El Gobierno de Vizcarra ha fracasado, ahora, ¡sálvese quien pueda!

0
1411
Columna Phillip Butters
Columna Phillip Butters

Por: Phillip Butters / La situación es a nivel nacional, absolutamente caótica. En Loreto piden urgente el traslado de un médico porque se está muriendo, no hay oxígeno, no hay pruebas, no hay mascarillas, no hay camas, no hay Unidad de Cuidados Intensivos. En Pucallpa, los cadáveres están en los pasillos a lado de otros pacientes. Hay un plantón en el hospital Regional de Chimbote. El sindicato del hospital Rebagliati clama por ayuda y ellos mismos están cuidando y comprando los utensilios para su propia autodefensa. La avenida Emancipación, una feria repleta de gente. El mercado Central, Mesa Redonda con parroquianos y tráfico de un día casi normal. Mi Perú en Ventanilla, colas de más de un kilómetro. El alcalde de Chiclayo ha pedido urgente que las FFAA y la PNP tomen el control de la ciudad, porque es un absoluto caos.

La gente se comienza a morir en la puerta de los hospitales y, no hay cómo parar la desgracia del coronavirus. Allá en Chiclayo, la antigua “ciudad de la amistad”, ahora se ha vuelto la “ciudad de la muerte”. Colas en Trujillo centro, fácil seis cuadras. La situación es peor en la ciudad de Cajamarca, donde salieron a marchar gente de Construcción Civil. En el Cusco, agreden a un comerciante en el Mercado San Gerónimo, se agarraron a golpes con serenazgos. Chincha amaneció con tráfico y transeúntes en las calles. Y el pueblo no termina de entender cómo es que, el lunes, se reactivan algunas cosas sí y, otras cosas no. Por lo pronto, no aclaran a la población, si va poder salir a manejar normalmente, si valen los salvoconductos. Todo es un absoluto caos. Y Vizcarra, lo único que hace es repetir que el Gobierno se ha “esforzado”, como si a alguien se le pagase por el esfuerzo y por las ganas. Al Gobierno se le tiene que pagar por los resultados. Es el colmo que el Perú -con la cifras mentirosas del “Vizcarrismo”- es ahora el decimotercer país más contaminado del mundo.

Es una desgracia y el fracaso absoluto. Que el presidente salga triunfante a decir que él tiene 82 % de aprobación, realmente ¿hay alguien que pueda ser tan estúpido? como para pensar que la gente que no tiene qué comer, que no ha tenido bono, que no tiene AFP que reclamar. Y, por cierto, la compensación por Tiempo de Servicios (CTS), gente que no tiene cómo trabajar en un taxi o en un mototaxi, un ambulante, un informal. Alguien puede pensar que con alguien de la familia policial, de la familia de los médicos, de la familia de los enfermeros. ¿Alguien puede pensar realmente que es una cuestión tan sencilla, decir que al Gobierno se le apoya? Lo que viene es algo terrible, va a ver miles y miles de muertos que el Gobierno, va a llegar un momento que, no va a tener cómo ocultar. Ya en el Callao guardan en contenedores a los muertos. Y eso mismo va a pasar en todos los hospitales colapsados y desesperados como el Rebagliati, Almenara, Dos de Mayo, María Auxiliadora, Ate, y de Vitarte, todo está absolutamente “patas arriba” y la estrategia de Vizcarra es “Sálvese quien pueda… y como pueda”.