EsSalud alista reformas para mejorar servicios de asegurados

0
858

En el marco de la reforma de las políticas de salud en el país,  EsSalud presentó el Libro Blanco para el diálogo “Hacia la Modernización de la Seguridad Social en el Perú”, el cual plantea una serie de reformas y estrategias a ser implementadas en los próximos años para brindar servicios de salud de calidad y oportuna a los asegurados.

 

La presidenta ejecutiva de EsSalud, Fiorella Molinelli, expuso el documento ante un distinguido panel de alto nivel conformado por el superintendente Nacional de Salud, Carlos Acosta; la extitular de Salud, Midori de Hábich, y especialistas en salud, en un conocido hotel de San Isidro.

 

A la presentación también asistió la ministra de Trabajo y Promoción del Empleo, Sylvia Cáceres; la presidenta de la Confiep, María Isabel León, la titular de la Sociedad Nacional de Pesquería, Cayetana Aljovín, así como exministros, líderes de opinión, especialistas académicos, entre otros.

 

“El libro blanco contiene un cronograma, las tareas, la hoja de ruta y los actores para implementar este proceso de reforma que debe durar entre 3 y 4 años que apunta hacia la modernización y sostenibilidad del seguro social. Es necesario fortalecer la  capacidad de gestión y la sostenibilidad financiera de  EsSalud para que  sus servicios sean cada vez más y  mejores para el  asegurado”, resaltó la funcionaria.

 

El documento, elaborado con el apoyo del Banco Mundial, presenta nueve políticas que están enfocadas a garantizar los derechos de los asegurados, mejorar la gestión prestacional y eficiencia del gasto en la compra de bienes estratégicos y proyectos de inversión, así como  promover estrategias para el cierre de brechas de atención en salud.

 

También plantea promover una mayor participación del asegurado en la transparencia y la rendición de cuentas, generar mayores ingresos, a través de la homologación de los aportes y cobro de la deuda por aportaciones a los empleadores, e impulsar la transformación digital en los servicios de prestaciones de salud y sociales, entre otros aspectos.

 

La implementación de estas políticas contribuirá a incrementar la cobertura de salud en el primer nivel de atención, reducir la brecha, disminuir el tiempo de espera y disponer de un recurso humano competente y eficientemente a fin de que los asegurados tengan acceso oportuno a prestaciones integrales y de calidad.

 

Otras propuestas

 

En el libro blanco también se plantea una agenda para el 2020 que comprende la promoción de normas referidas a la homologación de los aportes y mejorar la gestión del cobro de la deuda por aportaciones que tienen las empresas privadas e instituciones públicas, fortalecer las capacidades de las instituciones prestadoras de salud.

 

El documento incluye además el plan estratégico de inversiones de EsSalud a ejecutarse del 2019 al 2035, en el que se hace un análisis de la demanda atendida, situación de los establecimientos de salud, inversiones realizadas en los últimos años y proyecciones para cerrar las brechas de cobertura de salud e infraestructura hospitalaria, entre otros aspectos.

 

“Este es un compromiso de la actual gestión de dejar un libro blanco que permita, no solamente generar los instrumentos de gestión, sino también trabajar en otros aspectos importantes como  el plan estratégico y el tema de la sostenibilidad financiera de la institución”, destacó la funcionaria.

 

Diagnóstico

 

Previamente, la titular de EsSalud hizo un diagnóstico actual de su institución. Mencionó que en el seguro social laboran más de 56 mil colaboradores, cuenta con un presupuesto de S/ 11.7 mil millones y 406 establecimientos de salud para atender a 11.5 millones de  asegurados, es decir al 36% de la población total del país.

 

Anotó que la deuda por aportaciones que tienen instituciones públicas y privadas asciende a S/ 4,168 millones, cifra que representa más de la tercera parte del presupuesto de la institución del próximo año, estimado en casi S/12,000 millones.

 

A esto se suma la aprobación de leyes antitécnicas que han desfinanciado a la institución, generando pérdidas por más de 3 mil 600 millones de soles.

 

Otro aspecto importante es que la población adulta mayor asegurada ha crecido en casi 110 por ciento en los últimos 8 años; sin embargo, este segmento de asegurados aporta al sistema el 5%, pero se consume el 30% del presupuesto institucional.

 

La brecha actual es de S/ 32,000 millones, que comprende 590 establecimientos de salud de primer, segundo y tercer nivel de atención, y la incorporación de 9 mil enfermeras y 5 mil médicos para optimizar la atención de los asegurados.