More

    ¡Acuso y Reto!!!

    El ciudadano vigilante

    ACUSO, acuso recibo de las falsas imputaciones que Paola Ugaz Cruz ha realizado contra el suscrito en sendas entrevistas que ha concedido a el Diario “El Comercio”, a Jaime Chincha en RPP, así como en otros medios –nacionales y extranjeros–, con las que pretendería vincularme a cierta comunidad religiosa que supuestamente estaría “conspirando” contra ella a los fines de impedir la publicación de cierto libro sobre las finanzas de la mencionada comunidad.

    ACUSO que Paola Ugaz -con quienes la defienden y respaldan- habría creado esta suerte de “teoría de conspiración” de persecución periodística y judicial para victimizarse ante las demandas de difamación de las que ha sido y es objeto; demandas que se vienen produciendo porque Ugaz Cruz habría difundido, en medios de comunicación y redes sociales, imputaciones infundadas contra todos aquellos que le hemos salido al paso cuestionando la integridad moral de su carácter y la veracidad de publicaciones tendenciosas que habría realizado en el pasado; y, que hoy en día viene demostrándose que serían tergiversaciones producto de la manipulación de los hechos -y, ¿por qué no?, sazonadas con fantasías productos de la imaginación de la periodista de oficio-.

    Quien firma esta nota –de cara a las publicaciones que he realizado con relación a los resultados de la investigación que vengo realizando sobre la corrupta administración de la MML por Susana Villarán y la vinculación de “La Pao” con ésta– ya se acostumbró al silencio sepulcral de Ugaz Cruz ante evidencias que se ponen a disposición del público debidamente soportadas por información publica expedida por entidades del Estado; como también ya se acostumbró a los insultos y ofensas proferidos por su “caja de resonancia” Pedro Salinas, como a la tergiversación de la verdad que publican “sus amigos” de El Comercio –dicho sea de paso, ¿cuándo este diario responderá mi carta notarial de enero de 2020 solicitando la rectificación de falsas imputaciones publicadas en diciembre de 2019? –, y, finalmente, a las veladas amenazas del IDL-R de “amordazarme” vía acciones penales, acciones constitucionales de garantía y, finalmente, -la que más gracia me causa- acusarme de terrorista.

    No existe fundamento de hecho o de derecho para que la “sufriente” Pao me vincule al caso judicial que Luciano Revoredo ha promovido en su contra por difamación. No conozco a Luciano Revoredo ni en “pelea de perros”; y, las investigaciones que él realiza por su lado, en nada se vinculan con las mías relativas a la participación de Ugaz Cruz en la corrupta administración edil de Susana Villarán; donde “La Pao” no es “la estrella” de la historia, condición que pretende arrogarse, sino un personaje de reparto.

    ACUSO por ello a Paola Margot Ugaz Cruz de manipular los hechos con el presunto fin de crear a su favor una aparente situación de persecución periodística y judicial para, victimizándose, obtener la lástima del público y su compasión, posiblemente para lograr la impunidad de los ilícitos en los que habría incurrido en los últimos años, por lo menos, desde diciembre del 2012 hasta la fecha.

    No soy de aquellas personas que gusta de perder su tiempo –o como reza el refrán criollo de “gastar pólvora en gallinazo”– entablando procesos judiciales por la presunta comisión de los delitos de difamación o de injuria o de falsedad; o, de todos ellos en conjunto.

    Prefiero someter al juicio de la opinión pública las conductas de los detractores de mis artículos y crónicas, de quienes me ofenden e insultan, de quienes guardarían silencio ante verdades evidentes y crean distracciones para ocultarlas, de aquellos que actuarían con cobardía y son incapaces de reconocer sus errores y rectificarse.

    Por ello hoy, en esta crónica, RETO a Paola Margot Ugaz Cruz para que pruebe, más allá de cualquier duda razonable, las inexactitudes –por decir lo menos– con las que se ha referido a mí en la prensa escrita y en la televisión. La RETO también a que se pronuncie y desmienta, con pruebas, los resultados de mis investigaciones publicadas por el “Diario La Razón”, el que considero “mi casa periodística”.

    POR TANTO: comenzando por las últimas declaraciones –e insinuaciones– que ha dado a “El Comercio” y a “RPP” entre otros medios de prensa y presentando las pruebas que así lo acrediten:

    RETO a Paola Ugaz a que demuestre que soy columnista de LaAbeja.pe, porque yo sólo publico mis crónicas y artículos en el “Diario La Razón”.

