More

    28 de diciembre: “Día de los Santos Inocentes”

    Cada 28 de diciembre se celebra el Día de los Santos Inocentes, una celebración católica en conmemoración de la matanza de todos los niños menores de dos años ordenada por Herodes cuando este se enteró del nacimiento del Mesías.

    Según narra el Evangelio San Mateo, unos magos llegaron a Jerusalén en busca del futuro Rey de Israel. Se trata de Melchor, Gaspar y Baltazar, los tres reyes magos que al presenciar la aparición de una nueva estrella en el oriente recordaron la profecía escrita en las hojas del Antiguo Testamento. “Cuando aparezca una nueva estrella en Israel, es que ha nacido un nuevo rey que reinará sobre todas las naciones”.

    Al conocer sobre el nacimiento de un nuevo rey, Herodes el Grande en su afán de quedarse con el poder ordenó su muerte de manera inmediata.

    “Vayan y se informan bien acerca de ese niño, y cuando lo encuentren, vienen y me informan, para ir yo también a adorarlo”, dijo Herodes a los reyes magos quienes le anunciaron la llegada del hijo de Dios.

    Luego de que no tuviera noticia alguna sobre la ubicación de este niño, Herodes  rodeó con su ejército la ciudad de Belén y ordenó a sus soldados a que mataran a todos los niños menores de dos años en la ciudad y sus alrededores.

    No obstante, el Rey de Judea no logró su objetivo ya que un ángel había avisado a San José para que saliera de Belén y buscara refugio en Egipto. En consecuencia, el ejército asesinó a todos los “Santos Inocentes” niños que habitaban la ciudad.

    Cada 28 de diciembre se celebra el Día de los Santos Inocentes, una celebración católica en conmemoración de la matanza de todos los niños menores de dos años ordenada por Herodes cuando este se enteró del nacimiento del Mesías.

    Según narra el Evangelio San Mateo, unos magos llegaron a Jerusalén en busca del futuro Rey de Israel. Se trata de Melchor, Gaspar y Baltazar, los tres reyes magos que al presenciar la aparición de una nueva estrella en el oriente recordaron la profecía escrita en las hojas del Antiguo Testamento. “Cuando aparezca una nueva estrella en Israel, es que ha nacido un nuevo rey que reinará sobre todas las naciones”.

    Al conocer sobre el nacimiento de un nuevo rey, Herodes el Grande en su afán de quedarse con el poder ordenó su muerte de manera inmediata.

    “Vayan y se informan bien acerca de ese niño, y cuando lo encuentren, vienen y me informan, para ir yo también a adorarlo”, dijo Herodes a los reyes magos quienes le anunciaron la llegada del hijo de Dios.

    Luego de que no tuviera noticia alguna sobre la ubicación de este niño, Herodes  rodeó con su ejército la ciudad de Belén y ordenó a sus soldados a que mataran a todos los niños menores de dos años en la ciudad y sus alrededores.

    No obstante, el Rey de Judea no logró su objetivo ya que un ángel había avisado a San José para que saliera de Belén y buscara refugio en Egipto. En consecuencia, el ejército asesinó a todos los “Santos Inocentes” niños que habitaban la ciudad.

    Más recientes