El Gobierno ya no tiene excusas y debe mostrar resultados

0
488
Víctor García Toma

Afirman exministro de Justicia, Víctor García Toma, y analista Fernando Rospigliosi

Tras la elección del nuevo Congreso, el presidente Martín Vizcarra ya no tendrá excusas para trabajar en favor del país, en lo que resta de gestión, cuyo balance es pésimo en materia laboral, económica, educativa y salud. El diario LA RAZÓN entrevistó al analista Fernando Rospigliosi y al exministro de Justicia y expresidente del Tribunal Constitucional, Víctor García Toma, quienes dieron su punto de vista al respecto.

García Toma opinó que en lo que queda de tiempo el Gobierno ya no tendrá excusas para dejar un legado importante al país, pues el balance actual es precario, porque realmente se trata de un Gobierno ineficiente y mediocre que no deja vislumbrar cambios significativos en su conducta en materia gubernamental.

El Gobierno ya no tendrá un contrapeso fiscalizador en el nuevo Congreso, lo que acrecienta su responsabilidad ante la historia. La instauración del Poder Legislativo sobre una base de fragmentación e indigencia ideológica, y con importante número de congresistas sin mayor experiencia política, permitirá que el Gobierno tenga el terreno fértil para sus objetivos lastrados, hace un buen tiempo”, apuntó.

García Toma remarcó que para las elecciones presidenciales del próximo año los movimientos o partidos políticos actuarán estratégicamente de cara a esa realidad coyuntural y que el Gobierno trabajará sólo  hasta 6 meses antes del cambio de mando, porque el semestre final de gestión es literalmente muerto para la función pública.

PÉSIMO GOBIERNO

Por su parte, el analista político Fernando Rospigliosi consideró que el Congreso recientemente elegido no hará oposición ni fiscalización alguna al Ejecutivo, porque su composición está muy fragmentada, por lo que el presidente Vizcarra va a tener que inventar algún otro enemigo a quien atacar y echarle la culpa de su pésimo Gobierno.

El Congreso probablemente va a ser igual o peor que el anterior, en cuanto a la calidad de la gente que va estar ahora. Y, entonces, es muy poco lo que se puede esperar de este nuevo Congreso. Lo que sí habrá será la competencia de grupos por ser oficialistas para obtener favores y prebendas del Gobierno”, advirtió.

Rospigliosi dijo que la crisis económica no va a cambiar con este Congreso porque todo depende ahora del actual Gobierno que no va a mejorar sustancialmente. Es decir, tendremos más de lo mismo por mucho tiempo. “La crisis económica se va a agudizar, pero nunca sucederá lo que en Chile, porque en el Perú la informalidad reina”, explicó.