    RETO a Paola Ugaz a que demuestre a que conozco y/o mantengo algún tipo de relación con Luciano Revoredo.

    RETO a Paola Ugaz a que demuestre que soy parte de una conspiración en su contra supuestamente dirigida por –y/o que mantengo alguna conexión o vinculación con– el Sodalicio de Vida Cristiana.

    RETO a Paola Ugaz a que demuestre que más allá de haber sido un invitado por Solidaridad Nacional a participar en las elecciones congresales de 2020, soy parte de dicho partido o mantengo algún vínculo y/o conexión con el señor Rafael López de Aliaga.

    RETO a Paola Ugaz a que demuestre que he presentado más de 7 demandas y apelaciones ante el “Equipo Especial” que dirige Rafael Vela [Caso Lava Jato] para que la incluyan como parte de la presunta organización criminal de Susana Villarán; porque hasta donde yo recuerdo sólo he presentado una denuncia –y, accesoriamente, una ampliación de denuncia contra ella–; pues las quejas por violación al debido proceso han estado dirigidas contra los fiscales que han tenido a su cargo el manejo del caso.

    CONTINUANDO: sobre la base de los resultados de la investigación que he realizado sobre la corrupción al interior de la MML durante el período comprendido entre enero de 2011 y diciembre de 2013; y, con las pruebas correspondientes:

    RETO a Paola Ugaz, toda vez que su legajo laboral de manera “misteriosa” ha sido extraviado en la MML, a que presente el CAS que suscribió con la corrupta administración edil de Susana Villarán; y así lleguemos a conocer los términos de su contratación por la MML de Villarán.

    RETO a Paola Ugaz para que describa con lujo de detalles todas y cada una de las acciones y actividades que realizó para la administración edil de Susana Villarán entre diciembre de 2012 y enero de 2014, dado que su cargo dependía directamente de la Oficina de la Alcaldía; o sea, de Villarán de la Puente.

    RETO a Paola Ugaz para que señale cual fue el rol que cumplió para Susana Villarán durante la “Campaña por el NO” y que no era posible que conociera de los sobornos pagados por OAS y Odebrecht. RETO a Paola Ugaz para que presente las autorizaciones de ausencia, que le debieron ser otorgadas expresamente conforme a Ley, para que durante el período 2013-2014 que laboró para la MML –según lo ha declarado en su cuenta LinkedIn– se ausente durante el año 2013 de su centro de labores del 13 al 17 de mayo; del 26 al 21 de mayo; del 3 de julio al 4 de agosto; del 17 al 30 de noviembre; del 25 al 30 de diciembre; y, del 9 de enero al 13 de enero de 2014.

    RETO a Paola Ugaz para que informe al detalle por qué y para qué fines de la MML realizó los viajes antes mencionados.

    RETO a Paola Ugaz para que señale si dichos viajes fueron con o sin goce de haberes; y, si los gastos de viaje fueron asumidos por la MML o por ella.

    RETO a Paola Ugaz para que aclare las declaraciones de Freddy Chirinos respecto al pago de la coima que, en representación Graña y Montero, realizó a favor de José Miguel Castro Gamarra; y en las que éste habría deslizado que ella estuvo presente.

    RETO a Paola Ugaz para que diga, dada la estrecha relación que él dice que tienen –mismos Batman y Robin–, si su “socio periodístico”, Pedro Eduardo Salinas Chacaltana –accionista de CHISAC con poderes omnímodos–, conoció de la coima que Freddy Chirinos pagó por Graña y Montero a través de CHISAC.

    ASIMISMO: con relación a sus finanzas y patrimonio, en función a la información que la SBS pone a disposición del público; y, con las pruebas correspondientes:

    RETO a Paola Ugaz y a su sociedad conyugal para que, conforme al Artículo 222° de la Ley General del Sistema Financiero – Ley N° 26702, acrediten su capacidad económica para solventar el endeudamiento que mantienen con las Empresas del Sistema ascendente a S/. 1,311,722.88 (Un Millón Trecientos Once Mil Setecientos Veintidós y 88/100 Soles) a noviembre de 2020.

