Corrupción a la vista

por | Dic 5, 2021 | Opinión

ARTURO B. BERDEJO VERA

¿Algún ciudadano que se respete puede dudar ahora que este Pedro Castillo T. merece ser vacado de inmediato?

No conforme con que se haya descubierto 20 mil verdes en el baño del secretario de palacio – muchos sospechan que son producto de lo que se cobraba por ascensos u otros “aportes” de los que quieren impulsar una jugosa buena pro en favor de sus empresas. Para ese negruzco propósito envían a una muy agraciada dama—aunque con flácidos glúteos –en altas horas de la noche. Tonto PPK te hubieras puesto calzón y tacos y así tus “patrocinadas empresas” se aseguraban un faenón tal como dijera el pícaro aprista y el gordito Quimper.

Y no sé por qué algunos sesudos críticos le habían adjudicado un alto coeficiente de inteligencia al sombrerón si hasta para robarle al pueblo es bruto, él y sus compinches. Tanto que sus antiguos socios el Puka y cerro grande están picones, puesto que el sombrerón se ha echado a “comerse el jamón él sólo” dejándolos out side. No se pican por otra cosa.

El adulón y cuatrero bermejo no dice nada puesto que habiéndose pasado para abanicar al sombrerón espera que le arrojen una troncha de ese jamón que se comen Bruno Pacheco y Pedro Castillo. Ya han quedado en evidencia del por qué querían ser gobierno…¡¡Robar¡!! Con alevosía y ventaja. –

¿Necesitan más hechos delictivos el sobón plata como cancha; el sobón lucar; no me atarantes torres el mismo que dice que vacar a su patrón es… Golpe?  Este sí, haciéndose el legal, el justo no dijo nada cuando vacaron al pavo largo. La huele guiso Verónica afanosa para que vacaran a PPK hoy se araña, se mesa los cabellos: Qué barbaridad vacar a mi patrón.

En este asalto desde palacio, que se ha convertido en la fuente de la corrupción, se anota como sorda ciega y muda la Zoraida ésa de la que dicen sus rivales está empeñada de proveerse de bidones de laca. ¡Hombre! ¿Tan trinchuda es? Bueno pues ella misma no está al tanto de la fuente de pus que brota desde palacio de gobierno.  El Sombrerón sale y entra embozado en altas horas de la noche rumbo a su covacha y… la Zoraida no lo ve.

Por último, ¿quieren más hechos delictuosos que sigan brotando de palacio los hernandos, las sobonas y como no el enano en sus trece? —Este rastrero enano dice: Golpe a la vista. Este bastardo enano en sus trece, se ha lanzado para comerse el sapo de su vida defendiendo al delincuente sombrerón.  Ante tanta podredumbre supongo que no me atarantes Torres debería borrarse de inmediato si es que tiene un gramo de sangre de la buena en sus venas. El papito Francke que no bien lo hubieran llamado para amarrarse el suncho de economía colocó a sus hijitos en la teta estatal.

Sin embargo, el cinismo del sombrerón es monumental. Él sigue vociferando que está luchando contra la corrupción. La pus desde palacio ha salpicado más allá de la frontera del Perú. Un acomedido lambiscón Al- magro ha venido por su comisión por adular a Pedro Castillo.  Este rojo internacional no había ingresado todavía a la fuente podrida cuando soltó su primera flor: “El presidente Castillo está haciendo denodados esfuerzos para luchar por la corrupción”. Más alcahuete que ése no hay. Y… como ¿de cuánto habrá sido la flor?

Para cerrar y no cansarlos con esta estampa de putrefacción—muchos medios de comunicación dan amplias notas sobre esa avalancha de delincuentes con los que ha llegado Pedro Castillo—es menester tomar nota que hasta el Puka se ha extrañado de la delincuencial actitud del sombrerón y le ha aclarado que sus sobrinos no le hicieron la chanchita para su campaña proselitista.

Supongo que el sombrerón haya respondido: Y… ¿por qué no? Si el guarapero de Cabana trajo a su sobrino; el calzonudo Ollanta también… y… yo traje a dos a falta de uno.  Toda esa podredumbre recibe los aplausos del atarantado no me atarantes, Torres. Y qué decir de los que aun sabiendo que de palacio brota la pus quieren ser parte de ella como lisuratás.

(*) Miembro (r) de la Marina de Guerra y analista político.


Más recientes