More

    Denuncian ante la OCMA a Sala de Familia por atentar contra el bienestar de menor

    Ordenó que le quiten hijo a su padre y se lo entreguen a madre que no cumple hace tres años con sentencia de alimentos y no visita al menor hace cuatro años

    Por: Roberto Sánchez R.

    ¡De Ripley! La Primera Sala de Familia de la Corte Superior de Lima, fue denunciada ante el Órgano de Control de la Magistratura (OCMA), por un fallo que atenta contra el Interés Superior del Niño, al anular una sentencia en primera instancia que ratificaba la tenencia de un menor a favor de su padre y ordenar entregárselo a la madre, que no cumple desde hace tres años con una sentencia de alimentos, desentendiéndose de su hijo, al cual no lo visita hace más de cuatro años.

    El letrado Julio Gago Vicuña denunció que la Primera Sala de Familia integrada por los magistrados Luz María Capuñay Chávez, Edgar Gilberto Padilla Vásquez y Nancy Coronel Aquino han cometido una aberración jurídica al actuar contra la ley y poner en peligro nuestra legislación en materia de Familia y Civil.

    La seguridad jurídica y el Interés Superior del Niño se encuentra seriamente amenazada, ya que en materia civil el juez se pronuncia a pedido de las partes , es decir que solo se puede sentenciar sobre derechos que invocan las partes. La fijación de puntos controvertidos encasilla los parámetros con los que un magistrado debe pronunciarse, siendo ilegal que se pronuncie sobre lo que no está insertado en esos puntos y menos sino ha sido invocado por las partes, subrayó Gago Vicuña.

    Es necesario informar a la opinión pública como los Magistrados de la Primera Sala de Familia revierten la sentencia emitida por el 20 juzgado de Familia del 12 de noviembre del 2018, donde ordena se ratifique la tenencia a favor del padre del menor M.S.V.V de apenas 5 años, con el que vive desde el 2016, al comprobarse que era la persona idónea para su cuidado por qué le brinda alimentación, vestimenta, educación y salud desde el día de su nacimiento.

    Todo ello fue corroborado con facturas y boletas de pago que obran en el expediente del indicado juzgado, demostrándose que vive con su padre con todas las condiciones de estabilidad emocional y educativa.

    Gago Vicuña señaló que los Magistrados de la Primera Sala Especializada en Familia realmente han cometido prevaricato, al no considerar los medios de pruebas que otorgan la confirmación de la tenencia de su patrocinado con la opinión favorable por parte de la
    20 Fiscalía de Familia y la Primera Fiscalía Especializada en Familia, en Primera y Segunda Instancia respectivamente, el informe del Equipo Multidisciplinario -asistenta social y psicóloga-, y la audiencia única de saneamiento procesal donde se evaluaron los puntos controvertidos y la decisión del menor M.S.V.V de quedarse a vivir con su padre.

    NUNCA PIDIÓ A SU HIJO

    Asimismo, -añadió-, quiero informar a las autoridades del Organismo de Control de la Magistratura (OCMA) que la demanda de tenencia nace a solicitud de mi patrocinado y la demandada Celeste Maribel Velarde Ylasaca, durante todo el proceso judicial jamás solicitó la tenencia del menor, ni menos la reconvención del debido proceso. Del mismo modo, hay que tener en cuenta que la madre hace más de cuatro años que no lo visita a su hijo ni siquiera el día de su cumpleaños, el día de la Madre, Navidad, Año Nuevo, entre otros acontecimientos.

    “….Recalcó que es muy sospechoso y muy extraño que a pesar que los informes de la psicóloga y la asistenta social recomiendan que el menor viva con el padre y las opiniones de la Fiscalía en Primera y Segunda instancia señalaban lo mismo, además de la opinión del menor en la audiencia única donde pide vivir con el padre, los magistrados de la Primera
    Sala de Familia no hagan tomado en cuenta ello…”, agregó el letrado.

    Las opiniones de la Fiscalía en Primera y Segunda instancia que manifiestan que el menor debe vivir con su progenitor, tampoco fueron tomadas en cuenta por los integrantes de la Primera Sala de Familia.

    De los hechos expuestos se muestra la vulneración del artículo 97 del Código de los Niños y Adolescentes que menciona: “El demandado por alimentos no puede iniciar un proceso posterior de tenencia”.

     

    El letrado Gago Vicuña interpuso un Recurso de Casación para enmendar el fallo emitido por la Primera Sala de Familia de la Corte Superior de Lima.

