El desborde social. El “coronacaos” del bono. Y el nuevo Congreso

0
904
Columna Phillip Butters
Phillip Butters

Por: Phillip Butters / El desborde social. El “coronacaos” del bono. Y el nuevo Congreso / Las imágenes de un militar atropellado por una mototaxi, cuyo chofer se dio a la fuga y la imagen de la boca y nariz rotas del alférez Guillermo Guzmán Núñez muestra la calidad de algunos peruanos que no quieren respetar la cuarentena. Dos peruanos de extracción humilde trabajando en Piura. A uno lo atropellaron y al otro le revientan la cara por hacer cumplir la ley.

¿Qué hubiera pasado si hubiera sido al revés? Me preguntó. ¿Qué hubiera dicho el cura Arana? ¿Qué hubiera dicho Marisa Glave? ¿Que hubiera dicho la rojita de Verónika Mendoza? ¿Qué hubieran dicho todos los caviares? ¿Qué hubieran dicho los organismos de derechos humanos Transparencia, Flora Tristán? ¿Qué hubiera dicho la gente de extrema izquierda, de IDL, de Aprodeh? ¿Que tienen decir los congresistas rojos al respecto? Muy sencillo. Se joderán simplemente estos pobres peruanos y pasarán piola los desadaptados.

La situación del desborde social va a ser evidente. Es imposible contener a millones de peruanos que no van a tener que comer, el ‘coronacaos’ del aguinaldo o la contribución o el aporte o llámelo como quiera, ese bono de 380 soles está siendo pésimamente mal administrado. De saque, las cifras son bastante pobres en cuanto a la repartición útil del dinero. Primero, porque no todo el mundo lo está cobrando. Segundo. porque hay filtraciones evidentes. Tercero, porque los bancos solo funcionan hasta el viernes, porque el Gobierno debería exigir que tanto el BCP, Interbank o Scotiabank como el BBVA e inclusive el Banco de la Nación trabajen ocho horas diarias.

El problema es que tenemos el límite del toque de queda pero cuando menos debería repartir dinero sábado y domingo para que la gente pueda salir a  comprar y no morirse de hambre, de sed, de inanición. ¡Por Dios! Queda clarísimo que el Gobierno no planificó bien este cierre de la transitabilidad llamada cuarentena y que queda también claro que mientras que llegan los test moleculares no sabemos qué tan grave es el daño.

El presidente ya graba su mensaje. Eso de no poder hacerles preguntas es una locura porque además las preguntas que son por escrito son hechas por medios que evidentemente están subsidiados por el Gobierno. Entonces, no tenemos cómo saber la verdad. La señora Ministra del MIDIS o el Ministro de Salud pueden decir lo que sea pero los hechos dicen que la situación de salubridad del país esta hasta el perno y que el reparto del bono está mal hecho.

Entonces, ¿qué cosa tenemos que esperar?. ¿Qué haya un desborde social inmenso? Evidentemente la ampliación de la cuarentena es bien recibida por la gente de clase acomodada que tiene todas las facilidades de luz, agua, desagüe, teléfono, Internet, tarjeta de crédito. Pero claro la gente de economía de subsistencia, los pobres, los del nivel socioeconómicos C y D menos B y E de ninguna manera están de acuerdo con esto.

Por eso, va a comenzar el desborde y la gente va a comenzar a asaltar para comer. Me preguntó. ¿Alguien le va a disparar a un peruano que se está muriendo de hambre? Evidentemente que no debe pasar eso y no debemos llegar a ese exceso.

Por lo pronto, la comisión de Fiscalización del Congreso está manos de Edgar Alarcón, qué es un enemigo declarado del presidente de la República. La comisión de Constitución en manos de Omar chehade, la comisión de Energía y Minas en manos de Antauro Humala. Y, señores, las comisiones de Economía y Transporte y Comunicaciones están manos de Víctor Andrés García Belaúnde “Vitocho” por Acción Popular. Recordemos que el presidente del Congreso, Manuel Merino, es en teoría un opositor al Gobierno, según lo han dicho la señora Saavedra y el propio Raúl diez Canseco. Entonces, el presidente Vizcarra así nomás no va a poder controlar ni el Congreso ni va a poder acusarlo de ser opositores a su régimen si es que no la aprueban un paquete de medidas que pueden ser perfectamente inconexas, desesperadas y mal planificadas como lo que estamos viviendo. O acaso alguna “geisha moqueguana” o alguna waripolera pueden defender un reparto de bonos mal hechos o una cuarentena improvisada.

Para no hablar del tema de los test que seguramente van a tener que responder los ministros que tuvieron metidos en ese enjuague sea el actual ministro Zamora o la anterior ministra Hinostroza pero las cosas están muy difícil. Una cosa es que el Gobierno quiera que esto se extiende a 13 días más y otras cosa es que los peruanos y la calle lo aguanten. Así que señores que Dios nos ayude y que los peruanos entiendan que hay que respetar a la autoridad. Pero sigo sin entender cómo lo van a hacer con las barriga vacías.