“Antes que cambiar la Constitución el Gobierno debe ganar legitimidad”

Ernesto Álvarez Miranda, expresidente del TC, señala que tendría que existir una nueva clase política y no una con resquicios de odio y desprecio

por | Nov 28, 2020 | Sin categoría

Ernesto Álvarez Miranda, expresidente del TC, señala que tendría que existir una nueva clase política y no una con resquicios de odio y desprecio

Por: Roberto Sánchez R.

Para el ex presidente del Tribunal Constitucional, Ernesto Álvarez Miranda, sería el peor momento para buscar un cambio constitucional, porque en una coyuntura en la que prevalecen el odio y el enfrentamiento no es propicio para hacer una nueva Carta Magna, porque la política y los que la ejercen en el país han perdido legitimidad. Por ello comentó que este Gobierno debe procurar ganar legitimidad antes de proponer un cambio de la Constitución.

¿Cómo analiza la iniciativa del Presidente Sagasti de sostener diálogos para un cambio constitucional?

Cambiar la Constitución en este momento en que la política peruana está deslegitimada sería un error, donde la mayoría de peruanos no aprecia ni valora la actividad política y menos a quienes la ejercen, porque vemos que ha prevalecido el odio y la confrontación. Entonces, sería el peor momento para pensar en hacer una nueva Constitución. Tendría que existir una nueva clase política y no una con resquicios de odio, de intolerancia y desprecio por el que no piensa igual.

¿Cuál sería el escenario más fértil para procurar el cambio de la Constitución?

Las constituciones aparecen esencialmente en escenarios propicios como la del 79, en momentos en que todas las fuerzas políticas importantes de izquierda, centro o de derecha, se unen y agotan una etapa y buscan redactar un nuevo proyecto social, mediante un pacto político para profundizar la democracia y asegurar un manejo económico serio. Este Gobierno lo primero que debe hacer es ganar legitimidad abrigando la imparcialidad de las elecciones de abril próximo.

¿Cree que la coyuntura que se vivió antes de la Asamblea Constituyente era distinta a la que existe ahora?

Este momento es opuesto a 1977, cuando la dictadura militar estaba de salida. Pues en ese momento, incluso había acuerdos y la necesidad de mayor democracia en el Perú, mientras que ahora es lo contrario, porque prevalece el odio y el enfrentamiento, la destrucción del adversario, es decir, no ganarle con argumentos sino destruirlo. Entonces, es el peor momento para pensar en una nueva Constitución, porque no sería un pacto político y social a futuro.

¿Sería la consolidación del triunfo de la izquierda en los países de la región?

Dentro de la Franquicia Bolivariana que se ha sucedido en toda Latinoamérica, se busca una nueva Constitución a la medida, la que sería básicamente el triunfo de la izquierda sobre todos los demás pensamientos, pues quieren hacer una nueva Constitución que consolide su triunfo, que no ha sido en las urnas, que no ha sido un triunfo democrático, ha sido un triunfo logrado mediante la manipulación de los medios de comunicación, las ONG, algunas universidades que aspiran a servir de sustitutos para los votos que no tienen.

¿Y el TC ha obrado bien ante la resolución de la demanda competencial que enfrentó al Ejecutivo con el Legislativo?

La declaratoria de improcedencia de la demanda significa que el acto administrativo y político sustentado en la Constitución, ha sido convalidado, porque hay que tener en cuenta que toda ley y acto político se considera constitucional cuando goza de la presunción de constitucionalidad y mientras no se señale lo contrario. Es decir, la vacancia de Vizcarra ha quedado constitucionalizada, porque en el TC no existen pronunciamientos en contra.

¿La renuncia del ex Presidente Manuel Merino responde a un vizcarrismo obsecuente, ultra izquierdista enceguecido?

La caída de Merino obedece a unas circunstancias cercanas a la sedición, porque ha sido fruto de la cizaña de personas idealistas, simpatizantes de un Martín Vizcarra que manejaba muy bien los gestos políticos a través de los medios de comunicación afines. El Congreso se apresuró en vacarlo. La forma fue constitucional pero políticamente apresurada, porque la opinión pública que no lee noticias, no sabía de qué se le acusaba a Vizcarra, porque la información no llegó, pues la prensa adicta no lo denunciaba.

¿Considera un error político del Congreso haber vacado a Vizcarra de manera precipitada?

Vacar a Vizcarra en estas circunstancias fue un error político del Congreso, por eso la gente ha salido a expresar su protesta en forma legítima y lo que hoy tenemos es el triunfo de la izquierda sobre los votos. Este Gobierno es fruto de una expresión minoritaria de las masas, no es expresión de los votos. Por ello, el presidente Sagasti debe abocarse en combatir la pandemia, el manejo serio de la economía y hacer elecciones imparciales.

¿Qué piensa que tanto Palacio de Gobierno como el Congreso sean presididos por la izquierda minoritaria de un Congreso complementario?

El azar del destino llevó a Manuel Merino a la Presidencia del Perú. Hay que tener en cuenta que los que están jugando el partido oficial (en el Gobierno) en este momento son los suplentes y no los titulares, además diría la clase política está herida, porque ha perdido legitimidad. ¿Quién haría una nueva Constitución o la redactaría si no tiene legitimidad? Hay que tener legitimidad para tocar el estamento de una Constitución Política de un país.