More

    Embajador de Marruecos en Perú destaca experiencia de su país en inmigración y asilo

    El embajador de Marruecos en Perú, Amin Chaoudri, destacó durante su intervención en una audiencia pública del Congreso de la República del Perú sobre “La inmigración venezolana: Desafíos y oportunidades”, la política de su país en materia de inmigración y asilo.

    El diplomático marroquí expuso una ponencia sobre las implicancias para los países por la adopción del Pacto Mundial para una Migración Ordenada, Segura y Regular (Pacto de Marrakech), presentando a Marruecos cómo un modelo.

    En este sentido, Chaoudri subrayó que el compromiso de Marruecos para contribuir a la aplicación de los objetivos del Pacto de Marrakech se ilustra en su contribución a los esfuerzos regionales e internacionales en la gestión de este fenómeno y con el intercambio de su experiencia con sus socios internacionales.

    El embajador subrayó también la eficacia de la Estrategia Nacional de Inmigración y Asilo (SNIA) que ha elaborado Marruecos para la aplicación del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular, cuyo objetivo es proteger los derechos y las libertades fundamentales de los migrantes, con un enfoque participativo e inclusión de los migrantes, el fortalecimiento del arsenal legal y la creación de un marco institucional adecuado para la gestión efectiva de los flujos migratorios en total respeto de los derechos Humanos.

    Asimismo, señaló que, desde los principios del siglo XXI, Marruecos se convirtió en un país de acogida para los migrantes procedentes de diferentes regiones del mundo, transformándose en un país de acogida y de residencia, lo cual refleja la estabilidad y la seguridad de la que goza, así como su crecimiento económico sostenido.

    En este contexto, el responsable marroquí subrayó que bajo la sabia conducción del Rey Mohammed VI, Líder de la Unión Africana en la cuestión de la migración, se puso en marcha una nueva política de inmigración basada en un enfoque humano, integrado y global, añadiendo que la Constitución del Reino incluye artículos relativos a la inmigración y la residencia de extranjeros, la no discriminación, el derecho de asilo y la igualdad de derechos de los ciudadanos marroquíes y extranjeros.

    Además, explicó que el Reino ha adoptado, en el marco de la Estrategia Nacional de Inmigración y Asilo, una serie de medidas con el fin de proteger los derechos y libertades fundamentales de los migrantes, fortalecer el arsenal legal, crear un marco institucional adecuado y gestionar los flujos migratorios respetando los derechos humanos.

    Amin Chaoudri indicó que Estrategia incluye 11 programas que abarcan áreas tan diversas como educación, salud, vivienda, asistencia social y humanitaria, formación profesional, empleo, gestión de flujos migratorios, lucha contra la trata de personas, Derechos Humanos, cooperación, alianzas internacionales, marco legal, convenios, gobernanza y comunicación, detalló, recordando que Marruecos ha regularizado la situación de más de 50.000 inmigrantes.

    Destacando que los inmigrantes que residen en Marruecos se están beneficiando actualmente de la campaña de vacunación contra el coronavirus, el embajador marroquí afirmó que el país norafricano considera la migración como una oportunidad y no como una amenaza, siendo uno de los pocos países que ha desarrollado una estrategia nacional para gestionar este fenómeno, convirtiéndose en un modelo de buena gobernanza de la migración.

    Por otro lado, el embajador Chaoudri puso de relieve el retorno de Marruecos a la Unión Africana, siendo un acontecimiento que marcó “un éxito diplomático” y reafirmó los fuertes vínculos de su país con la familia institucional africana, en la que Rabat juega un papel clave y pionero en materia migratoria.

    También recordó las numerosas iniciativas de alcance continental lideradas por el Reu Mohammed VI en los últimos años en el ámbito de la migración, citando la creación del Observatorio Africano de las Migraciones con sede en Rabat, instrumento que tiene el objetivo de proporcionar al continente los datos necesarios para la toma de decisiones y el desarrollo de estrategias migratorias sobre la base de una visión más clara.

