More

    Comisión de Ética “debe reformarse”

    Prefieren votos que a la ética, sostiene la presidenta del Legislativo

    A la luz del papel que ha venido desempeñando en tiempos recientes, la Comisión de Ética Parlamentaria debe “recibir una reforma”, señaló la presidenta del Congreso, Mirtha Vásquez.

    “No ha estado respondiendo de manera eficiente y eso tiene que ver no solo con la voluntad de sus integrantes sino con la manera en que está reglamentada”, dijo en declaraciones a la prensa. “Allí necesitamos hacer ajustes”, añadió.

    Vásquez afirmó que su experiencia dentro de esta comisión la ha dejado “consternada” al ver que en varios casos se actúa en función “a la mayoría de votos antes que a la ética y valores que se deben practicar”.

    Si bien dijo ser partidaria de la autonomía del Parlamento, señaló que la propuesta de permitir en la Comisión de Ética la supervisión de personas y entidades externas podría considerarse.

    EVASIVOS

    Vásquez señaló que el comportamiento de determinados legisladores que fueron candidatos al Parlamento Andino y que, pese a la licencia solicitada para realizar sus campañas, aparecían en las sesiones del Congreso para intervenir o votar, es un ejemplo de los problemas existentes en este poder del Estado respecto a la ética. “Incluso han usado espacios del Congreso para hacer campaña política”, sostuvo.

    Dichos congresistas “éticamente le sacaban la vuelta a la ley”, señaló, pues, luego de participar en las sesiones plenarias, volvían a solicitar licencia. Vásquez indicó haber realizado las consultas legales correspondientes y se le indicó que “no se puede impedir que un parlamentario interrumpa su licencia en cualquier momento”.

    Esto se sustenta en la premisa de que, al desaparecer los motivos por los que se pidió la licencia, esta también desaparece y el legislador puede volver a sus actividades, explicó. Sin embargo, ese comportamiento no es ético, consideró.

    Prefieren votos que a la ética, sostiene la presidenta del Legislativo

    A la luz del papel que ha venido desempeñando en tiempos recientes, la Comisión de Ética Parlamentaria debe “recibir una reforma”, señaló la presidenta del Congreso, Mirtha Vásquez.

    “No ha estado respondiendo de manera eficiente y eso tiene que ver no solo con la voluntad de sus integrantes sino con la manera en que está reglamentada”, dijo en declaraciones a la prensa. “Allí necesitamos hacer ajustes”, añadió.

    Vásquez afirmó que su experiencia dentro de esta comisión la ha dejado “consternada” al ver que en varios casos se actúa en función “a la mayoría de votos antes que a la ética y valores que se deben practicar”.

    Si bien dijo ser partidaria de la autonomía del Parlamento, señaló que la propuesta de permitir en la Comisión de Ética la supervisión de personas y entidades externas podría considerarse.

    EVASIVOS

    Vásquez señaló que el comportamiento de determinados legisladores que fueron candidatos al Parlamento Andino y que, pese a la licencia solicitada para realizar sus campañas, aparecían en las sesiones del Congreso para intervenir o votar, es un ejemplo de los problemas existentes en este poder del Estado respecto a la ética. “Incluso han usado espacios del Congreso para hacer campaña política”, sostuvo.

    Dichos congresistas “éticamente le sacaban la vuelta a la ley”, señaló, pues, luego de participar en las sesiones plenarias, volvían a solicitar licencia. Vásquez indicó haber realizado las consultas legales correspondientes y se le indicó que “no se puede impedir que un parlamentario interrumpa su licencia en cualquier momento”.

    Esto se sustenta en la premisa de que, al desaparecer los motivos por los que se pidió la licencia, esta también desaparece y el legislador puede volver a sus actividades, explicó. Sin embargo, ese comportamiento no es ético, consideró.

    Más recientes