Encargado de comunicación de la PCM trabajó con Favre

0
271
Rubén Cano Mendoza dirige la Secretaría de Comunicaciones de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM).

Se encuentra vinculado a Odebrecht, dice Luis Gonzales Posada

Rubén Cano Mendoza dirige la Secretaría de Comunicaciones de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) y es quien está encargado de dirigir las campañas publicitarias del gobierno.

Sobre Cano, se sabe que era desconocido hasta el 2010 cuando ingresó a trabajar en la campaña electoral de Ollanta Humala, cuando fue llevado para manejar la campaña de redes por Blanca Rosales.

Fue presentado a Valdemir Garreta y Luis Favre y empezó a trabajar bajo la dirección de ellos desde el 2010 y era pagado por FX Comunicaciones, que como se sabe había sido contratada y pagada por Odebrecht que qué hicieran la campaña publicitaria de Ollanta Humala, es decir, Cano Mendoza, cobraba su salario de dinero proveniente de la corrupto Odebrecht.

Luis Gonzales Posada

Al respecto, el excanciller Luis Gonzales Posada dijo que se debía estar alerta sobre el rol que desempeña Cano, debido a su cercanía con Favre.

“Se debe estar alerta porque es un personaje misterioso cercano a Favre, vinculado a Odebrecht y a los grupos de izquierda”.

“En el Peru hay excelentes publicistas, profesionales con capacidad y prestigio para recurrir al entorno de quien asesoró a Humala y Susana Villaran”, señaló.

Sobre la campaña emprendida por el gobierno, dijo: “No hay derecho a que despilfarren así el dinero. Vivimos un desastre económico, cargado de pobreza, desempleo y miles de peruanos muertos o infectados por un trabajo absolutamente incompetente. Lo peor es que no tienen, siquiera , el valor de hacerse una autocrítica”.

Cano trabajó durante el Gobierno de Humala en la secretaría de la oficina de comunicaciones de la PCM bajo el mando de la oscura gestión de Blanca Rosales.

Antes de asumir el actual cargo de secretario de la oficina de comunicaciones de la PCM , estuvo en el Midis y fue el creador de la bochornosa idea de ponerle mandiles rosados a los generales del Ejército Peruano.