Carnecitas (25/06/2020) Pobladores achuar de Andoas

0
1404

Mortandad por covid amenaza a Andoas / Un total de siete comunidades de las etnias achuar y quichuas de Andoas, uno de los 6 distritos de la Provincia de Datem del Marañón (Loreto), enfrentan en estos momentos un violento sorpresivo brote de coranovirus, que ha contagiado hasta el momento a más de la mitad de sus 13 mil pobladores y para colmo de males una misión del MINSA que debió arribar el martes 23, suspendió su viaje dejándolos a merced de una incertidumbre total.

Llamado a PerúPetro

Sus apus Anderson Chino Chino y Elmer Saldaña reportaron el primer fallecimiento de un morador y llamaron los gobiernos central y regional a activar de inmediato una misión de médicos y medicinas para evitar una mortandad y de manera particular pidieron a Daniel Hokama, gerente de PerúPetro, e Iván Arévalo, gerente de Frontera Energy,  que opera el Lote 192, para que este ponga disposición su planta de oxígeno para auxiliar a los enfermos.

Planta inactiva

La planta de oxígeno, refirieron Chino y Saldaña, localizada en la base de Shiviyau (Andoas), donde opera Frontera Energy, tiene una capacidad de producción de 30 balones de oxígeno diarios. En este momento está inactiva y debe ser puesta en operaciones de inmediato para auxiliar a los pobladores infectados de las comunidades nativas de Los Jardines, Capahuari, Porvenir, Andoas viejo, Andoas Nuevo, Alianza Cristiana, capital del distrito y José Olaya.

No tienen médico

Las comunidades achuar y quichuas del distrito de Andoas, a los que se llega a través del río Pastaza, en un viaje de 12 horas en lancha desde Nauta (Loreto), no han recibido ningún tipo de bono ni canastas de alimentos durante los 100 días del Estado de Emergencia  que vive el país. Solo hay una posta de salud en Alianza Cristiana para las 7 comunidades, pero carece de médico, pruebas rápidas y moleculares. “Solo tenemos un balón de oxígeno”, dijeron.

Un paso en falso

Si bien es cierto que poner en vereda a las clínicas privadas por sus abultados y abusivos cobros a los pacientes de covid, es un reclamo generalizado de los sectores populares, según el jurista Luciano López, podría resultar más caro la lavada que la camisa, porque el artículo 70 de la Constitución invocado por el presidente Vizcarra, autoriza la expropiación, en este caso de las clínicas, lo que significaría disponer de una fortuna para pagar las expropiaciones.

Regular el mercado

Por su parte, el jurista Juan Peña Flores, advirtió que a su criterio el presidente Vizcarra habría sido mal orientado por sus asesores, porque a su criterio correspondía invocar los artículos 60 y 65 de la Carta Magna, que cautelan la economía de mercado que rige en el país, y en este caso, dijo, lo que cabe es insistir en la regulación no solo del protagonismo de las clínicas privadas, sino también del mercado de medicamentos necesarios para tratar el covid.

El “Ángel del Oxígeno”

El titular del Minsa, Víctor Zamora, ha secundado sin reservas la posición del presidente Vizcarra en relación a las clínicas privada, más aún expresó su indignación por el afán de lucro de estas empresas y las instó  a emular las acciones solidarias del empresario Luis Barsallo, bautizado en las redes sociales como el ‘Ángel del oxígeno’, quien optó por vender el oxígeno a 15 soles el metro cúbico, poniéndolo al alcance de los pacientes pobres afectados por el covid.

Redes lo comparan

En las redes sociales, la medida del presidente Vizcarra de “pararle los machos” a las clínicas privadas ha sido aplaudida sin reservas y algunos la han comparado con la reciente decisión del presidente de Irlanda, Michael Daniel Higgins, del Partido Laborista  inglés, quién dispuso el control absoluto de las clínicas privadas mientras dure la pandemia, y con la del presidente de Chile, Sebastián Piñera, que pasó los respiradores mecánicos al control absoluto del gobierno.

Más “perlas”

Al destape escandaloso de los otorgamientos bambas de licenciamientos dispuestos por el exjefe del SUNEDU y actual ministro de Educación, Martín Benavides, en favor de la Universidad Tecnológica del Perú (UTP) y de la Universidad Peruano-Alemán, para funcionar en Ica y Lima, respectivamente, sin tener locales propios, se añade la designación de directores de nivel del MINEDU que no tendrían las suficientes calificaciones profesionales.

Socios de Benavides

Ellos son Sandro Parodi Sifuentes, viceministro de Gestión Institucional que se presenta en las redes sociales como economista, cuando en la práctica es bachiller en economía, e igualmente el mismo caso sería el de Cristián Albert Pacheco Castillo, actual director de educación técnico productiva y tecnológica y artística, y de Jorge Mori Valenzuela, director general  de Educación Superior Universitaria, que no es educador sino abogado graduado recién hace 3 años.