More

    Cuartos de final en el mundial de clubes

    Real Madrid y River Plate a la espera de sus rivales en semifinales

    El Mundial de Clubes 2018 empezó con todo.  Luego de una remontada histórica del Al Ain FC (empató un 0-3 abajo y luego se impuso 4-3 en penales) sobre el Team Wellington de Nueva Zelanda,  equipos que abrieron los Play-off del certamen y sellaron al último clasificado a los cuartos de final.

    Tras este resultado,  el Al Ain FC de Emiratos Árabes Unidos chocará esta mañana desde las 8 a.m. (hora peruana) ante  Espérance de Túnez, en un encuentro que decidirá al rival de River Plate en la primera semifinal a disputarse el martes 18 de diciembre desde las 11:30 a.m. (hora peruana).

    El Al Ain tendrá el duro trabajo de borrar las malas participaciones de los equipos representantes emiratounidenses, debido a que en la mayoría de torneos que disputaron fueron eliminados en primera ronda.

    El equipo local de esta llave tiene en su contra la poca experiencia en este tipo de torneos, ya que es su primera participación en campeonatos de clubes ante equipos de otros continentes y este sería el punto flojo del elenco árabe en la competencia.

    Todo lo contrario para el equipo tunecino, quienes ya disputaron la Copa Mundial de Clubes de la FIFA en Japón 2011, aunque con una participación breve, pues el Al Sadd (Campeón de Asia) lo eliminó justamente en cuartos de final y evitó que los africanos disputen  las semifinales del torneo frente al Barcelona español.

    Ante aquella penosa situación vivida hace 7 años. Khelil Chamman, actual capitán del Espérance de Túnez y  defensor que formó parte de la derrota de su equipo hace varias temporadas, se refirió a aquella eliminación y espera poder realizar una mejor campaña esta temporada.

    “Fue una decepción, desafortunadamente. Pese a jugar mucho mejor que el Al Sadd, perdimos y no pudimos jugar contra el Barcelona en semifinales. Esta vez estamos decididos a mejorar nuestra actuación y superar de una vez por todas, aquel tropiezo en 2011”, señaló Chamman al portal de la FIFA.

    Cabe destacar que,  el equipo africano ganó esta temporada la Liga de Campeones de su continente en una fecha muy especial para el club, debido que este 2018 celebraron el año de su centenario como institución.

    Por otra parte,  el Kashima Antlers (campeón de Asia) y Chivas de Guadalajara (campeón de la Concacaf) se miden desde las 11:30 a.m. (hora peruana) por el pase a las semifinales donde los espera el poderoso Real Madrid el próximo miércoles 19 de diciembre.

    El campeón asiático es el único obstáculo que separa a Chivas de un posible enfrentamiento histórico contra el legendario Real Madrid en semifinales, por lo que el club mexicano deberá dejar el favoritismo de lado y afrontar el partido con total responsabilidad.

    Además,  el campeón japonés no es un equipo ajeno para el mundo, pues  hace dos años en el Mundial de Clubes se coló hasta la final sorprendiendo a propios y extraños, donde  le sacó un empate 2-2 al Real Madrid durante los 90 minutos y cayó 4-2 en tiempo extra. Esta participación histórica le valió para  convertirse en el primer club asiático en jugar por el título de clubes de la FIFA.

     

    Real Madrid y River Plate a la espera de sus rivales en semifinales

    El Mundial de Clubes 2018 empezó con todo.  Luego de una remontada histórica del Al Ain FC (empató un 0-3 abajo y luego se impuso 4-3 en penales) sobre el Team Wellington de Nueva Zelanda,  equipos que abrieron los Play-off del certamen y sellaron al último clasificado a los cuartos de final.

    Tras este resultado,  el Al Ain FC de Emiratos Árabes Unidos chocará esta mañana desde las 8 a.m. (hora peruana) ante  Espérance de Túnez, en un encuentro que decidirá al rival de River Plate en la primera semifinal a disputarse el martes 18 de diciembre desde las 11:30 a.m. (hora peruana).

    El Al Ain tendrá el duro trabajo de borrar las malas participaciones de los equipos representantes emiratounidenses, debido a que en la mayoría de torneos que disputaron fueron eliminados en primera ronda.

    El equipo local de esta llave tiene en su contra la poca experiencia en este tipo de torneos, ya que es su primera participación en campeonatos de clubes ante equipos de otros continentes y este sería el punto flojo del elenco árabe en la competencia.

    Todo lo contrario para el equipo tunecino, quienes ya disputaron la Copa Mundial de Clubes de la FIFA en Japón 2011, aunque con una participación breve, pues el Al Sadd (Campeón de Asia) lo eliminó justamente en cuartos de final y evitó que los africanos disputen  las semifinales del torneo frente al Barcelona español.

    Ante aquella penosa situación vivida hace 7 años. Khelil Chamman, actual capitán del Espérance de Túnez y  defensor que formó parte de la derrota de su equipo hace varias temporadas, se refirió a aquella eliminación y espera poder realizar una mejor campaña esta temporada.

    “Fue una decepción, desafortunadamente. Pese a jugar mucho mejor que el Al Sadd, perdimos y no pudimos jugar contra el Barcelona en semifinales. Esta vez estamos decididos a mejorar nuestra actuación y superar de una vez por todas, aquel tropiezo en 2011”, señaló Chamman al portal de la FIFA.

    Cabe destacar que,  el equipo africano ganó esta temporada la Liga de Campeones de su continente en una fecha muy especial para el club, debido que este 2018 celebraron el año de su centenario como institución.

    Por otra parte,  el Kashima Antlers (campeón de Asia) y Chivas de Guadalajara (campeón de la Concacaf) se miden desde las 11:30 a.m. (hora peruana) por el pase a las semifinales donde los espera el poderoso Real Madrid el próximo miércoles 19 de diciembre.

    El campeón asiático es el único obstáculo que separa a Chivas de un posible enfrentamiento histórico contra el legendario Real Madrid en semifinales, por lo que el club mexicano deberá dejar el favoritismo de lado y afrontar el partido con total responsabilidad.

    Además,  el campeón japonés no es un equipo ajeno para el mundo, pues  hace dos años en el Mundial de Clubes se coló hasta la final sorprendiendo a propios y extraños, donde  le sacó un empate 2-2 al Real Madrid durante los 90 minutos y cayó 4-2 en tiempo extra. Esta participación histórica le valió para  convertirse en el primer club asiático en jugar por el título de clubes de la FIFA.

     

    Más recientes