More

    Comerciantes informales volvieron a tomar las calles de Gamarra

    Empresarios piden a las autoridades el desalojo de vendedores ambulantes

    A pesar de que el país aún se encuentra en pleno confinamiento social decretado por la pandemia del coronavirus cientos de comerciantes informales hicieron caso omiso y  volvieron a tomar las calles del emporio de Gamarra, ubicado en el distrito de La Victoria, para ofrecer sus productos e incumpliendo con el protocolo de salubridad por la COVID-19.

    Un informe reveló que, tras dos meses de paralización del sector laboral los vendedores ambulantes prefirieron hacer caso omiso a las restricciones del Ejecutivo y empezaron a generar sus propios ingresos, ocasionando un caos en las pistas del centro comercial.

    En las imágenes se puede observar como a lo largo del Jirón Huánuco, varios vehículos estacionados se convirtieron en tiendas itinerantes para ofrecer diversos productos; uno de los de mayor demanda fue la venta de telas tanto para elaborar mascarillas como para hacer enterizos de protección. En menos de una semana, el stock de telas se agotó tras las compras de los transeúntes.

    Ante esta invasión, los empresarios de Gamarra rechazaron el actuar de los vendedores y aludieron que esto perjudica su imagen. Por ello, pidieron a las autoridades el desalojo de la venta ambulatoria para que el emporio se convierta en un foco de contaminación

    Ellos no son empresarios de Gamarra, son gente irresponsable que está arriesgando su vida, de sus familias y de los clientes que van a comprar. (Las autoridades) tienen que asumir firmemente el rol de los alrededores de Gamarra porque nosotros vamos a regresar con todo lo que nos corresponde y no va a ser justo que protegiendo a nuestra gente, ellos salgan a las calles y se vean contagiados o contaminados”, dijo Susana Saldaña, presidente de la coordinadora de empresarios de Gamarra.

    Empresarios piden a las autoridades el desalojo de vendedores ambulantes

    A pesar de que el país aún se encuentra en pleno confinamiento social decretado por la pandemia del coronavirus cientos de comerciantes informales hicieron caso omiso y  volvieron a tomar las calles del emporio de Gamarra, ubicado en el distrito de La Victoria, para ofrecer sus productos e incumpliendo con el protocolo de salubridad por la COVID-19.

    Un informe reveló que, tras dos meses de paralización del sector laboral los vendedores ambulantes prefirieron hacer caso omiso a las restricciones del Ejecutivo y empezaron a generar sus propios ingresos, ocasionando un caos en las pistas del centro comercial.

    En las imágenes se puede observar como a lo largo del Jirón Huánuco, varios vehículos estacionados se convirtieron en tiendas itinerantes para ofrecer diversos productos; uno de los de mayor demanda fue la venta de telas tanto para elaborar mascarillas como para hacer enterizos de protección. En menos de una semana, el stock de telas se agotó tras las compras de los transeúntes.

    Ante esta invasión, los empresarios de Gamarra rechazaron el actuar de los vendedores y aludieron que esto perjudica su imagen. Por ello, pidieron a las autoridades el desalojo de la venta ambulatoria para que el emporio se convierta en un foco de contaminación

    Ellos no son empresarios de Gamarra, son gente irresponsable que está arriesgando su vida, de sus familias y de los clientes que van a comprar. (Las autoridades) tienen que asumir firmemente el rol de los alrededores de Gamarra porque nosotros vamos a regresar con todo lo que nos corresponde y no va a ser justo que protegiendo a nuestra gente, ellos salgan a las calles y se vean contagiados o contaminados”, dijo Susana Saldaña, presidente de la coordinadora de empresarios de Gamarra.

    Más recientes