirán para inocular a 500.000 personas contra el nuevo coronavirus.

    En esa línea, el viceministro de Salud, Percy Minaya, indicó que 396.000 serán usadas para todo el sector salud y las otras 100.000 restantes serán para los grupos de riesgo. El funcionario detalló que el Ministerio de Salud (Minsa) está realizando un mapeo para conocer a la población vulnerable e iniciar con ésta la distribución. “Nosotros estamos viendo en estos momentos cuáles son los grupos prioritarios y por dónde vamos a empezar”, refirió.

    Del mismo modo, añadió que “Una de las tareas es levantar los padrones e ir identificando la zona donde vamos a intervenir. Vamos a tener avances bien específicos para determinar a las poblaciones, a fin de que podamos utilizar adecuadamente este grupo de vacunas y una parte de las inmunizaciones de Pfizer”.

    Asimismo, indicó que estas inmunizaciones no irán para los miembros de mesa, pese a que también son un grupo prioritario. “Lo que nosotros necesitamos es concentrarnos en la población vulnerable”, aseveró. Este grupo prioritario son los adultos mayores de 60 años y ciudadanos con condiciones crónicas.

    INMUNIZADOS

    Por otro lado, indicó que la vacunación va por un buen camino y, hasta la fecha, ya van 300.000 personas inmunizadas. Además, detalló que la segunda dosis sería puesta a partir del 2 de marzo. “Nosotros esperamos acabar de inocular el día martes como máximo y empezar con la segunda jornada”, manifestó.

    Asimismo, expresó que si bien hubo ciertos problemas en la jornada, el Minsa realizará un mejor seguimiento y un refuerzo mayor para que se acceda más rápido a la vacunación. Por último, respecto a las nuevas medidas tomadas por el Gobierno, precisó que la cuarentena no fue estricta y esto era notorio por las salidas de los ciudadanos.

    “La cuarentena no fue estricta, y por eso, hubo más salidas. Incluso, hay un aumento de casos en ciertas regiones (…) Mientras más rápido lleguemos a las fases de vacunación global, podremos menguar esta situación”, finalizó.

     

    Más recientes