More

    Científicos crean filtro de aire que elimina el coronavirus

    Nuevo filtro de aire podría ser utilizando en ambientes cerrados para impedir la transmisión del virus en espacios cerrados como escuelas, oficinas, hospitales o aviones

    Un equipo de científicos de la Universidad de Houston acaba de anunciar la creación de un nuevo filtro de aire que capaz de “atrapar y matar” el coronavirus que ocasiona el covid-19. El desarrollo del trabajo ha sido publicado en la revista Materials Today Physics.

    Los científicos informan que las pruebas realizas en el Laboratorio Nacional de Galveston con una pasada del nuevo filtro fueron positivas eliminando el SARS-Co-2 hasta un 99,8%. El filtro está compuesto de espuma de níquel (material comercializado) calentado a 200 grados. El mismo filtro también acabó con el 99,9% de las esporas de ántrax utilizadas durante las pruebas.

    “Este filtro podría ser útil en aeropuertos y aviones, en edificios de oficinas, escuelas y cruceros para detener la propagación de la COVID-19. Su capacidad para controlar la propagación del virus podría ser muy útil para la sociedad”, explica Zhifeng Ren, uno de los autores de la investigación.

    El científico explica que el desarrollo del proyecto está realizado con colaboración de la empresa Medistar, que se acercó el 31 de marzo en busca de ayuda para el desarrollo del filtro de aire capaz de eliminar el coronavirus.

    Los científicos habían dado a conocer que el virus podía permanecer en el aire durante aproximadamente tres horas, lo que significa que con la nueva creación del filtro se podrá eliminar y evitar posibles contagios.

    Con la activación de las empresas, es de importancia encontrar un sistema capaz de controlar la propagación en espacios cerrados y con aire acondicionado.

    Medistar al saber que el virus no podría sobrevivir a temperaturas superiores a los 70 grados centígrados, con el apoyo del grupo de investigación decidieron crear el filtro a una temperatura mucho más alta hasta llegar a 250 centígrados.

    Según científicos, esta creación podría convertirse en la nueva tecnología de protección contra el aire teniendo el lugar de la primera línea de biodefensa contra la trasmisión del coronavirus en lugares cerrados.

    Nuevo filtro de aire podría ser utilizando en ambientes cerrados para impedir la transmisión del virus en espacios cerrados como escuelas, oficinas, hospitales o aviones

    Un equipo de científicos de la Universidad de Houston acaba de anunciar la creación de un nuevo filtro de aire que capaz de “atrapar y matar” el coronavirus que ocasiona el covid-19. El desarrollo del trabajo ha sido publicado en la revista Materials Today Physics.

    Los científicos informan que las pruebas realizas en el Laboratorio Nacional de Galveston con una pasada del nuevo filtro fueron positivas eliminando el SARS-Co-2 hasta un 99,8%. El filtro está compuesto de espuma de níquel (material comercializado) calentado a 200 grados. El mismo filtro también acabó con el 99,9% de las esporas de ántrax utilizadas durante las pruebas.

    “Este filtro podría ser útil en aeropuertos y aviones, en edificios de oficinas, escuelas y cruceros para detener la propagación de la COVID-19. Su capacidad para controlar la propagación del virus podría ser muy útil para la sociedad”, explica Zhifeng Ren, uno de los autores de la investigación.

    El científico explica que el desarrollo del proyecto está realizado con colaboración de la empresa Medistar, que se acercó el 31 de marzo en busca de ayuda para el desarrollo del filtro de aire capaz de eliminar el coronavirus.

    Los científicos habían dado a conocer que el virus podía permanecer en el aire durante aproximadamente tres horas, lo que significa que con la nueva creación del filtro se podrá eliminar y evitar posibles contagios.

    Con la activación de las empresas, es de importancia encontrar un sistema capaz de controlar la propagación en espacios cerrados y con aire acondicionado.

    Medistar al saber que el virus no podría sobrevivir a temperaturas superiores a los 70 grados centígrados, con el apoyo del grupo de investigación decidieron crear el filtro a una temperatura mucho más alta hasta llegar a 250 centígrados.

    Según científicos, esta creación podría convertirse en la nueva tecnología de protección contra el aire teniendo el lugar de la primera línea de biodefensa contra la trasmisión del coronavirus en lugares cerrados.

    Más recientes