    El abogado Julio Gago Vicuña precisó que la madre nunca pidió la tenencia de su hijo durante el proceso judicial que se ventiló en el 20 Juzgado de Familia y a pesar de ello La Primera Sala de Familia ordena entregárselo al menor, cometiendo prevaricato.

    MADRE NO CUMPLE CON SENTENCIA DE ALIMENTOS

    Otro abuso cometido por los integrantes de la Primera Sala de Familia es que pese a la existencia de un proceso de alimentos iniciado por mi patrocinado Martín Valdivia Rodríguez con el expediente N° 00119-2017-0819-JPFC-02 ante el Segundo Juzgado de Paz Letrado de Jesús María, emitiéndose una sentencia para el pago de S/400.00 mensuales por parte de la demandada, la cual nunca cumplió, rehusándose hasta la actualidad abonar dicho monto, apelando dicha resolución aduciendo que no tiene trabajo y solo podría aportar la irrisoria suma de S/100.00 , lo cual hasta el momento tampoco cumple, precisó Julio Gago.

    De los hechos expuestos se muestra la vulneración del artículo 97 del Código de los Niños y Adolescentes que menciona : “El demandado por alimentos no puede iniciar un proceso posterior de tenencia”. En el presente proceso la señora Maribel Velarde debe las liquidaciones de alimentos devengados desde el inicio del proceso hasta la actualidad, -desde hace tres años-, acotó.

    Ahí está demostrado que pese a la existencia de un juicio de alimentos con sentencia, ni siquiera fue tomado en cuenta por los Magistrados de la Primera Sala de Familia, – dando la espalda a la ley-, la misma que trata de frustrar los pagos de alimentos de devengados, atentando contra los interés del menor, siendo notoria la parcialización a favor de la demandada, poniendo en grave peligro la legislación en temas de Familia, al dejar una jurisprudencia que afectaría a millones de niños que viven de una pensión de alimentos, enfatizó indignado el abogado defensor Gago Vicuña.

    RÉGIMEN DE VISITAS

    Otra grave irregularidad cometida es que en la sentencia de Primera Instancia que resulto a favor de mi patrocinado se impone un régimen de visita semanal a la madre del menor, sin embargo en la sentencia emitida por la Primera Sala de Familia establece un régimen de visita a favor del progenitor, después de seis meses de haber retornado al niño al seno materno, aspecto abusivo y arbitrario, haciendo caso omiso a los informes psicológicos y las visitas sociales realizados por el equipo multidisciplinario que son favorables a mí patrocinado, sin respetar aún la voluntad del menor de querer vivir con su padre.

    Ante esta conducta incorrecta de la sentencia –dijo Gago Vicuña-, exhortamos a las autoridades de la OCMA tomar cartas en el asunto. Seguidamente indicó que la “gota que rebalso el vaso” es que la Primera Sala de Familia señala sin sustento legal, precisando que una de las razones que el menor debe regresar al hogar de la madre es porque el padre se apoderó del niño cuando este contaba con tres años de edad, lo cual nunca ocurrió, ya que solo fue una calumniosa denuncia policial de la demandada, después de seis meses que el menor vivía con mi patrocinado.

    Todo ello escapa a la realidad, -añadió-, dicha denuncia se investigó en La Primera Fiscalía
    Provincial Penal de La Molina Cieneguilla, mediante el caso Nro. 506020102-2017-632-0 emitiendo un informe con fecha 15 de junio del 2019, llegándose a la conclusión que la denuncia presentada por la presunta agraviada solo fue un solo dicho y es más nunca se presentó a ampliar su denuncia pese a estar citada en varias oportunidades a efectos de brindar detalles respecto al hecho denunciado, disponiendo archivar dicha falsa denuncia y concluyen NO HUBO SUSTRACCIÓN DE MENOR. Todo ello tampoco fue tomado en cuenta por la Primera Sala de Familia.

    La Sala de Familia ha pretendido obviar asimismo sobre la verdadera personalidad de la demandada Celeste Maribel Velarde Ylasaca, así como sus antecedentes policiales y judiciales que actualmente ponen en riesgo su libertad, señaló Julio Gago.

    Finalmente, dentro de los marcos legales que nos permite la ley hemos presentado un Recurso de Casación contra la sentencia de vista de la Primera Sala de Familia, buscando justicia en el Interés Superior del Niño y el respeto a sus derechos, siendo uno de ellos el vivir en un ambiente de felicidad, amor y comprensión de un menor de edad que desea vivir con su padre, acotó Gago Vicuña.