    RETO a Paola Ugaz y a su sociedad conyugal para que acrediten, con la presentación de las Declaraciones Juradas del Impuesto a la Renta de los años fiscales de 2013 a 2019 y otros documentos pertinentes, los ingresos que han tenido para solventar durante el período indicado sus gastos de vida, ASÍ COMO su presupuesto familiar que cubre los rubros de vivienda urbana principal, propios de una casa-habitación como la que ellos tienen; educación y manutención de menores; salud; alimentación; esparcimiento familiar; movilización y transporte; mantenimiento y sostenimiento del terreno de Mala; y, reservas y otros conceptos diversos; y a ello adicionar el pago del servicio de las deudas que mantienen con las Empresas del Sistema Financiero Nacional.

    RETO a Paola Ugaz y a su sociedad conyugal para que desmientan la declaración jurada de Pedro Salinas ante la Policía de Mala en virtud de la cual éste asegura que “La Pao” tiene un terreno colindante al suyo en dicha localidad.

    RETO a Paola Ugaz y a su sociedad conyugal para que presenten copia del contrato de hipoteca que habrían suscrito con Interbank supuestamente para respaldar una deuda cuyo desembolso original se estima que habría ascendido a US$220.000.00; y, que el propio banco declara que no está inscrito, por lo que la garantía es inexistente.

    RETO a Paola Ugaz y a su sociedad conyugal para que acrediten cual habría sido la garantía que habrían otorgado en sustitución de la hipoteca no inscrita arriba mencionada a los fines de que el Interbank proceda al desembolso del crédito aludido.

    RETO a Paola Ugaz y a su sociedad conyugal para que demuestren como solventaron los viajes que durante el período 2014 a 2020 realizaron a diversos países latinoamericanos, a los Estados Unidos de Norteamérica y a Europa, y que, de acuerdo a las metodologías empleada por la SUNAT, ascenderían en conjunto a una suma mínima estimada de US$216,000.00.

    RETO a Paola Ugaz y a su sociedad conyugal para que presenten al público los respectivos pasaportes que emplearon durante el período 2013 a 2014 para conocer con precisión los países que visitaron durante dicho período durante los 20 a 31 viajes que realizaron al exterior durante esos años.

    RETO a Paola Ugaz y a su sociedad conyugal para que presenten los estados de cuenta de todas las tarjetas de crédito que han empleado durante el período 2013 a 2021 para que se conozca sus movimientos en materia de créditos de consumo, así como los depósitos a las cuentas de abono asociadas a éstas para determinar si tales tarjetas de crédito fueron empleadas como tarjetas de débito.

    RETO a Paola Ugaz para que presente todos los estados de cuenta de la tarjeta expedida por el Banco Pichincha en el 2019; y, respecto a la cual ella ha negado enfáticamente mantener algún tipo de cuenta con dicho banco.

    RETO a Paola Ugaz y a su sociedad conyugal para que expliquen por qué los servicios brindados por la primera a ESSALUD durante el período 2019-2020 fueron facturados a través de Yachay Productions SAC y no por “La Pao” como corresponde; o, en todo caso presentar los comprobantes de pago de fecha cierta expedidos por la segunda a la primera por concepto de los servicios brindados por Ugaz Cruz a ESSALUD.

    RETO a Paola Ugaz para que, como lo ha hecho la señorita Marisa Glave Remy con la dignidad y transparencia que la caracteriza, se ponga a disposición de los fiscales del “Equipo Especial Lava Jato” que dirige el Doctor Rafael Vela Barba y, solicitando el levantamiento de sus secretos bancario, tributario y de comunicaciones –tal como lo ofreció durante cierta investigación iniciada por el diario “Expreso”– pueda ser investigada transparentemente por las autoridades competentes, como lo serían el Ministerio Público, la SUNAT, la UIF y las Procuradorías del Estado; y, a la luz de la verdad pueda determinarse si “La Pao” verdaderamente ejerce el oficio de periodista o el oficio de operadora política, posibilidad que no debe ser descartada. Señora Ugaz, ante “las pajas” infundadas, que sin mayor prueba alguna usted dice “haber mirado en mis ojos”, estos son algunos de los RETOS que le formulo para que se libere de “las vigas que usted tiene en los suyos”.

    Señora Ugaz, como apreciará no necesito perder mi tiempo ante el Poder Judicial con estériles demandas y/o denuncias “gastando pólvora en gallinazo” como reza el refrán; prefiriendo que sea el público –por ser usted un referente y personaje de interés– el que, ante la evidencia, producto de una investigación seria y minuciosa, sea quien la juzgue y emita su veredicto respecto a su carácter y credibilidad.

