Dos estadounidenses entre los 6 asesinos del presidente de Haití

Están detenidos, otros cuatro, entre ellos 3 extranjeros, fueron abatidos a balazos y más sospechosos están cercados

por | Jul 10, 2021 | Internacional

Están detenidos, otros cuatro, entre ellos 3 extranjeros, fueron abatidos a balazos y más sospechosos están cercados

Dos estadounidenses se cuentan entre los seis mercenarios detenidos por la policía haitiana como sospechosas del asesinato del presidente Jovenel Moise, indicó el jueves Mathias Pierre, ministro encargado de asuntos electorales.

Otros cuatro del comando de asesinos, entre ellos tres presuntos extranjeros, fueron abatidos en las horas siguientes del magnicidio ejecutado en la madrugada del miércoles en la residencia del mandatario, ubicado en Puerto Príncipe, capital de un país al borde del caso.

Este jueves, un grupo de decenas de personas capturó a dos extranjeros y se los entregó a la Policía en la comisaría de Pétion Ville, en Puerto Príncipe.

Tras estos hechos, el primer ministro interino pidió a la población que se ha movilizado en la búsqueda de sospechosos “que sea inteligente” y que los entreguen a las autoridades, para poder llevarlos a la Justicia.

Uno de los mercenarios detenido ha sido identificado como James Solages, estadounidense de origen haitiano. El grupo fue intervenido en las horas siguientes del magnicidio, en el que resultó herida gravemente la esposa del presidente, que ahora se repone en un hospital de Miami, EE.UU.

Cuatro abatidos

La noche del miércoles, las autoridades habían informado que cuatro “mercenarios”, tres de los cuáles serían extranjeros, implicados en el asesinato del presidente, fueron ultimados en tanto otros dos quedaron detenidos.

En las redes sociales circulan varios videos de la entrada de los mercenarios, pertrechados con armas largas y vestimentas militares, moviéndose sin ningún obstáculo.

Los vecinos escucharon cómo los asaltantes se hicieron pasar por agentes de la DEA (unidad antidrogas de Estados Unidos) para que se apartaran de la zona. “¡Todo el mundo abajo, retrocedan!”, se escuchó gritar a los falsos agentes.

Acribillado

El juez de paz de la comuna haitiana Pétion-Ville en Puerto Príncipe, Carl Henry Destin, afirmó hoy que se reconocieron 12 orificios de bala en el cuerpo del mandatario, quien fue atacado en su residencia por un grupo de agresores en proceso de identificación.

“El escritorio y la habitación del presidente fueron saqueados. Lo encontramos acostado de espaldas, pantalón azul, camisa blanca manchada de sangre, la boca abierta, el ojo izquierdo reventado”, explicó el magistrado. Y agregó detalles: “Vimos un impacto de bala a nivel de la frente, otro en cada pezón, tres en la cadera, uno en el abdomen”.

Por videoconferencia, desde la capital haitiana, la enviada de la ONU Helen La Lime, dijo que los sospechosos fueron abatidos por la policía y que otras seis personas están bajo custodia policial.

El jefe de la policía detalló que se inició un operativo inmediatamente después del ataque a tiros contra Moise a primera hora del miércoles. Agregó que “tres policías que habían sido tomados como rehenes fueron recuperados”.

Un estadounidense identificado

Según las agencias cablegráfica, serían dos los estadounidenses de ascendencia haitiana detenidos, uno de ellos Solages, pero no ha trascendido la identidad del segundo.

Solages, según la misma agencia, es supuestamente un exguardaespaldas de la Embajada de Canadá en Puerto Príncipe.

“Tenemos a los autores físicos (del magnicidio) y buscamos a los intelectuales”, dijo el jueves el director general de la Policía, Léon Charles, en una declaración televisada junto al primer ministro interino, Claude Joseph.

De otro lado, tres de los cuatro abatidos luego del magnicidio eran extranjeros, dijo el responsable de la Policía, que no aportó más informaciones sobre su nacionalidad.

No se han dado más detales sobre la identidad  de los restantes detenidos ni de las motivaciones de los atacantes, que según el primer ministro, Claude Joseph, eran “extranjeros que hablaban inglés y español”.

La prensa local, que cita al juez a cargo del caso, indicó que Moise fue encontrado acribillado con 12 balazos, y que su oficina y su habitación fueron saqueadas.

Estado de sitio

Martine Moise, la esposa del mandatario, fue inicialmente tratada en un hospital local y luego evacuada por avión a Miami, donde según medios estadounidenses es atendida en el hospital Jackson Memorial.

El primer ministro, Claude Joseph, dijo en la noche que la primera dama estaba fuera de peligro y que su situación era “estable”.

El primer ministro declaró el estado de sitio tras el ataque y anunció que estaba a cargo del país, llamando a la calma y asegurando que la policía y el ejército estaban garantizando la seguridad de la población.

Más sospechosos “rodeados”

La policía de Haití tiene “rodeados” a posibles sospechosos del asesinato del presidente Jovenel Moise que se refugiaron en dos edificios en Puerto Príncipe, informó el jueves la enviada de la ONU a ese país, Helen La Lime.

“Me consta que un grupo de posibles perpetradores se ha refugiado en dos edificios de la ciudad y están ahora rodeados por la policía”, dijo La Lime a periodistas en Nueva York, según la Agencia AFP.

Fuerte oposición

Moise enfrentaba una fuerte oposición por parte de amplios sectores que consideraban su mandato ilegítimo.

El presidente sostenía que su gobierno terminaba el 7 de febrero de 2022, pero otros afirmaban que había culminado el 7 de febrero de 2021.

El desacuerdo surgió porque Moise fue elegido en una votación anulada por fraude y un año después volvió a ganar las elecciones.

Sin parlamento debido a la postergación de las elecciones legislativas de 2018, Moise gobernaba por decreto, lo que avivó la desconfianza hacia su persona.

El Departamento de Estado pidió la continuación del proceso hacia las elecciones legislativas y presidenciales programadas en principio para el 26 de septiembre de 2021, con una segunda vuelta el 21 de noviembre.

El presidente estadounidense, Joe Biden, condenó en un comunicado el “acto atroz” y envió sus “más sinceros deseos para la recuperación de la primera dama Moise”.