More

    “Cuidado con el éxodo de peruanos que sería un escenario lamentable”

    Arturo Woodman advierte que un eventual gobierno de Pedro Castillo traería pobreza y caos al país

    POR: ROBERTO SÁNCHEZ R.

    El ingeniero Arturo Woodman Pollit, ex presidente de la CONFIEP advirtió en entrevista con LA RAZÓN que a un mes de la segunda vuelta presidencial del próximo 6 de junio, habría muchos peruanos que ante el inminente ascenso al poder del comunismo en el Perú, mediante el candidato Pedro Castillo, muchos ciudadanos están decidiendo irse del país, emigrar o refugiarse iniciándose un éxodo que podría ser masivo y que pasa inadvertido.

    ¿Cómo percibe la coexistencia entre el covid-19 y la segunda vuelta presidencial?

    Creo que son dos problemas diferentes pero importantísimos en el Perú. La segunda vuelta electoral y la pandemia del covid-19 que últimamente nos está ganando la batalla, porque la cantidad de fallecimientos ha crecido considerablemente. Teníamos un promedio de cerca de 4,300 fallecidos por mes, y así nos mantuvimos en los últimos 14 meses. Ahora, a fines de abril serán unos 10 mil los muertos y llegaríamos en total a más de 60 mil decesos en la cifra oficial, lo cual es ya muy preocupante.

    ¿Qué opina que el Gobierno no haya permitido que el sector privado compre y traiga vacunas de mayor efectividad al Perú?

    Es un error grande y es un poco el tema ideológico, un socialismo se quiere que todos sean iguales. Lo más importante es que todos los peruanos se vacunen rápidamente y se inmunicen contra el virus. El Gobierno hizo mal en poner trabas al apoyo del empresariado privado para conseguir la vacuna. El presidente Sagasti al decir de antemano que los laboratorios no venderían a los privados sino al gobierno, nos puso una zancadilla.

    ¿Es evidente la falta de capacidad para negociar la compra de vacunas contra el covid-19 y favorecer a la población empobrecida que sufre la crisis?      

    Realmente, no se percibe interés del Gobierno por traer la vacuna. Si el presidente no tiene un vicepresidente a quien delegar debería enviar una comisión especial, compuesta por gente idónea como Carlos Neuhaus que estoy seguro trataría con la misma persona que vende la vacuna para acelerar la entrega. Porque ante la falta de camas UCI, el colapso de los hospitales, el cansancio de los médicos que están en primera línea, lo único que nos queda es vacunarnos de manera inmediata.

    ¿Considera que el avance del proceso de adquisición de las vacunas no marcha al ritmo que debiera?

    Hay que hacer una gestión directa, el presidente debería viajar como principal interesado y  tomar un avión para pedir que se avance el traslado de insumos. Políticamente le convendría al gobierno enviar una comisión que acelere el traslado de las vacunas. No se usa la vía diplomática con embajadores. Ahora, no basta con anunciar la adquisición de 20 millones de vacunas o más, si no aceleras la entrega y sino no avanzas con el proceso de vacunación a la población vulnerable.

    ¿Qué piensa que algunos epidemiólogos señalen que la vacunación en el Perú se terminaría en el año 2024, en el mejor de los escenarios?

    El 70 % de 30 millones; es decir,  21 millones de personas a las que hay que vacunar urgente y si lo dividimos en 360 días, tendríamos que hacer alrededor de 150 mil vacunas diarias. El problema está en que no hay el insumo más importante que es la vacuna. Entonces, hay que hacer el esfuerzo para que la vacuna llegue y si hay que pagar un dólar más y si un privado lo puede hacer, pues en buena hora. La gente viaja para vacunarse no para hacer turismo, pero la vacuna si puede trasladarse al Perú.

    ¿Cómo conllevar las elecciones teniendo al covid-19 de por medio?

    Se viene la segunda vuelta de las elecciones y lo ideal sería tener un gobierno con los conceptos básicos de la libertad y la democracia, con un sistema económico que permita el crecimiento del país y que se reduzca la pobreza. En el Perú cuando trabajé en Foncodes la pobreza estaba en  65% y hoy en día llegó al 20 % que es un porcentaje alto. Entonces, se requiere un gobierno que siga con el objetivo de generar trabajo, de bajar la pobreza, de dar prosperidad a la gente.

