Caos total en los paraderos tras fin de la cuarentena

0
81

Pasajeros se aglomeraron en distintos puntos de la ciudad y no respetaron el distanciamiento social

Gran aglomeración de personas se registró desde las primeras de ayer en diversos paraderos de la capital, tras la orden del Gobierno de culminar la cuarentena total para dar paso a una focalizada, con el fin de la actividad económica después de tres meses de confinamiento social por la pandemia del Covid-19.

A pesar a las advertencias dadas por el Ministerio de Salud (Minsa) y el propio presidente de la república, Martín Vizcarra, para evitar contagios de la enfermedad, un gran sector de la población salió a las calles y no respetó las medidas básicas sanitarias.

En Puente Nuevo, en el distrito de El Agustino, muchas personas se aglomeraron en los paraderos para subir a los vehículos de transporte público. Ante esta situación, agentes de la Policía Nacional y personal de la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU) llegó al lugar para que se respete el distanciamiento social a fin de evitar la propagación del COVID-19. Además, algunos conductores fueron multados, debido a que trasladaba a personas paradas, pese a estar prohibido.

Una similar situación se vivió debajo del puente Atocongo, San Juan de Miraflores, donde una gran cantidad de personas se concentró para esperar los buses y aprovecharon para expresar su molestia debido a que había pocas unidades de transporte urbano.

METRO DE LIMA

En todas las estaciones del Metro de Lima como Bayóvar, La Cultura, Atocongo, entre otras también se registraron largas colas de usuarios, que se extendían hasta por 10 cuadras. Además, algunas personas no respetaban el distanciamiento social y tampoco cumplían con el correcto uso de la mascarilla. Las personas se quejaron debido a que tenían dos horas esperando para ingresar a la estación.

METROPOLITANO 

Un gran número de pasajeros llegó a las diversas estaciones del Metropolitano donde se registraron aglomeraciones ante la cantidad de usuarios. En la estación Naranjal se formaron largas colas, donde el personal del servicio del transporte trató de controlar la situación.