    Redactada la presente nota periodística por quien la suscribe, en la Ciudad de Lima, el día 26 de enero de 2021

    Edgardo José Palomino Martínez

    DNI N° 09018093

    El ciudadano vigilante

    ACUSO, acuso recibo de las falsas imputaciones que Paola Ugaz Cruz ha realizado contra el suscrito en sendas entrevistas que ha concedido a el Diario “El Comercio”, a Jaime Chincha en RPP, así como en otros medios –nacionales y extranjeros–, con las que pretendería vincularme a cierta comunidad religiosa que supuestamente estaría “conspirando” contra ella a los fines de impedir la publicación de cierto libro sobre las finanzas de la mencionada comunidad.

    ACUSO que Paola Ugaz -con quienes la defienden y respaldan- habría creado esta suerte de “teoría de conspiración” de persecución periodística y judicial para victimizarse ante las demandas de difamación de las que ha sido y es objeto; demandas que se vienen produciendo porque Ugaz Cruz habría difundido, en medios de comunicación y redes sociales, imputaciones infundadas contra todos aquellos que le hemos salido al paso cuestionando la integridad moral de su carácter y la veracidad de publicaciones tendenciosas que habría realizado en el pasado; y, que hoy en día viene demostrándose que serían tergiversaciones producto de la manipulación de los hechos -y, ¿por qué no?, sazonadas con fantasías productos de la imaginación de la periodista de oficio-.

    Quien firma esta nota –de cara a las publicaciones que he realizado con relación a los resultados de la investigación que vengo realizando sobre la corrupta administración de la MML por Susana Villarán y la vinculación de “La Pao” con ésta– ya se acostumbró al silencio sepulcral de Ugaz Cruz ante evidencias que se ponen a disposición del público debidamente soportadas por información publica expedida por entidades del Estado; como también ya se acostumbró a los insultos y ofensas proferidos por su “caja de resonancia” Pedro Salinas, como a la tergiversación de la verdad que publican “sus amigos” de El Comercio –dicho sea de paso, ¿cuándo este diario responderá mi carta notarial de enero de 2020 solicitando la rectificación de falsas imputaciones publicadas en diciembre de 2019? –, y, finalmente, a las veladas amenazas del IDL-R de “amordazarme” vía acciones penales, acciones constitucionales de garantía y, finalmente, -la que más gracia me causa- acusarme de terrorista.

    No existe fundamento de hecho o de derecho para que la “sufriente” Pao me vincule al caso judicial que Luciano Revoredo ha promovido en su contra por difamación. No conozco a Luciano Revoredo ni en “pelea de perros”; y, las investigaciones que él realiza por su lado, en nada se vinculan con las mías relativas a la participación de Ugaz Cruz en la corrupta administración edil de Susana Villarán; donde “La Pao” no es “la estrella” de la historia, condición que pretende arrogarse, sino un personaje de reparto.

    ACUSO por ello a Paola Margot Ugaz Cruz de manipular los hechos con el presunto fin de crear a su favor una aparente situación de persecución periodística y judicial para, victimizándose, obtener la lástima del público y su compasión, posiblemente para lograr la impunidad de los ilícitos en los que habría incurrido en los últimos años, por lo menos, desde diciembre del 2012 hasta la fecha.

    No soy de aquellas personas que gusta de perder su tiempo –o como reza el refrán criollo de “gastar pólvora en gallinazo”– entablando procesos judiciales por la presunta comisión de los delitos de difamación o de injuria o de falsedad; o, de todos ellos en conjunto.

    Prefiero someter al juicio de la opinión pública las conductas de los detractores de mis artículos y crónicas, de quienes me ofenden e insultan, de quienes guardarían silencio ante verdades evidentes y crean distracciones para ocultarlas, de aquellos que actuarían con cobardía y son incapaces de reconocer sus errores y rectificarse.

    Por ello hoy, en esta crónica, RETO a Paola Margot Ugaz Cruz para que pruebe, más allá de cualquier duda razonable, las inexactitudes –por decir lo menos– con las que se ha referido a mí en la prensa escrita y en la televisión. La RETO también a que se pronuncie y desmienta, con pruebas, los resultados de mis investigaciones publicadas por el “Diario La Razón”, el que considero “mi casa periodística”.

    POR TANTO: comenzando por las últimas declaraciones –e insinuaciones– que ha dado a “El Comercio” y a “RPP” entre otros medios de prensa y presentando las pruebas que así lo acrediten:

    RETO a Paola Ugaz a que demuestre que soy columnista de LaAbeja.pe, porque yo sólo publico mis crónicas y artículos en el “Diario La Razón”.

