19.4 C
Lima
Miércoles, Noviembre 25, 2020

160 millones de niños pierden el colegio por el covid-19 

La pandemia provocó que en las escuelas de América Latina y el Caribe muchos niños dejaran de estudiar.

La Unesco informó que más de 160 millones de niños dejaron de asistir a las escuelas en América Latina y el Caribe por la crisis sanitaria que provocó la pandemia. Además, el covid-19 profundizó las brechas educativas en la región, que ya era la más desigual del mundo, esto sucedió durante el Foro Regional de Políticas Educativas sobre Inclusión y Educación en tiempos de post-pandemia

Asimismo, en los 21 países de la región el 20% de los estudiantes de nivel socioeconómicos medios y altos de la población tiene en promedio cinco veces más posibilidades de terminar su formación secundaria. Además, la pandemia puso en riesgo la infancia de 767 millones de niñas, quienes durante el confinamiento se desarrollan en realizar el trabajo doméstico y en muchos casos sufrir violencia intrafamiliar; lamentablemente hay una probabilidad que de 11 millones de ellas tal vez nunca regresen a la escuela.

“La pandemia provocó una interrupción sin precedentes en la educación en nuestra región y nos ha dejado al borde de una catástrofe generacional”, precisó Pablo Cevallos, Director de la Oficina del Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación (Iipe Unesco), entidad anfitriona del Foro. 

“Al mismo tiempo, esta crisis ha estimulado la innovación en el sector educativo, con nuevas soluciones tecnológicas de educación a distancia. Sin embargo, la diferencia en acceso a las modalidades de enseñanza creará más desigualdades a largo plazo” Es imperativo no dejar atrás a nadie. “Por eso, necesitamos educar más y mejor en nuestra región, porque la educación es un excelente antídoto contra la desigualdad”, sostuvo Cevallos.

Por su parte, Claudia Uribe, Directora de la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe de la UNESCO, dijo durante la ceremonia de apertura del foro: “La inclusión y la equidad siguen siendo una tarea pendiente en nuestra región, un tema que en este contexto se ha hecho más profundo y evidente, y cuya atención cobra una renovada urgencia”.

El Foro Regional de Políticas Educativas reunió en total a 162 referentes en educación de toda la región de manera virtual, en donde tuvieron la oportunidad de tener cuatro días de reflexión y debate, en la cual elaboraron más de 40 recomendaciones fundamentales para la construcción de una educación verdaderamente inclusiva.

De igual manera, se destacaron temas muy importantes como acortar la brecha digital, porque es una necesidad que todos tengan acceso a la educación, como así también promover una educación intercultural que valore la descendencia afroamericana y amerindia. Además, darles la posibilidad de aprender en su lengua nativa, entre ellos acordar políticas de Estado en educación y que de esta manera pueda persistir a pesar de los cambios de gobierno.

La pandemia provocó que en las escuelas de América Latina y el Caribe muchos niños dejaran de estudiar.

La Unesco informó que más de 160 millones de niños dejaron de asistir a las escuelas en América Latina y el Caribe por la crisis sanitaria que provocó la pandemia. Además, el covid-19 profundizó las brechas educativas en la región, que ya era la más desigual del mundo, esto sucedió durante el Foro Regional de Políticas Educativas sobre Inclusión y Educación en tiempos de post-pandemia

Asimismo, en los 21 países de la región el 20% de los estudiantes de nivel socioeconómicos medios y altos de la población tiene en promedio cinco veces más posibilidades de terminar su formación secundaria. Además, la pandemia puso en riesgo la infancia de 767 millones de niñas, quienes durante el confinamiento se desarrollan en realizar el trabajo doméstico y en muchos casos sufrir violencia intrafamiliar; lamentablemente hay una probabilidad que de 11 millones de ellas tal vez nunca regresen a la escuela.

“La pandemia provocó una interrupción sin precedentes en la educación en nuestra región y nos ha dejado al borde de una catástrofe generacional”, precisó Pablo Cevallos, Director de la Oficina del Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación (Iipe Unesco), entidad anfitriona del Foro. 

“Al mismo tiempo, esta crisis ha estimulado la innovación en el sector educativo, con nuevas soluciones tecnológicas de educación a distancia. Sin embargo, la diferencia en acceso a las modalidades de enseñanza creará más desigualdades a largo plazo” Es imperativo no dejar atrás a nadie. “Por eso, necesitamos educar más y mejor en nuestra región, porque la educación es un excelente antídoto contra la desigualdad”, sostuvo Cevallos.

Por su parte, Claudia Uribe, Directora de la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe de la UNESCO, dijo durante la ceremonia de apertura del foro: “La inclusión y la equidad siguen siendo una tarea pendiente en nuestra región, un tema que en este contexto se ha hecho más profundo y evidente, y cuya atención cobra una renovada urgencia”.

El Foro Regional de Políticas Educativas reunió en total a 162 referentes en educación de toda la región de manera virtual, en donde tuvieron la oportunidad de tener cuatro días de reflexión y debate, en la cual elaboraron más de 40 recomendaciones fundamentales para la construcción de una educación verdaderamente inclusiva.

De igual manera, se destacaron temas muy importantes como acortar la brecha digital, porque es una necesidad que todos tengan acceso a la educación, como así también promover una educación intercultural que valore la descendencia afroamericana y amerindia. Además, darles la posibilidad de aprender en su lengua nativa, entre ellos acordar políticas de Estado en educación y que de esta manera pueda persistir a pesar de los cambios de gobierno.

Más recientes