“A los congresistas del FREPAP les va a ir muy mal en su gestión”

0
173
Juan Ataucusi Ospina afirma que en el Frepap hay 27 facciones.

Juan Ataucusi acusa a su hermano Jonás de controlar irregularmente el partido y la iglesia

Juan Ataucusi Ospina, hijo de Ezequiel Ataucusi, fundador del Frepap, señaló que a los recientemente elegidos legisladores de dicha agrupación les irá “muy mal” y que desconfía de sus capacidades.

A los congresistas electos les va a ir muy mal porque no lo están haciendo con la confianza que Dios faculta, ellos lo están haciendo a título personal y no se han ajustado a las reglas que están en las sagradas escrituras”, señaló.

Asimismo, afirmó “dudar de las capacidades” del Frepap en el nuevo Parlamento.

Como persona de a pie dudo de sus capacidades. Inclusive me he visto obligado en memoria de mi padre disculparme de la elevada expresión subida de tono de los israelitas […] Lo estamos viendo en sus manifestaciones de cada uno de los candidatos. Uno habla una cosa. Otra habla otra cosa. Entonces de qué marca estamos hablando”, expresó.

Respecto a su medio hermano Jonás Ataucusi, que actualmente lidera la iglesia y el partido, refirió que “la feligresía pasa una mentira. Jonás les ha dicho que es Dios, el hijo del Hombre. Y como la gente es humilde, de muy baja cultura, le cree. Nos toca hacer un trabajo muy arduo para liberarlos”.

Agregó que la dirigencia del partido se mantiene de manera ilegal porque realizó elecciones internas irregulares para elegir la lista que participó en los comicios legislativos del 26 de enero.

Consultado sobre lo divididos que están en el Frepap, señaló que “ellos (su hermano Jonás y otros) manejan una facción mayoritaria, pero hay que tener en cuenta que la organización se ha dividido en 27 facciones”.

Inquirido por las denuncias por narcotráfico y tenencia ilegal de armas contra algunos miembros de la dirigencia del Frepap dijo: “Las denuncias son ciertas, incluso en Brasil. Estas complicaciones surgen cuando un líder se manifiesta desde la oscuridad y ordena desde la sombra”.

En veinte años se ha enraizado pero estoy dispuesto a enfrentarlo. Tengo un grupo de 800 hermanos que me respaldan. En Colombia también han conocido esta situación y me acompañan con sus oraciones. Me dicen que siga firme, de lo contrario este mal enquistado en la institución no va a desaparecer. Hoy la hermandad debe quitarle el apoyo a esa cúpula que manda. Hacen mal en apoyar a la corrupción”, anotó.