    RETO a Paola Ugaz a que demuestre a que conozco y/o mantengo algún tipo de relación con Luciano Revoredo.

    RETO a Paola Ugaz a que demuestre que soy parte de una conspiración en su contra supuestamente dirigida por –y/o que mantengo alguna conexión o vinculación con– el Sodalicio de Vida Cristiana.

    RETO a Paola Ugaz a que demuestre que más allá de haber sido un invitado por Solidaridad Nacional a participar en las elecciones congresales de 2020, soy parte de dicho partido o mantengo algún vínculo y/o conexión con el señor Rafael López de Aliaga.

    RETO a Paola Ugaz a que demuestre que he presentado más de 7 demandas y apelaciones ante el “Equipo Especial” que dirige Rafael Vela [Caso Lava Jato] para que la incluyan como parte de la presunta organización criminal de Susana Villarán; porque hasta donde yo recuerdo sólo he presentado una denuncia –y, accesoriamente, una ampliación de denuncia contra ella–; pues las quejas por violación al debido proceso han estado dirigidas contra los fiscales que han tenido a su cargo el manejo del caso.

    CONTINUANDO: sobre la base de los resultados de la investigación que he realizado sobre la corrupción al interior de la MML durante el período comprendido entre enero de 2011 y diciembre de 2013; y, con las pruebas correspondientes:

    RETO a Paola Ugaz, toda vez que su legajo laboral de manera “misteriosa” ha sido extraviado en la MML, a que presente el CAS que suscribió con la corrupta administración edil de Susana Villarán; y así lleguemos a conocer los términos de su contratación por la MML de Villarán.

    RETO a Paola Ugaz para que describa con lujo de detalles todas y cada una de las acciones y actividades que realizó para la administración edil de Susana Villarán entre diciembre de 2012 y enero de 2014, dado que su cargo dependía directamente de la Oficina de la Alcaldía; o sea, de Villarán de la Puente.

    RETO a Paola Ugaz para que señale cual fue el rol que cumplió para Susana Villarán durante la “Campaña por el NO” y que no era posible que conociera de los sobornos pagados por OAS y Odebrecht. RETO a Paola Ugaz para que presente las autorizaciones de ausencia, que le debieron ser otorgadas expresamente conforme a Ley, para que durante el período 2013-2014 que laboró para la MML –según lo ha declarado en su cuenta LinkedIn– se ausente durante el año 2013 de su centro de labores del 13 al 17 de mayo; del 26 al 21 de mayo; del 3 de julio al 4 de agosto; del 17 al 30 de noviembre; del 25 al 30 de diciembre; y, del 9 de enero al 13 de enero de 2014.

    RETO a Paola Ugaz para que informe al detalle por qué y para qué fines de la MML realizó los viajes antes mencionados.

    RETO a Paola Ugaz para que señale si dichos viajes fueron con o sin goce de haberes; y, si los gastos de viaje fueron asumidos por la MML o por ella.

    RETO a Paola Ugaz para que aclare las declaraciones de Freddy Chirinos respecto al pago de la coima que, en representación Graña y Montero, realizó a favor de José Miguel Castro Gamarra; y en las que éste habría deslizado que ella estuvo presente.

    RETO a Paola Ugaz para que diga, dada la estrecha relación que él dice que tienen –mismos Batman y Robin–, si su “socio periodístico”, Pedro Eduardo Salinas Chacaltana –accionista de CHISAC con poderes omnímodos–, conoció de la coima que Freddy Chirinos pagó por Graña y Montero a través de CHISAC.

    ASIMISMO: con relación a sus finanzas y patrimonio, en función a la información que la SBS pone a disposición del público; y, con las pruebas correspondientes:

    RETO a Paola Ugaz y a su sociedad conyugal para que, conforme al Artículo 222° de la Ley General del Sistema Financiero – Ley N° 26702, acrediten su capacidad económica para solventar el endeudamiento que mantienen con las Empresas del Sistema ascendente a S/. 1,311,722.88 (Un Millón Trecientos Once Mil Setecientos Veintidós y 88/100 Soles) a noviembre de 2020.

    RETO a Paola Ugaz y a su sociedad conyugal para que acrediten, con la presentación de las Declaraciones Juradas del Impuesto a la Renta de los años fiscales de 2013 a 2019 y otros documentos pertinentes, los ingresos que han tenido para solventar durante el período indicado sus gastos de vida, ASÍ COMO su presupuesto familiar que cubre los rubros de vivienda urbana principal, propios de una casa-habitación como la que ellos tienen; educación y manutención de menores; salud; alimentación; esparcimiento familiar; movilización y transporte; mantenimiento y sostenimiento del terreno de Mala; y, reservas y otros conceptos diversos; y a ello adicionar el pago del servicio de las deudas que mantienen con las Empresas del Sistema Financiero Nacional.