    Ordenó que le quiten hijo a su padre y se lo entreguen a madre que no cumple hace tres años con sentencia de alimentos y no visita al menor hace cuatro años

    Por: Roberto Sánchez R.

    ¡De Ripley! La Primera Sala de Familia de la Corte Superior de Lima, fue denunciada ante el Órgano de Control de la Magistratura (OCMA), por un fallo que atenta contra el Interés Superior del Niño, al anular una sentencia en primera instancia que ratificaba la tenencia de un menor a favor de su padre y ordenar entregárselo a la madre, que no cumple desde hace tres años con una sentencia de alimentos, desentendiéndose de su hijo, al cual no lo visita hace más de cuatro años.

    El letrado Julio Gago Vicuña denunció que la Primera Sala de Familia integrada por los magistrados Luz María Capuñay Chávez, Edgar Gilberto Padilla Vásquez y Nancy Coronel Aquino han cometido una aberración jurídica al actuar contra la ley y poner en peligro nuestra legislación en materia de Familia y Civil.

    La seguridad jurídica y el Interés Superior del Niño se encuentra seriamente amenazada, ya que en materia civil el juez se pronuncia a pedido de las partes , es decir que solo se puede sentenciar sobre derechos que invocan las partes. La fijación de puntos controvertidos encasilla los parámetros con los que un magistrado debe pronunciarse, siendo ilegal que se pronuncie sobre lo que no está insertado en esos puntos y menos sino ha sido invocado por las partes, subrayó Gago Vicuña.

    Es necesario informar a la opinión pública como los Magistrados de la Primera Sala de Familia revierten la sentencia emitida por el 20 juzgado de Familia del 12 de noviembre del 2018, donde ordena se ratifique la tenencia a favor del padre del menor M.S.V.V de apenas 5 años, con el que vive desde el 2016, al comprobarse que era la persona idónea para su cuidado por qué le brinda alimentación, vestimenta, educación y salud desde el día de su nacimiento.

    Todo ello fue corroborado con facturas y boletas de pago que obran en el expediente del indicado juzgado, demostrándose que vive con su padre con todas las condiciones de estabilidad emocional y educativa.

    Gago Vicuña señaló que los Magistrados de la Primera Sala Especializada en Familia realmente han cometido prevaricato, al no considerar los medios de pruebas que otorgan la confirmación de la tenencia de su patrocinado con la opinión favorable por parte de la
    20 Fiscalía de Familia y la Primera Fiscalía Especializada en Familia, en Primera y Segunda Instancia respectivamente, el informe del Equipo Multidisciplinario -asistenta social y psicóloga-, y la audiencia única de saneamiento procesal donde se evaluaron los puntos controvertidos y la decisión del menor M.S.V.V de quedarse a vivir con su padre.

    NUNCA PIDIÓ A SU HIJO

    Asimismo, -añadió-, quiero informar a las autoridades del Organismo de Control de la Magistratura (OCMA) que la demanda de tenencia nace a solicitud de mi patrocinado y la demandada Celeste Maribel Velarde Ylasaca, durante todo el proceso judicial jamás solicitó la tenencia del menor, ni menos la reconvención del debido proceso. Del mismo modo, hay que tener en cuenta que la madre hace más de cuatro años que no lo visita a su hijo ni siquiera el día de su cumpleaños, el día de la Madre, Navidad, Año Nuevo, entre otros acontecimientos.

    “….Recalcó que es muy sospechoso y muy extraño que a pesar que los informes de la psicóloga y la asistenta social recomiendan que el menor viva con el padre y las opiniones de la Fiscalía en Primera y Segunda instancia señalaban lo mismo, además de la opinión del menor en la audiencia única donde pide vivir con el padre, los magistrados de la Primera
    Sala de Familia no hagan tomado en cuenta ello…”, agregó el letrado.

    Las opiniones de la Fiscalía en Primera y Segunda instancia que manifiestan que el menor debe vivir con su progenitor, tampoco fueron tomadas en cuenta por los integrantes de la Primera Sala de Familia.

    De los hechos expuestos se muestra la vulneración del artículo 97 del Código de los Niños y Adolescentes que menciona: “El demandado por alimentos no puede iniciar un proceso posterior de tenencia”.

     

    El letrado Gago Vicuña interpuso un Recurso de Casación para enmendar el fallo emitido por la Primera Sala de Familia de la Corte Superior de Lima.

