17.9 C
Lima
Sábado, Diciembre 5, 2020

Exespía del Mossad contactó con Nisman antes de su asesinato

Le entregó documentos que incriminaban por corrupción a la expresidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner

El programa de investigación israelí Uvda presentó una entrevista con Uzi Shaya, un exagente israelí Mossad que mantuvo lazos con el fallecido fiscal argentino Alberto Nisman.

En extractos de la entrevista publicados por adelantado por el Canal 12 israelí, Uzi Shaya, exagente del Mossad, revela por primera vez que días antes de la muerte de Nisman, entregó al fiscal documentos que presuntamente incriminaban por corrupción a la entonces presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner.

Shaya conoció a Nisman desde el año 2000, y, según declaró, su relación se renovó unos años antes de la muerte del fiscal, cuando ambos se vieron inmersos en medio de una disputa financiera entre una compañía estadounidense y el gobierno de Kirchner.

La firma estadounidense Elliot Management había librado una batalla legal de años para cobrar al gobierno argentino una deuda de miles de millones de dólares, a la que la administración de la Casa Rosada se oponía a pagar.

Según Shaya, el objetivo era utilizar una información financiera investigada sobre la presidenta y su familia para presionarla a fin de pagar la deuda, y puntualizó: “El interés del fondo [Elliot Management] era recuperar el dinero que le debía el gobierno argentino”.

Y se suponía que si Kirchner supiera que Nisman sabía de sus cuentas bancarias, ¿podría entender el mensaje y pagar la deuda?”, preguntó Dayan.

“Sí”, respondió Shaya.

En diciembre de 2014, el fiscal argentino se tomó unas vacaciones familiares en Europa. En esos días, a principios de enero de 2015, Shaya mantuvo una reunión secreta en una de las capitales europeas con Nisman.

El objetivo del encuentro fue entregarle a Nisman un sobre, que supuestamente incriminaba a la presidenta y su familia, de recibir millones de dólares provenientes del gobierno de Irán en cuentas bancarias secretas en Seychelles, Islas Caimán y Chipre.

(*) Publicado por Enlace Judío México e Israel


 

AL IGUAL QUE EL ATENTADO CONTRA LA AMIA QUE ÉL INVESTIGABA

Caso Nisman, un enigma que lleva 5 años sin resolver

Alberto Nisman

El fiscal Alberto Nisman estuvo a cargo de la investigación del atentado a la mutual judía AMIA en 1994. En 2015 acusó a la entonces presidenta Cristina Fernández de encubrir a ex altos funcionarios iraníes señalados de ser los presuntos responsables del ataque. Cuatro días después de la denuncia.

Nadie sabe a ciencia cierta qué pasó el 18 de julio de 1994, día en que la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires fue demolida por un atentado con un poderoso explosivo, y mucho menos cómo fue la muerte de Alberto Nisman, el fiscal que investigaba el caso, ocurrido 21 años después de esos hechos.

Ambos casos son tan polémicos como enigmáticos. Por un lado, el atentado a la AMIA, que causó 85 muertos y 300 heridos, sigue prácticamente impune. Y por otro, no se ha establecido si Alberto Nisman se suicidó o si fue víctima de homicidio.

También existen grandes incógnitas por resolver relacionadas con las presuntas irregularidades cometidas por la entonces presidenta y hoy vicepresidenta del país, Cristina Fernández de Kirchner, que fueron denunciadas en su momento por el fallecido fiscal.

Alberto Nisman tenía 51 años el 18 de enero de 2015 cuando apareció muerto de un tiro en la cabeza en su apartamento del lujoso barrio de Puerto Madero en Buenos Aires. Cuatro días antes, había acusado a la entonces mandataria y hoy vicepresidenta Cristina Kirchner, de intentar encubrir a ex altos funcionarios iraníes a los que él mismo había acusado de organizar el ataque.


 

LUEGO EL ATACANTE, PRESUNTO TERRORISTA, FUE REDUCIDO A  BALAZOS Y QUEDÓ HERIDO

Sospechoso apuñaló a policía al gritó de: ‘Allah es el más grande’

Dzenan Camovic

Una nueva ruta en el ataque punzante de un oficial de policía en Brooklyn el miércoles: el sospechoso en el ataque sorpresa no provocado captado en video gritó “Allahu Akbar” tres veces, dijo la policía el sábado.

El sospechoso, Dzenan Camovic, de 20 años, aún no ha sido vinculado a organizaciones terroristas, pero la policía dice que sus tácticas se parecían a las de los ataques contra la policía en París y otros lugares, según John Miller, subcomisionado contra el terrorismo de la policía de Nueva York, en un comunicado durante una conferencia de prensa.

