More

    Cavani acaba el sueño del Granada

    Edinson Cavani abortó cualquier opción de remontada. Asimismo, el Granada acabó sentenciado con un gol en propia de Vallejo en el descuento

    En la previa del partido, el técnico del Manchester United conformó su ataque con Bruno Fernandes (Mata, M.73), Pogba y Cavani. Además, Solskjaer formó su mediocampo con Matic, Fred y Greenwood. En cambio, el entrenador del Granada decidió atacar con Montoro, Kenedy y Soldado.

    En la primera parte, Paul Pogba convirtió una asistencia para Cavani y el uruguayo remató con acierto para inaugurar el marcador, añadiendo un cazo más de épica a la remontada de los andaluces. Luego, las huestes de Diego Martínez apretaron los dientes, invocando el carácter indomable de este equipo y se lanzaron a por el gol. Sin embargo, los disparos no terminaron superando a De Gea por pocos centímetros.

    En la segunda parte, el Granada salió de los vestuarios dispuesto a plantar batalla hasta el final. Por ello, la visita creó acercamientos con peligro, algo que también hizo el United, en un intercambio de golpes sin efectos en el resultado. Una y otra vez, los ataques  se topaban con un muro rojo.

    Por último, el tanto final del Manchester marcado por Vallejo en propia puerta le iba a restar ni un ápice de valor y que siempre será recordado por todo el granadinismo. Se despidió con lucha los españoles. La remontada ya era una misión imposible.

    Edinson Cavani abortó cualquier opción de remontada. Asimismo, el Granada acabó sentenciado con un gol en propia de Vallejo en el descuento

    En la previa del partido, el técnico del Manchester United conformó su ataque con Bruno Fernandes (Mata, M.73), Pogba y Cavani. Además, Solskjaer formó su mediocampo con Matic, Fred y Greenwood. En cambio, el entrenador del Granada decidió atacar con Montoro, Kenedy y Soldado.

    En la primera parte, Paul Pogba convirtió una asistencia para Cavani y el uruguayo remató con acierto para inaugurar el marcador, añadiendo un cazo más de épica a la remontada de los andaluces. Luego, las huestes de Diego Martínez apretaron los dientes, invocando el carácter indomable de este equipo y se lanzaron a por el gol. Sin embargo, los disparos no terminaron superando a De Gea por pocos centímetros.

    En la segunda parte, el Granada salió de los vestuarios dispuesto a plantar batalla hasta el final. Por ello, la visita creó acercamientos con peligro, algo que también hizo el United, en un intercambio de golpes sin efectos en el resultado. Una y otra vez, los ataques  se topaban con un muro rojo.

    Por último, el tanto final del Manchester marcado por Vallejo en propia puerta le iba a restar ni un ápice de valor y que siempre será recordado por todo el granadinismo. Se despidió con lucha los españoles. La remontada ya era una misión imposible.

    Más recientes