More

    “Con Pedro Castillo nos espera inflación, desempleo y pobreza”

    Ismael Benavides advierte que nuestra economía se contraería, perjudicando principalmente a los más pobres

    POR: ROBERTO SÁNCHEZ R.

    El exministro de Economía Ismael Benavides señaló que un eventual gobierno de Pedro Castillo generaría una economía con inflación galopante, donde los primeros en sufrir los efectos de la recesión económica serán los más pobres, precisamente los protagonistas de sus ofrecimientos populistas.

    ¿Cuál sería el principal riesgo para la económica ante un eventual gobierno comunista?

    El principal riesgo es que traería inflación. De acuerdo al plan económico del señor Pedro Castillo, lo primero que harían de llegar al poder sería aumentar en forma desmedida el gasto público: un 10 % del PBI para educación y otro 10% para salud, con lo cual ya no quedaría nada para otros sectores, porque hoy en día el gasto público está en el orden del 20% del PBI. Eso implicaría que el resto del presupuesto público tendría que financiarse con emisión de moneda o endeudamiento. Seguramente pretende tomar el Banco Central de Reserva para emisión de moneda, y eso significa inflación y el empobrecimiento del pueblo.

    ¿Qué implicaría para el país un plan estatista o socialista en el manejo de la economía?   

    Además de inflación, con una política económica de esta naturaleza se generaría desempleo, ya que plantea expropiar las transnacionales y todo tipo de empresas lo que significaría la paralización de toda la inversión. No habría empleo y más bien, así como en Venezuela –donde el 90% de las empresas están paralizadas–, se iniciaría un panorama desolador en el Perú. Entonces, es una receta que ya conocemos y estos señores pretenden reincidir en ella engañando al pueblo, diciendo que habría bonanza.

    Cuando la bolsa de valores y el dólar experimentan variaciones bruscas, ¿se debe al nivel de desconfianza y temor que genera un posible ingreso a un sistema estatista?

    Así es, la mayoría de inversiones la tienen las AFP así como inversionistas nacionales y extranjeros. Evidentemente no es solamente el empresariado el que tiene desconfianza, sino todos los inversionistas en general. Eso ha hecho que la bolsa caiga y los inversionistas extranjeros, que particularmente tienen sus acciones peruanas en soles, o títulos de la deuda peruana que también están en soles, compren dólares para refugiarse. Es una reacción natural que crea una fuerte demanda de la “moneda verde”, por miedo a las propuestas de Castillo y Cerrón.

    ¿Qué opina usted de las propuestas económicas del candidato Castillo en el debate en Cajamarca?

    En Chota, el señor Castillo planteó generalidades sin entrar en mayores detalles y con grandes errores conceptuales en el tema de la economía. Habló como si se tratara de simples sumas y restas.  Planteó el 10% para educación y 10% para la salud, pero así no quedaría para ningún otro gasto más del Estado. Mientras que Keiko Fujimorí precisó varias cosas interesantes como el tema del bono con el 40% del canon. El gasto en educación concentrado en un paquete tecnológico para los niños, que es muy bueno, y la salud en las acciones de prevención y vacunación. Keiko fue más específica en sus propuestas.

    • Para Ismael Benavides, Castillo planteó generalidades con errores conceptuales en economía.

    ¿Qué podría pasar con las microempresas, las mypes, ante un gobierno comunista?

    Serían las primeras en sufrir la contracción, porque no tienen las espaldas financieras para soportar una recesión que vendría con un gobierno de Castillo. Además, la economía es una sucesión de encadenamientos: si a la empresa más grande la va mal y baja sus ventas, deja de comprar insumos y de contratar talleres. Una cosa tan simple como que el uniforme de un operario, en vez de comprarlo dos veces al año, lo compren sólo una vez, bajaría la venta para las mypes que confeccionan estos uniformes. Si la economía se resiente, la crisis empieza por los más débiles. Los primeros en sufrir los estragos siempre son los más pobres. Y ni (Martín) Vizcarra ni (Francisco) Sagasti han tenido la capacidad de crear programas para que las pequeñas empresas puedan sobrevivir.

    ¿Qué sugeriría usted para sobrellevar o alternar la economía con crisis sanitaria y el tema de las vacunas aún pendiente?

    Aquí lo fundamental es que se controle el virus rápidamente y se haga una vacunación masiva, para que la gente pueda salir a trabajar, se abran los restaurantes y se reactive la economía. Yo creo que con el doctor Ernesto Bustamante, que ha sido quien alertó de todas las barbaridades que hizo Martín Vizcarra con la pandemia y que es un experto internacional, y con el soporte en la parte económica de Luis Carranza, creo que tienen ahí una dupla extraordinaria (en Fuerza Popular) para sacar adelante la economía del país.

