Cerrón acusó a Castillo de colocar a ministros cuestionados

Historia secreta de una bronca en casa del ministro de Justicia

Historia secreta de una bronca en casa del ministro de Justicia

A fines de agosto, la casa del ministro de Justicia, Aníbal Torres, fue escenario de un áspero enfrentamiento entre Pedro Castillo y Vladimir Cerrón.

Según varias fuentes, el jefe de Estado, acompañado de Francisco Eguiguren, se mostró de acuerdo con sacar al primer ministro Guido Bellido. Según un testigo, Cerrón cuestionó a los asesores del mandatario.

Castillo y Cerrón tuvieron en la casa del ministro de Justicia, Aníbal Torres, ubicada en la calle Roma, en San Isidro. La reunión presencial fue convocada por Castillo tras varios días sin comunicación con Cerrón y se realizó en medio de un cortocircuito entre ambos por las críticas del exgobernador regional de Junín a la designación de Óscar Maúrtua como canciller.

La cita en la calle Roma fue el sábado 21 de agosto a las 9:30 de la noche. Cerrón llegó acompañado del primer ministro Guido Bellido y del excongresista Roger Nájar, su mano derecha. Castillo, además del anfitrión Aníbal Torres, estaba con Auner Vásquez, jefe del gabinete técnico de la Presidencia, y con el constitucionalista Francisco Eguiguren.

Según uno de los testigos de la reunión, Eguiguren fue el primero en pedir la palabra y habló de la conveniencia de la renuncia de Guido Bellido para que el Gabinete obtenga el voto de confianza en el Congreso. El pedido cayó mal en el núcleo duro del partido del lápiz. Primero, porque era Eguiguren y no el presidente el que ponía las cartas sobre la mesa. Y segundo, porque el exministro de Justicia del gobierno humalista es visto como un infiltrado de los “caviares” por el ala dura de Perú Libre. Eguiguren habría sido convocado por Aníbal Torres.

Con este episodio cobra sentido el tuit de Cerrón, dos días después de la reunión, en el que señala que un exministro de Justicia “ha empezado un sabotaje al premier anhelando ese puesto y dispuesto a conciliar lo que sea”.

Tras el comentario de Eguiguren, Bellido dijo que sólo renunciará al premierato si Perú Libre se lo pide. Cerrón, de acuerdo a las fuentes, comentó que “por ningún motivo” el actual premier debía renunciar, al considerar que eso sería un signo de debilidad frente a la derecha. “La victoria no se puede compartir con los derrotados”, habría dicho también Nájar en su intervención.

En esa reunión, el ala dura de Cerrón le hizo notar al jefe de Estado que el secretario general de Palacio, Bruno Pacheco, no les inspira confianza por su pasado aprista en la universidad Villareal. También pusieron en la mira a Óscar Cabrera, nombrado asesor en Palacio, por ser excandidato de Fuerza Popular al gobierno regional de San Martín, en el 2018.

En la reunión, según revela el portal Sudaca Cerrón dijo que los ministros cuestionados por la oposición son los que ha elegido el presidente de la República, entre ellos Interior, Trabajo, Defensa, y Transportes y Comunicaciones.

 TENSA CONVERSACIÓN

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Aníbal Torres, admitió que tuvo una “conversación tensa” con el secretario general del partido Perú Libre, Vladimir Cerrón, en su casa ubicada en San Isidro.

“[¿Es verdad que en su domicilio de San Isidro tuvo un intercambio fuerte de palabras con Vladimir Cerrón?] Sí, es verdad. Es la primera vez que he hablado frente a frente y le he dado la mano a él”, detalló en declaraciones al portal Epicentro TV.

Fuentes del gobierno señalaron que el titular de Justicia le dijo a Cerrón que era inviable la aplicación de ideario de Perú Libre y le recordó que las elecciones las ganó Pedro Castillo.

Horas más tarde, Aníbal Torres habría sugerido al mandatario la posibilidad de que se separe del secretario general de Perú Libre.

Otras versiones señalan, tras la reunión Cerrón se dio cuenta que la alianza con Pedro Castillo quedó debilitada y que el ministro de Justicia Aníbal Torres sería el emisario de la “izquierda caviar”, que buscaría tumbarse el gabinete de Guido Bellido y que sólo le quedaría al partido Perú Libre, con sus dirigentes y congresistas, mantenerse firmes en su postura ideológica ante una maquinaria de imponer al gobierno de Castillo de una hoja de ruta, a la que consideró una “traición”.

Según las mismas fuentes, Cerrón habría acusado a la izquierda caviar de estar detrás de las diligencias judiciales en su contra, con apoyo de la derecha que perdió las elecciones presidenciales.


Más recientes