16.6 C
Lima
Martes, Noviembre 24, 2020

Advierten responsabilidad penal en 16 funcionarios por caso Swing

Contraloría pone al descubierto pagos por s/155,400

La Contraloría General de la República evidenció que el Ministerio de Cultura efectuó pagos indebidos por el monto de S/ 155 400.00 al compositor Richard Cisneros, también conocido como Richard Swing, quien fue el único proveedor pese a que no contaba con la especialidad, el perfil ni la experiencia debida para la ejecución de actividades motivacionales y otros servicios desde el 2018 al 2020.

Asimismo, se identificó presunta responsabilidad penal y/o administrativa en 16 funcionarios y servidores públicos de la mencionada entidad por hechos irregulares que beneficiaron indebidamente al proveedor, afectando la transparencia de las contrataciones del Estado, así como la finalidad pública prevista.

Por los hechos detectados que forman parte del informe de control, la Contraloría recomendó al Procurador Público del Ministerio de Cultura iniciar las acciones legales penales contra los funcionarios y servidores públicos involucrados en los hechos; y al titular de la entidad disponer el inicio de las acciones administrativas para el deslinde de las responsabilidades que correspondan.

El informe también será puesto de conocimiento del Ministerio Público.

De acuerdo al Informe de Control Específico, el Ministerio de Cultura contrató al proveedor Richard Cisneros Carballido a través de nueve órdenes de servicios por la suma total de S/ 177 400.00. Según la comisión de control del OCI del Ministerio de Cultura, las áreas usuarias elaboraron y aprobaron términos de referencia con requisitos que no se adecuaban al objeto de la contratación.

Dentro de las actividades que debió realizar Richard Cisneros fue la elaboración de un directorio de librerías que contenga piezas musicales, con pertinencia cultural. Sin embargo, este requerimiento resultó incongruente porque las actividades que debió efectuar el referido proveedor no guardaba correspondencia con el perfil requerido en el que solo se solicitó “experiencia en la elaboración de eventos, actividades teatrales, musicales o de entretenimiento”, no habiéndose solicitado a un especialista o técnico en música.

Contraloría pone al descubierto pagos por s/155,400

La Contraloría General de la República evidenció que el Ministerio de Cultura efectuó pagos indebidos por el monto de S/ 155 400.00 al compositor Richard Cisneros, también conocido como Richard Swing, quien fue el único proveedor pese a que no contaba con la especialidad, el perfil ni la experiencia debida para la ejecución de actividades motivacionales y otros servicios desde el 2018 al 2020.

Asimismo, se identificó presunta responsabilidad penal y/o administrativa en 16 funcionarios y servidores públicos de la mencionada entidad por hechos irregulares que beneficiaron indebidamente al proveedor, afectando la transparencia de las contrataciones del Estado, así como la finalidad pública prevista.

Por los hechos detectados que forman parte del informe de control, la Contraloría recomendó al Procurador Público del Ministerio de Cultura iniciar las acciones legales penales contra los funcionarios y servidores públicos involucrados en los hechos; y al titular de la entidad disponer el inicio de las acciones administrativas para el deslinde de las responsabilidades que correspondan.

El informe también será puesto de conocimiento del Ministerio Público.

De acuerdo al Informe de Control Específico, el Ministerio de Cultura contrató al proveedor Richard Cisneros Carballido a través de nueve órdenes de servicios por la suma total de S/ 177 400.00. Según la comisión de control del OCI del Ministerio de Cultura, las áreas usuarias elaboraron y aprobaron términos de referencia con requisitos que no se adecuaban al objeto de la contratación.

Dentro de las actividades que debió realizar Richard Cisneros fue la elaboración de un directorio de librerías que contenga piezas musicales, con pertinencia cultural. Sin embargo, este requerimiento resultó incongruente porque las actividades que debió efectuar el referido proveedor no guardaba correspondencia con el perfil requerido en el que solo se solicitó “experiencia en la elaboración de eventos, actividades teatrales, musicales o de entretenimiento”, no habiéndose solicitado a un especialista o técnico en música.

Más recientes