    Ismael Benavides advierte que nuestra economía se contraería, perjudicando principalmente a los más pobres

    POR: ROBERTO SÁNCHEZ R.

    El exministro de Economía Ismael Benavides señaló que un eventual gobierno de Pedro Castillo generaría una economía con inflación galopante, donde los primeros en sufrir los efectos de la recesión económica serán los más pobres, precisamente los protagonistas de sus ofrecimientos populistas.

    ¿Cuál sería el principal riesgo para la económica ante un eventual gobierno comunista?

    El principal riesgo es que traería inflación. De acuerdo al plan económico del señor Pedro Castillo, lo primero que harían de llegar al poder sería aumentar en forma desmedida el gasto público: un 10 % del PBI para educación y otro 10% para salud, con lo cual ya no quedaría nada para otros sectores, porque hoy en día el gasto público está en el orden del 20% del PBI. Eso implicaría que el resto del presupuesto público tendría que financiarse con emisión de moneda o endeudamiento. Seguramente pretende tomar el Banco Central de Reserva para emisión de moneda, y eso significa inflación y el empobrecimiento del pueblo.

    ¿Qué implicaría para el país un plan estatista o socialista en el manejo de la economía?   

    Además de inflación, con una política económica de esta naturaleza se generaría desempleo, ya que plantea expropiar las transnacionales y todo tipo de empresas lo que significaría la paralización de toda la inversión. No habría empleo y más bien, así como en Venezuela –donde el 90% de las empresas están paralizadas–, se iniciaría un panorama desolador en el Perú. Entonces, es una receta que ya conocemos y estos señores pretenden reincidir en ella engañando al pueblo, diciendo que habría bonanza.

    Cuando la bolsa de valores y el dólar experimentan variaciones bruscas, ¿se debe al nivel de desconfianza y temor que genera un posible ingreso a un sistema estatista?

    Así es, la mayoría de inversiones la tienen las AFP así como inversionistas nacionales y extranjeros. Evidentemente no es solamente el empresariado el que tiene desconfianza, sino todos los inversionistas en general. Eso ha hecho que la bolsa caiga y los inversionistas extranjeros, que particularmente tienen sus acciones peruanas en soles, o títulos de la deuda peruana que también están en soles, compren dólares para refugiarse. Es una reacción natural que crea una fuerte demanda de la “moneda verde”, por miedo a las propuestas de Castillo y Cerrón.

    ¿Qué opina usted de las propuestas económicas del candidato Castillo en el debate en Cajamarca?

    En Chota, el señor Castillo planteó generalidades sin entrar en mayores detalles y con grandes errores conceptuales en el tema de la economía. Habló como si se tratara de simples sumas y restas.  Planteó el 10% para educación y 10% para la salud, pero así no quedaría para ningún otro gasto más del Estado. Mientras que Keiko Fujimorí precisó varias cosas interesantes como el tema del bono con el 40% del canon. El gasto en educación concentrado en un paquete tecnológico para los niños, que es muy bueno, y la salud en las acciones de prevención y vacunación. Keiko fue más específica en sus propuestas.

    • Para Ismael Benavides, Castillo planteó generalidades con errores conceptuales en economía.

    ¿Qué podría pasar con las microempresas, las mypes, ante un gobierno comunista?

    Serían las primeras en sufrir la contracción, porque no tienen las espaldas financieras para soportar una recesión que vendría con un gobierno de Castillo. Además, la economía es una sucesión de encadenamientos: si a la empresa más grande la va mal y baja sus ventas, deja de comprar insumos y de contratar talleres. Una cosa tan simple como que el uniforme de un operario, en vez de comprarlo dos veces al año, lo compren sólo una vez, bajaría la venta para las mypes que confeccionan estos uniformes. Si la economía se resiente, la crisis empieza por los más débiles. Los primeros en sufrir los estragos siempre son los más pobres. Y ni (Martín) Vizcarra ni (Francisco) Sagasti han tenido la capacidad de crear programas para que las pequeñas empresas puedan sobrevivir.

    ¿Qué sugeriría usted para sobrellevar o alternar la economía con crisis sanitaria y el tema de las vacunas aún pendiente?

    Aquí lo fundamental es que se controle el virus rápidamente y se haga una vacunación masiva, para que la gente pueda salir a trabajar, se abran los restaurantes y se reactive la economía. Yo creo que con el doctor Ernesto Bustamante, que ha sido quien alertó de todas las barbaridades que hizo Martín Vizcarra con la pandemia y que es un experto internacional, y con el soporte en la parte económica de Luis Carranza, creo que tienen ahí una dupla extraordinaria (en Fuerza Popular) para sacar adelante la economía del país.

    Más recientes