Colombia, tierra querida (VI)

0
55
ALTER B. HIMELFARB W./“El tratado de paz árabe israelí” (VIII)
ALTER B. HIMELFARB W./ “El tratado de paz árabe israelí” (VIII)

POR: ALTER B. HIMELFARB W.
La otra Cara de la moneda: Otro reclamo de la población, se refiere a la falta de protección a líderes sociales y campesinos, indígenas y guerrilleros re-insertados. El Estado Colombiano, con todo su equipo humano, de inteligencia militar, no ha podido descubrir, la$ mano$ negra$ que están detrás de esos asesinatos.

Haciendo una parodia de aquel famoso refrán, diríamos: “Qué es lo que reclamas y te diré quién te va a matar”.

Es muy claro: ¿quiénes están en contra de los que protestan por las impurezas de los nuevos proyectos mineros, que acaban con el agua de corrientes naturales y acaban con la agricultura y con la ecología de la zona?

La población está furibunda, porque durante el 2019, asesinaron a 55 miembros de las Comunidades  Indígenas del Cauca. Y a finales de Octubre del 2019, en menos de 3 días, masacraron a 10.

Esto y mucho más, de muertes violentas, también de sindicalistas, campesinos, ecologistas, desapariciones forzadas, etc., como también miembros de entidades religiosas que defienden a los mencionados.

Prácticamente, desde la llegada a la Presidencia de Iván Duque, por lo menos han asesinado a más de 200 líderes sociales y a más de medio centenar de exguerrilleros de lasFARC.

¿Quiénes están en contra de los que protestan por la deforestación ilegal y por la utilización de tierras, para sembrar matas de coca, amenazando el trabajo agrícola y deteriorando la ecología de la zona?

¿Será que el Estado Colombiano adivinará?

Porque ya, hasta Carteles de México están amenazando al Gobierno colombiano.

¿Quiénes están en contra de la  restitución de tierras? Ahora acontece, que quienes “compraron de buena fe”, (léase ilegalmente) las tierras y tierritas de los desplazados, no quieren perder “$u$ derecho$”.  Pero en cambio, quieren que los desplazados pierdan,  las tierras y tierritas que eran y aún son de de ellos. ¿Habrase visto?

¿Cómo es posible que el tontarrón del expresidente Juan Manuel Santos no le haya exigido a las FARC, antes de firmar el Tratado de Paz (?) y de recibir su “Nobel de Paz”, eliminar las miles de minas “personales” o “quiebra patas”, que dejaron sembradas por todo el territorio nacional y que siguen causando muertes, a pesar de firmar el “Tratado de Paz”? Respuesta: Playas de Varadero, Mojito y Habano.

Por otra parte, entre los reclamos, hay uno injustificado: En noviembre/2019, las Fuerzas Militares bombardearon un campamento guerrillero de las disidencias de las FARC, muriendo entre el grupo, 8 niños. La población hizo tanta presión, condimentándola con “onzas” de “Derechos Humanos”, hasta el punto que hicieron renunciar al Ministro de Defensa colombiano, Guillermo Botero. ¡Error del Gobierno haber aceptado. Muy doloroso, la muerte de los niños pero en un bombardeo contra grupos insurgentes y además “disidentes”, mueren los que estén en ese sitio. No hay justificación que en un campamento de asesinos, haya niños. Realmente, la responsabilidad absoluta es de los guerrilleros que sabían a qué estaban exponiendo a esas criaturas.

LA REBAJA DEL SALARIO MÍNIMO: El salario mínimo o vital en Colombia, está alrededor del millón de pesos, equivalente a US 300.

Los gremios, ANIF, FES, FEDESARROLLO, FENALCO, propusieron que para “reducir el desempleo” se pudiera contratar gente joven entre 18 y 25 años de edad, con el 75% de ese salario, como si no hubiera jóvenes entre esas edades, que ya están con familia. Es absurdo!  Por otra parte se corre un gran riesgo, por cuanto podrían comenzar despidos de trabajadores mayores de los 25, para contratar nuevas promociones con un salario “oficial”, del 75%.

No entendemos como el Gobierno se dejó seducir con esa estupidez. ¿Y qué, si a los trabajadores les sobra “algo de dinero”, para ahorrar?

Al fin y al cabo, aunque parezca paradójico, todos los Gobiernos deberían procurar que sus ciudadanos ahorraran una porción de su salario, mediante una política económica sana, no voraz.

(*) Miembro A.I.E.L.C.