    RETO a Paola Ugaz y a su sociedad conyugal para que desmientan la declaración jurada de Pedro Salinas ante la Policía de Mala en virtud de la cual éste asegura que “La Pao” tiene un terreno colindante al suyo en dicha localidad.

    RETO a Paola Ugaz y a su sociedad conyugal para que presenten copia del contrato de hipoteca que habrían suscrito con Interbank supuestamente para respaldar una deuda cuyo desembolso original se estima que habría ascendido a US$220.000.00; y, que el propio banco declara que no está inscrito, por lo que la garantía es inexistente.

    RETO a Paola Ugaz y a su sociedad conyugal para que acrediten cual habría sido la garantía que habrían otorgado en sustitución de la hipoteca no inscrita arriba mencionada a los fines de que el Interbank proceda al desembolso del crédito aludido.

    RETO a Paola Ugaz y a su sociedad conyugal para que demuestren como solventaron los viajes que durante el período 2014 a 2020 realizaron a diversos países latinoamericanos, a los Estados Unidos de Norteamérica y a Europa, y que, de acuerdo a las metodologías empleada por la SUNAT, ascenderían en conjunto a una suma mínima estimada de US$216,000.00.

    RETO a Paola Ugaz y a su sociedad conyugal para que presenten al público los respectivos pasaportes que emplearon durante el período 2013 a 2014 para conocer con precisión los países que visitaron durante dicho período durante los 20 a 31 viajes que realizaron al exterior durante esos años.

    RETO a Paola Ugaz y a su sociedad conyugal para que presenten los estados de cuenta de todas las tarjetas de crédito que han empleado durante el período 2013 a 2021 para que se conozca sus movimientos en materia de créditos de consumo, así como los depósitos a las cuentas de abono asociadas a éstas para determinar si tales tarjetas de crédito fueron empleadas como tarjetas de débito.

    RETO a Paola Ugaz para que presente todos los estados de cuenta de la tarjeta expedida por el Banco Pichincha en el 2019; y, respecto a la cual ella ha negado enfáticamente mantener algún tipo de cuenta con dicho banco.

    RETO a Paola Ugaz y a su sociedad conyugal para que expliquen por qué los servicios brindados por la primera a ESSALUD durante el período 2019-2020 fueron facturados a través de Yachay Productions SAC y no por “La Pao” como corresponde; o, en todo caso presentar los comprobantes de pago de fecha cierta expedidos por la segunda a la primera por concepto de los servicios brindados por Ugaz Cruz a ESSALUD.

    RETO a Paola Ugaz para que, como lo ha hecho la señorita Marisa Glave Remy con la dignidad y transparencia que la caracteriza, se ponga a disposición de los fiscales del “Equipo Especial Lava Jato” que dirige el Doctor Rafael Vela Barba y, solicitando el levantamiento de sus secretos bancario, tributario y de comunicaciones –tal como lo ofreció durante cierta investigación iniciada por el diario “Expreso”– pueda ser investigada transparentemente por las autoridades competentes, como lo serían el Ministerio Público, la SUNAT, la UIF y las Procuradorías del Estado; y, a la luz de la verdad pueda determinarse si “La Pao” verdaderamente ejerce el oficio de periodista o el oficio de operadora política, posibilidad que no debe ser descartada. Señora Ugaz, ante “las pajas” infundadas, que sin mayor prueba alguna usted dice “haber mirado en mis ojos”, estos son algunos de los RETOS que le formulo para que se libere de “las vigas que usted tiene en los suyos”.

    Señora Ugaz, como apreciará no necesito perder mi tiempo ante el Poder Judicial con estériles demandas y/o denuncias “gastando pólvora en gallinazo” como reza el refrán; prefiriendo que sea el público –por ser usted un referente y personaje de interés– el que, ante la evidencia, producto de una investigación seria y minuciosa, sea quien la juzgue y emita su veredicto respecto a su carácter y credibilidad.

    Redactada la presente nota periodística por quien la suscribe, en la Ciudad de Lima, el día 26 de enero de 2021

    Edgardo José Palomino Martínez

    DNI N° 09018093

    Más recientes