    LA AMENAZA DEL COMUNISMO

    ¿Cómo ve la disyuntiva electoral de elegir entre Keiko Fujimori y Pedro Castillo?

    Ahora, para estas elecciones aparece el señor Pero Castillo que no se puede negar que por ahora -de acuerdo a las estadísticas- tiene el apoyo del país, pero él ha referido un programa de gobierno ideado por Vladimir Cerrón, que lo he leído y veo que es un programa marxista y comunista. A mi edad que he viajado a países como Cuba, a Chile, Rusia y China, comprobé que ninguno de esos países con ese sistema logró bajar la pobreza, porque el comunismo trae más pobreza que beneficios. Que gane Pedro Castillo, implicaría un retroceso para la economía, la minería y la agricultura. El PBI aún es alto y espero que no haya retroceso.

    ¿De ganar Pedro Castillo podríamos vernos reflejados en el espejo de Venezuela?

    El voto tiene que ser responsable. Y si no me creen, simplemente miren a su alrededor la cantidad de venezolanos que se han venido a refugiar al Perú. No es un invento. Si el dólar sube y la bolsa se contrae bruscamente es producto de la desconfianza que genera en la economía una eventual asunción del gobierno de izquierda que traería caos, pobreza y éxodo. Cuidado con el éxodo de los peruanos, como sucede en Venezuela, sería un escenario lamentable, hay que evitarlo.

    A los peruanos qué nos queda ¿elegir por el mal menor o  decidir entre el sistema democrático o el comunista?

    El momento no está para perder el tiempo en debatir las cosas malas o buenas que habría hecho Keiko Fujimori o Castillo, lo que debemos pensar es rescatar el sistema democrático. La discusión no un es foro, sino está en juego el sistema. Los que han perdido en la primera vuelta como Hernando De Soto o Yonhy Lescano ahora piden voto en blanco pero ¿si hubieran ganado? dirían lo contrario. Y eso no es correcto.

    Arturo Woodman advierte que un eventual gobierno de Pedro Castillo traería pobreza y caos al país

    POR: ROBERTO SÁNCHEZ R.

    El ingeniero Arturo Woodman Pollit, ex presidente de la CONFIEP advirtió en entrevista con LA RAZÓN que a un mes de la segunda vuelta presidencial del próximo 6 de junio, habría muchos peruanos que ante el inminente ascenso al poder del comunismo en el Perú, mediante el candidato Pedro Castillo, muchos ciudadanos están decidiendo irse del país, emigrar o refugiarse iniciándose un éxodo que podría ser masivo y que pasa inadvertido.

    ¿Cómo percibe la coexistencia entre el covid-19 y la segunda vuelta presidencial?

    Creo que son dos problemas diferentes pero importantísimos en el Perú. La segunda vuelta electoral y la pandemia del covid-19 que últimamente nos está ganando la batalla, porque la cantidad de fallecimientos ha crecido considerablemente. Teníamos un promedio de cerca de 4,300 fallecidos por mes, y así nos mantuvimos en los últimos 14 meses. Ahora, a fines de abril serán unos 10 mil los muertos y llegaríamos en total a más de 60 mil decesos en la cifra oficial, lo cual es ya muy preocupante.

    ¿Qué opina que el Gobierno no haya permitido que el sector privado compre y traiga vacunas de mayor efectividad al Perú?

    Es un error grande y es un poco el tema ideológico, un socialismo se quiere que todos sean iguales. Lo más importante es que todos los peruanos se vacunen rápidamente y se inmunicen contra el virus. El Gobierno hizo mal en poner trabas al apoyo del empresariado privado para conseguir la vacuna. El presidente Sagasti al decir de antemano que los laboratorios no venderían a los privados sino al gobierno, nos puso una zancadilla.

    ¿Es evidente la falta de capacidad para negociar la compra de vacunas contra el covid-19 y favorecer a la población empobrecida que sufre la crisis?      

