¿Cómo invadió Rusia a Crimea en 2014?

No todos en Crimea estuvieron de acuerdo con pertenecer a Rusia en 2014.

por | Feb 26, 2022 | Internacional

No todos en Crimea estuvieron de acuerdo con pertenecer a Rusia en 2014.

A inicios de 2014, Crimea se ha convertido en el foco de una de las peores crisis entre Rusia y Occidente a partir de la Guerra Gélida, luego de que el hasta el momento mandatario de Ucrania, el prorruso Viktor Yanukóvich, fuera derrocado tras una secuencia de manifestaciones de índole europeísta. El poblado ucraniano estaba dividido entre esos que querían una más grande incorporación con Rusia y los que secundaban una más grande unión con la Alianza Europea (UE), y Moscú tomó la decisión de intervenir.

Conforme el Kremlin, Yanukóvich había enviado una carta al mandatario de Rusia, Vladimir Putin, solicitando una mediación para restablecer el orden en Ucrania. Pero Putin ya había tomado una elección que poquísimos esperaban.

A lo largo de parte importante de febrero de 2014, el mandatario ruso había ido enviando silenciosamente a una cantidad enorme de militares extras a las bases que Rusia poseía en Crimea gracias al Tratado de Partición de 1997.

Varios «voluntarios» civiles además se trasladaron a la península para concluir una estrategia que se llevó a cabo en secreto y se completó exitosamente. La primera señal obvia de que Crimea estaba siendo arrebatada a Ucrania apareció el viernes 28 de febrero, una vez que Rusia instaló puestos de control en Armyansk y Chongar, ambos primordiales cruces de carreteras entre Ucrania continental y la península de Crimea.

Dichos puntos de vista estaban controlados por hombres que llevaban uniformes bastante distintos: ciertos vestidos como la milicia ucraniana, otros como la policía ucraniana, ciertos con camuflaje sin insignia nacional. Diversos lucían ropa civil.

Tras el derrocamiento de Yanukóvich, el Parlamento de Crimea se decidió por un primer ministro prorruso y votó a favor de dividirse de Ucrania. Los dirigentes prorrusos aseguraban que necesitaban defender a los pobladores de Crimea de los «extremistas» que habían tomado el poder en Kiev y amenazaban el derecho a dialogar ruso en la zona.

El 16 de marzo organizaron un referéndum en el cual se le preguntó a los individuos si querían que la república autónoma se uniera a Rusia. Ucrania y Occidente juzgaron que el referéndum era ilegal, en lo que Rusia lo secundó firmemente. Según burócratas locales, el 95,5% de los votantes en Crimea secundaron la elección de unirse a Rusia en el controvertido referéndum que se llevó a cabo sin ningún observador mundial con credibilidad.

El 18 de marzo, 2 días luego de la publicación de los resultados, Putin oficializó la invasión firmando un plan de ley en el cual Crimea se incorporaba a la Federación Rusa.

En el discurso pronunciado en la Sala de San Jorge del Kremlin antecedente de la firma, Putin había asegurado que Crimea es «tierra santa rusa» y opinado que, en Ucrania, USA y sus aliados occidentales se pasaron de la raya. «Todo tiene un límite» y Washington «lo traspasó» en el territorio vecino, indicó, acusándolo de estar acostumbrado a actuar de acuerdo con la ley del más intenso.

El periodista de la BBC John Simpson, quien estaba en Crimea en aquel entonces, redactó que ha sido la invasión más «suave» de los tiempos modernos.

loading...


Más recientes

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial