Bomberos confirman muerte de menor de 2 años que cayó a pozo

0
86
menor

Hueco de 30 centímetros y con más de 51 metros de profundidad hizo que el acceso al menor, para intentar salvarlo, sea imposible

Trágico y desgarrador. Tras una lucha incesante, el ruego de los padres y la ayuda de los miembros de bomberos y la PNP, al promediar las 8 de la noche se confirmó la muerte del menor de sólo 2 años de edad, quien cayó en un pozo esta tarde mientras paseaba por el parque en el Cercado de Lima.

Las cámaras ópticas y los equipos de sonido usados por los bomberos para rescatar al menor de dos años que cayó a un pozo en un parque indican que el pequeño se encontraría  ya sin vida.

Así lo informó esta noche el comandante general del Cuerpo de Bomberos, Larry Lynch, al señalar que el menor habría muerto ahogado en el pozo de 51 metros de profundidad, en cuyo fondo hay agua a una altura de metro y medio.

“Hemos bajado cámaras ópticas y equipos de sonido de alta tecnología, son equipos usados en rescate de estructuras colapsadas. Esas cámaras nos han mostrado el cuerpo del niño que está bajo el agua. La presunción es que falleció ahogado”, dijo Lynch.

El jefe de los Bomberos señaló que el menor cayó al pozo alrededor de las 2.30 de la tarde y que los hombres de rojo, conjuntamente con agentes de la Policía Nacional, iniciaron la difícil tarea del rescate media hora después ante el desconcierto y desesperación de los padres.

Lo que corresponde ahora, dijo, es la recuperación del cuerpo, que será difícil porque el diámetro del pozo es de 30 centímetros; “aún así el rescatista baje con oxígeno, será complicado”. Por ello, evalúan cavar otro pozo paralelo y perforar cuando se encuentren a altura de la zona con agua.

El suceso ocurrió cuando el menor paseaba con sus padres en un parque de la calle Arturo Castillo, cerca de la avenida Argentina, en la urbanización Roma, Cercado de Lima. Al parecer, había una tapa oculta bajo la tierra y el pasto y cedió cuando el pequeño pasó por encima.

Durante el rescate, bomberos y policías intentaron hacer llegar oxígeno al menor, mientras una máquina retroexcavadora removía la tierra para facilitarles el ingreso.