    Realmente, no se percibe interés del Gobierno por traer la vacuna. Si el presidente no tiene un vicepresidente a quien delegar debería enviar una comisión especial, compuesta por gente idónea como Carlos Neuhaus que estoy seguro trataría con la misma persona que vende la vacuna para acelerar la entrega. Porque ante la falta de camas UCI, el colapso de los hospitales, el cansancio de los médicos que están en primera línea, lo único que nos queda es vacunarnos de manera inmediata.

    ¿Considera que el avance del proceso de adquisición de las vacunas no marcha al ritmo que debiera?

    Hay que hacer una gestión directa, el presidente debería viajar como principal interesado y  tomar un avión para pedir que se avance el traslado de insumos. Políticamente le convendría al gobierno enviar una comisión que acelere el traslado de las vacunas. No se usa la vía diplomática con embajadores. Ahora, no basta con anunciar la adquisición de 20 millones de vacunas o más, si no aceleras la entrega y sino no avanzas con el proceso de vacunación a la población vulnerable.

    ¿Qué piensa que algunos epidemiólogos señalen que la vacunación en el Perú se terminaría en el año 2024, en el mejor de los escenarios?

    El 70 % de 30 millones; es decir,  21 millones de personas a las que hay que vacunar urgente y si lo dividimos en 360 días, tendríamos que hacer alrededor de 150 mil vacunas diarias. El problema está en que no hay el insumo más importante que es la vacuna. Entonces, hay que hacer el esfuerzo para que la vacuna llegue y si hay que pagar un dólar más y si un privado lo puede hacer, pues en buena hora. La gente viaja para vacunarse no para hacer turismo, pero la vacuna si puede trasladarse al Perú.

    ¿Cómo conllevar las elecciones teniendo al covid-19 de por medio?

    Se viene la segunda vuelta de las elecciones y lo ideal sería tener un gobierno con los conceptos básicos de la libertad y la democracia, con un sistema económico que permita el crecimiento del país y que se reduzca la pobreza. En el Perú cuando trabajé en Foncodes la pobreza estaba en  65% y hoy en día llegó al 20 % que es un porcentaje alto. Entonces, se requiere un gobierno que siga con el objetivo de generar trabajo, de bajar la pobreza, de dar prosperidad a la gente.

    LA AMENAZA DEL COMUNISMO

    ¿Cómo ve la disyuntiva electoral de elegir entre Keiko Fujimori y Pedro Castillo?

    Ahora, para estas elecciones aparece el señor Pero Castillo que no se puede negar que por ahora -de acuerdo a las estadísticas- tiene el apoyo del país, pero él ha referido un programa de gobierno ideado por Vladimir Cerrón, que lo he leído y veo que es un programa marxista y comunista. A mi edad que he viajado a países como Cuba, a Chile, Rusia y China, comprobé que ninguno de esos países con ese sistema logró bajar la pobreza, porque el comunismo trae más pobreza que beneficios. Que gane Pedro Castillo, implicaría un retroceso para la economía, la minería y la agricultura. El PBI aún es alto y espero que no haya retroceso.

    ¿De ganar Pedro Castillo podríamos vernos reflejados en el espejo de Venezuela?

    El voto tiene que ser responsable. Y si no me creen, simplemente miren a su alrededor la cantidad de venezolanos que se han venido a refugiar al Perú. No es un invento. Si el dólar sube y la bolsa se contrae bruscamente es producto de la desconfianza que genera en la economía una eventual asunción del gobierno de izquierda que traería caos, pobreza y éxodo. Cuidado con el éxodo de los peruanos, como sucede en Venezuela, sería un escenario lamentable, hay que evitarlo.

    A los peruanos qué nos queda ¿elegir por el mal menor o  decidir entre el sistema democrático o el comunista?

    El momento no está para perder el tiempo en debatir las cosas malas o buenas que habría hecho Keiko Fujimori o Castillo, lo que debemos pensar es rescatar el sistema democrático. La discusión no un es foro, sino está en juego el sistema. Los que han perdido en la primera vuelta como Hernando De Soto o Yonhy Lescano ahora piden voto en blanco pero ¿si hubieran ganado? dirían lo contrario. Y eso no es correcto.

    Más recientes