More

    Eduardo Herrán, pionero de la aero- arqueología en las ‘Líneas de Nasca’

    Investigador fue uno de los artífices para que sean declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1994

    La Facultad de Ciencias de la Comunicación, Turismo y Psicología de la USMP acaba de publicar el último libro de Eduardo Herrán, piloto e investigador fallecido en el año 2016, titulado “Líneas de Nasca”. De los hombres que dibujaron el desierto” el cual recopila las investigaciones, documentación, fotografías y descubrimientos de geoglifos que sobrevoló en las zonas de Nasca, Ica y Palpa.

    ¿Para qué se hicieron los geoglifos y qué expresan las figuras, las líneas y los campos barridos? Herrán quería contribuir a resolver esta pregunta presente en la mente de todas las personas y la documentación obtenida le permitió plantear algunas hipótesis que desarrolla en su libro.

    El autor, quien trabajó junto a María Reiche durante los años 80’, explica que una figura clave era el cóndor y que parte de los geoglifos fueron hechos como ofrenda a los cóndores y como parte de un ritual para pedir agua a sus dioses. Precisamente la teoría del científico americano Johan Reinhard (en 1988) menciona que los geoglifos fueron realizados en función del agua y la fertilidad.

    La obra plantea que si bien las Líneas de Nasca se han conservado por miles de años debido a las condiciones naturales de las pampas donde se ubican, su conservación depende única y exclusivamente de la mano del hombre. La minería informal con la instalación de plantas industriales, el tránsito de vehículos por las diversas zonas o la construcción de granjas son algunas de las acciones humanas que potencialmente pueden impactar estas expresiones únicas del patrimonio cultural del Perú.   

    Investigador fue uno de los artífices para que sean declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1994

    La Facultad de Ciencias de la Comunicación, Turismo y Psicología de la USMP acaba de publicar el último libro de Eduardo Herrán, piloto e investigador fallecido en el año 2016, titulado “Líneas de Nasca”. De los hombres que dibujaron el desierto” el cual recopila las investigaciones, documentación, fotografías y descubrimientos de geoglifos que sobrevoló en las zonas de Nasca, Ica y Palpa.

    ¿Para qué se hicieron los geoglifos y qué expresan las figuras, las líneas y los campos barridos? Herrán quería contribuir a resolver esta pregunta presente en la mente de todas las personas y la documentación obtenida le permitió plantear algunas hipótesis que desarrolla en su libro.

    El autor, quien trabajó junto a María Reiche durante los años 80’, explica que una figura clave era el cóndor y que parte de los geoglifos fueron hechos como ofrenda a los cóndores y como parte de un ritual para pedir agua a sus dioses. Precisamente la teoría del científico americano Johan Reinhard (en 1988) menciona que los geoglifos fueron realizados en función del agua y la fertilidad.

    La obra plantea que si bien las Líneas de Nasca se han conservado por miles de años debido a las condiciones naturales de las pampas donde se ubican, su conservación depende única y exclusivamente de la mano del hombre. La minería informal con la instalación de plantas industriales, el tránsito de vehículos por las diversas zonas o la construcción de granjas son algunas de las acciones humanas que potencialmente pueden impactar estas expresiones únicas del patrimonio cultural del Perú.   

    Más recientes