More

    Boda covid evangélica es intervenida por grupo Terna

    Los asistentes de la boda no portaban mascarillas y causaban aglomeraciones dentro del local.

    EL gobierno ha ampliado las medidas de bioseguridad a favor de contrarrestar la segunda ola de la COVID-19. Sin embargo, aún hay personas que hacen caso omiso a estas normas. Personal del grupo Terna, el domingo 17 de enero, de la comisaría de Huancayo y la Unidad de Servicios Especiales (USE) de la Policía Nacional del Perú, intervino rápidamente el local Paraíso Yanama, donde se llevaba a cabo una boda.

    Los asistentes no portaban mascarillas y causaban aglomeraciones dentro del local, además se pudo constatar que pertenecían a la comunidad evangélica. Había sillas distribuidas a un metro de distancia cada una, pero esto no hacía la diferencia. En total hubo 63 detenidos, entre adultos y menores, quienes fueron trasladados a la dependencia policial local para la imposición de las sanciones correspondientes.

    La PNP recalcó que todas las actividades sociales, recreativas, culturales y religiosas que impliquen la aglomeración o concurrencia masiva de personas, tanto en locales cerrados, abiertos o en la vía pública, están prohibidas por el gobierno y en caso se realicen, serán detenidas las personas que estén presentes y posteriormente llevadas a la comisaría más cercana para imponerles una multa.

    Los asistentes de la boda no portaban mascarillas y causaban aglomeraciones dentro del local.

    EL gobierno ha ampliado las medidas de bioseguridad a favor de contrarrestar la segunda ola de la COVID-19. Sin embargo, aún hay personas que hacen caso omiso a estas normas. Personal del grupo Terna, el domingo 17 de enero, de la comisaría de Huancayo y la Unidad de Servicios Especiales (USE) de la Policía Nacional del Perú, intervino rápidamente el local Paraíso Yanama, donde se llevaba a cabo una boda.

    Los asistentes no portaban mascarillas y causaban aglomeraciones dentro del local, además se pudo constatar que pertenecían a la comunidad evangélica. Había sillas distribuidas a un metro de distancia cada una, pero esto no hacía la diferencia. En total hubo 63 detenidos, entre adultos y menores, quienes fueron trasladados a la dependencia policial local para la imposición de las sanciones correspondientes.

    La PNP recalcó que todas las actividades sociales, recreativas, culturales y religiosas que impliquen la aglomeración o concurrencia masiva de personas, tanto en locales cerrados, abiertos o en la vía pública, están prohibidas por el gobierno y en caso se realicen, serán detenidas las personas que estén presentes y posteriormente llevadas a la comisaría más cercana para imponerles una multa.

    Más recientes