    El embajador de Marruecos en Perú, Amin Chaoudri, destacó durante su intervención en una audiencia pública del Congreso de la República del Perú sobre “La inmigración venezolana: Desafíos y oportunidades”, la política de su país en materia de inmigración y asilo.

    El diplomático marroquí expuso una ponencia sobre las implicancias para los países por la adopción del Pacto Mundial para una Migración Ordenada, Segura y Regular (Pacto de Marrakech), presentando a Marruecos cómo un modelo.

    En este sentido, Chaoudri subrayó que el compromiso de Marruecos para contribuir a la aplicación de los objetivos del Pacto de Marrakech se ilustra en su contribución a los esfuerzos regionales e internacionales en la gestión de este fenómeno y con el intercambio de su experiencia con sus socios internacionales.

    El embajador subrayó también la eficacia de la Estrategia Nacional de Inmigración y Asilo (SNIA) que ha elaborado Marruecos para la aplicación del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular, cuyo objetivo es proteger los derechos y las libertades fundamentales de los migrantes, con un enfoque participativo e inclusión de los migrantes, el fortalecimiento del arsenal legal y la creación de un marco institucional adecuado para la gestión efectiva de los flujos migratorios en total respeto de los derechos Humanos.

    Asimismo, señaló que, desde los principios del siglo XXI, Marruecos se convirtió en un país de acogida para los migrantes procedentes de diferentes regiones del mundo, transformándose en un país de acogida y de residencia, lo cual refleja la estabilidad y la seguridad de la que goza, así como su crecimiento económico sostenido.

    En este contexto, el responsable marroquí subrayó que bajo la sabia conducción del Rey Mohammed VI, Líder de la Unión Africana en la cuestión de la migración, se puso en marcha una nueva política de inmigración basada en un enfoque humano, integrado y global, añadiendo que la Constitución del Reino incluye artículos relativos a la inmigración y la residencia de extranjeros, la no discriminación, el derecho de asilo y la igualdad de derechos de los ciudadanos marroquíes y extranjeros.

    Además, explicó que el Reino ha adoptado, en el marco de la Estrategia Nacional de Inmigración y Asilo, una serie de medidas con el fin de proteger los derechos y libertades fundamentales de los migrantes, fortalecer el arsenal legal, crear un marco institucional adecuado y gestionar los flujos migratorios respetando los derechos humanos.

    Amin Chaoudri indicó que Estrategia incluye 11 programas que abarcan áreas tan diversas como educación, salud, vivienda, asistencia social y humanitaria, formación profesional, empleo, gestión de flujos migratorios, lucha contra la trata de personas, Derechos Humanos, cooperación, alianzas internacionales, marco legal, convenios, gobernanza y comunicación, detalló, recordando que Marruecos ha regularizado la situación de más de 50.000 inmigrantes.

    Destacando que los inmigrantes que residen en Marruecos se están beneficiando actualmente de la campaña de vacunación contra el coronavirus, el embajador marroquí afirmó que el país norafricano considera la migración como una oportunidad y no como una amenaza, siendo uno de los pocos países que ha desarrollado una estrategia nacional para gestionar este fenómeno, convirtiéndose en un modelo de buena gobernanza de la migración.

    Por otro lado, el embajador Chaoudri puso de relieve el retorno de Marruecos a la Unión Africana, siendo un acontecimiento que marcó “un éxito diplomático” y reafirmó los fuertes vínculos de su país con la familia institucional africana, en la que Rabat juega un papel clave y pionero en materia migratoria.

    También recordó las numerosas iniciativas de alcance continental lideradas por el Reu Mohammed VI en los últimos años en el ámbito de la migración, citando la creación del Observatorio Africano de las Migraciones con sede en Rabat, instrumento que tiene el objetivo de proporcionar al continente los datos necesarios para la toma de decisiones y el desarrollo de estrategias migratorias sobre la base de una visión más clara.

    Más recientes