    El abogado Julio Gago Vicuña precisó que la madre nunca pidió la tenencia de su hijo durante el proceso judicial que se ventiló en el 20 Juzgado de Familia y a pesar de ello La Primera Sala de Familia ordena entregárselo al menor, cometiendo prevaricato.

    MADRE NO CUMPLE CON SENTENCIA DE ALIMENTOS

    Otro abuso cometido por los integrantes de la Primera Sala de Familia es que pese a la existencia de un proceso de alimentos iniciado por mi patrocinado Martín Valdivia Rodríguez con el expediente N° 00119-2017-0819-JPFC-02 ante el Segundo Juzgado de Paz Letrado de Jesús María, emitiéndose una sentencia para el pago de S/400.00 mensuales por parte de la demandada, la cual nunca cumplió, rehusándose hasta la actualidad abonar dicho monto, apelando dicha resolución aduciendo que no tiene trabajo y solo podría aportar la irrisoria suma de S/100.00 , lo cual hasta el momento tampoco cumple, precisó Julio Gago.

    De los hechos expuestos se muestra la vulneración del artículo 97 del Código de los Niños y Adolescentes que menciona : “El demandado por alimentos no puede iniciar un proceso posterior de tenencia”. En el presente proceso la señora Maribel Velarde debe las liquidaciones de alimentos devengados desde el inicio del proceso hasta la actualidad, -desde hace tres años-, acotó.

    Ahí está demostrado que pese a la existencia de un juicio de alimentos con sentencia, ni siquiera fue tomado en cuenta por los Magistrados de la Primera Sala de Familia, – dando la espalda a la ley-, la misma que trata de frustrar los pagos de alimentos de devengados, atentando contra los interés del menor, siendo notoria la parcialización a favor de la demandada, poniendo en grave peligro la legislación en temas de Familia, al dejar una jurisprudencia que afectaría a millones de niños que viven de una pensión de alimentos, enfatizó indignado el abogado defensor Gago Vicuña.

    RÉGIMEN DE VISITAS

    Otra grave irregularidad cometida es que en la sentencia de Primera Instancia que resulto a favor de mi patrocinado se impone un régimen de visita semanal a la madre del menor, sin embargo en la sentencia emitida por la Primera Sala de Familia establece un régimen de visita a favor del progenitor, después de seis meses de haber retornado al niño al seno materno, aspecto abusivo y arbitrario, haciendo caso omiso a los informes psicológicos y las visitas sociales realizados por el equipo multidisciplinario que son favorables a mí patrocinado, sin respetar aún la voluntad del menor de querer vivir con su padre.

    Ante esta conducta incorrecta de la sentencia –dijo Gago Vicuña-, exhortamos a las autoridades de la OCMA tomar cartas en el asunto. Seguidamente indicó que la “gota que rebalso el vaso” es que la Primera Sala de Familia señala sin sustento legal, precisando que una de las razones que el menor debe regresar al hogar de la madre es porque el padre se apoderó del niño cuando este contaba con tres años de edad, lo cual nunca ocurrió, ya que solo fue una calumniosa denuncia policial de la demandada, después de seis meses que el menor vivía con mi patrocinado.

    Todo ello escapa a la realidad, -añadió-, dicha denuncia se investigó en La Primera Fiscalía
    Provincial Penal de La Molina Cieneguilla, mediante el caso Nro. 506020102-2017-632-0 emitiendo un informe con fecha 15 de junio del 2019, llegándose a la conclusión que la denuncia presentada por la presunta agraviada solo fue un solo dicho y es más nunca se presentó a ampliar su denuncia pese a estar citada en varias oportunidades a efectos de brindar detalles respecto al hecho denunciado, disponiendo archivar dicha falsa denuncia y concluyen NO HUBO SUSTRACCIÓN DE MENOR. Todo ello tampoco fue tomado en cuenta por la Primera Sala de Familia.

    La Sala de Familia ha pretendido obviar asimismo sobre la verdadera personalidad de la demandada Celeste Maribel Velarde Ylasaca, así como sus antecedentes policiales y judiciales que actualmente ponen en riesgo su libertad, señaló Julio Gago.

    Finalmente, dentro de los marcos legales que nos permite la ley hemos presentado un Recurso de Casación contra la sentencia de vista de la Primera Sala de Familia, buscando justicia en el Interés Superior del Niño y el respeto a sus derechos, siendo uno de ellos el vivir en un ambiente de felicidad, amor y comprensión de un menor de edad que desea vivir con su padre, acotó Gago Vicuña.

    Más recientes