More

    El sueño de Oyarzabal se hace Real

    Un penalti de Oyarzabal da el título a la Real Sociedad 34 años después. Además, el Athletic pierde su quinta final consecutiva de Copa ¡¡¡Enhorabuena ‘txuri-urdin’!!!

    En la previa del partido, el técnico de la Real Sociedad conformó su ataque con Portu (Barrenetxea 89′), Oyarzabal e Isak. Además, Imanol Alguacil formó su mediocampo con Silva (Guevara 85′), Zubimendi y Merino. En cambio, el entrenador del Athletic Bilbao decidió atacar con Muniain, Williams y Raúl García.

    En la primera parte, Iñigo Martínez sacó un latigazo que fue desviado a duras penas por las manoplas del meta donostiarra. No fue gol, pero fue lo más cercano a abrir el marcador. Sin embargo, la música celestial del partido sonaba cuando la pelota pasaba por Silva, aunque fue intermitente. Por otra parte, el Athletic llevó la final a un ritmo más lento.

    En la segunda parte, Mikel Merino desnudó la espalda de la defensa leona para encontrar un Portu que fue derribado ante Unai. Penalti y una expulsión que duró dos minutos. Luego, Oyarzabal no perdonó desde los once metros. Toquecito en el escudo y a amarrar el resultado.

    Por último, el Athletic ganaba metros, no le quedaba otra, pero no tiraba a puerta. . La larga espera realista llegó a su fin. El pitido final del árbitro desató la locura entre los ‘txuri-urdin’. La Real ganaba la final de Copa más importante de su historia. La gran Real ha vuelto. La Real campeona.

    Un penalti de Oyarzabal da el título a la Real Sociedad 34 años después. Además, el Athletic pierde su quinta final consecutiva de Copa ¡¡¡Enhorabuena ‘txuri-urdin’!!!

    En la previa del partido, el técnico de la Real Sociedad conformó su ataque con Portu (Barrenetxea 89′), Oyarzabal e Isak. Además, Imanol Alguacil formó su mediocampo con Silva (Guevara 85′), Zubimendi y Merino. En cambio, el entrenador del Athletic Bilbao decidió atacar con Muniain, Williams y Raúl García.

    En la primera parte, Iñigo Martínez sacó un latigazo que fue desviado a duras penas por las manoplas del meta donostiarra. No fue gol, pero fue lo más cercano a abrir el marcador. Sin embargo, la música celestial del partido sonaba cuando la pelota pasaba por Silva, aunque fue intermitente. Por otra parte, el Athletic llevó la final a un ritmo más lento.

    En la segunda parte, Mikel Merino desnudó la espalda de la defensa leona para encontrar un Portu que fue derribado ante Unai. Penalti y una expulsión que duró dos minutos. Luego, Oyarzabal no perdonó desde los once metros. Toquecito en el escudo y a amarrar el resultado.

    Por último, el Athletic ganaba metros, no le quedaba otra, pero no tiraba a puerta. . La larga espera realista llegó a su fin. El pitido final del árbitro desató la locura entre los ‘txuri-urdin’. La Real ganaba la final de Copa más importante de su historia. La gran Real ha vuelto. La Real campeona.

    Más recientes