Todas las características que estarían fuera del libro de jugadas terrorista“, dijo Miller.

Se asignó a dos oficiales del Recinto 70 para evitar el saqueo en la intersección de Flatbush y las Avenidas de la Iglesia cuando un hombre se acercó “casualmente” a uno de ellos por detrás y le cortó el cuello, estrechamente “perdiendo una arteria”, dijo el comisionado de policía

El sospechoso luego agarró el arma de fuego del oficial y le disparó a dos policías, ambos en sus manos. Un sargento a una cuadra escuchó los disparos y corrió a la escena, disparando a Camovic.

“Fue una escena caótica”, dijo Shea. Veintidós casquillos fueron recuperados en la escena.

“Esta noche es una historia de valentía y coraje”, dijo el alcalde Bill de Blasio en la conferencia de prensa.

Camovic sobrevivió a su estado crítico en el Hospital del Condado de Kings. Está intubado y aún no ha sido interrogado.

El New York Post informa que es probable que lo acusen de tres cargos de intento de asesinato de un oficial de policía.

Uno de los familiares de Camovic le dijo al Post que el sospechoso es de Bosnia, un musulmán practicante y “absolutamente no un terrorista”.

Allahu Akbar significa “¡Dios es el mas Grande!” en árabe Los musulmanes suelen gritar mientras llevan a cabo ataques terroristas

Le entregó documentos que incriminaban por corrupción a la expresidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner

El programa de investigación israelí Uvda presentó una entrevista con Uzi Shaya, un exagente israelí Mossad que mantuvo lazos con el fallecido fiscal argentino Alberto Nisman.

En extractos de la entrevista publicados por adelantado por el Canal 12 israelí, Uzi Shaya, exagente del Mossad, revela por primera vez que días antes de la muerte de Nisman, entregó al fiscal documentos que presuntamente incriminaban por corrupción a la entonces presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner.

Shaya conoció a Nisman desde el año 2000, y, según declaró, su relación se renovó unos años antes de la muerte del fiscal, cuando ambos se vieron inmersos en medio de una disputa financiera entre una compañía estadounidense y el gobierno de Kirchner.

La firma estadounidense Elliot Management había librado una batalla legal de años para cobrar al gobierno argentino una deuda de miles de millones de dólares, a la que la administración de la Casa Rosada se oponía a pagar.

Según Shaya, el objetivo era utilizar una información financiera investigada sobre la presidenta y su familia para presionarla a fin de pagar la deuda, y puntualizó: “El interés del fondo [Elliot Management] era recuperar el dinero que le debía el gobierno argentino”.

Y se suponía que si Kirchner supiera que Nisman sabía de sus cuentas bancarias, ¿podría entender el mensaje y pagar la deuda?”, preguntó Dayan.

“Sí”, respondió Shaya.

En diciembre de 2014, el fiscal argentino se tomó unas vacaciones familiares en Europa. En esos días, a principios de enero de 2015, Shaya mantuvo una reunión secreta en una de las capitales europeas con Nisman.

El objetivo del encuentro fue entregarle a Nisman un sobre, que supuestamente incriminaba a la presidenta y su familia, de recibir millones de dólares provenientes del gobierno de Irán en cuentas bancarias secretas en Seychelles, Islas Caimán y Chipre.

(*) Publicado por Enlace Judío México e Israel


 

AL IGUAL QUE EL ATENTADO CONTRA LA AMIA QUE ÉL INVESTIGABA

Caso Nisman, un enigma que lleva 5 años sin resolver

Alberto Nisman

El fiscal Alberto Nisman estuvo a cargo de la investigación del atentado a la mutual judía AMIA en 1994. En 2015 acusó a la entonces presidenta Cristina Fernández de encubrir a ex altos funcionarios iraníes señalados de ser los presuntos responsables del ataque. Cuatro días después de la denuncia.

Nadie sabe a ciencia cierta qué pasó el 18 de julio de 1994, día en que la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires fue demolida por un atentado con un poderoso explosivo, y mucho menos cómo fue la muerte de Alberto Nisman, el fiscal que investigaba el caso, ocurrido 21 años después de esos hechos.

Ambos casos son tan polémicos como enigmáticos. Por un lado, el atentado a la AMIA, que causó 85 muertos y 300 heridos, sigue prácticamente impune. Y por otro, no se ha establecido si Alberto Nisman se suicidó o si fue víctima de homicidio.

También existen grandes incógnitas por resolver relacionadas con las presuntas irregularidades cometidas por la entonces presidenta y hoy vicepresidenta del país, Cristina Fernández de Kirchner, que fueron denunciadas en su momento por el fallecido fiscal.

Alberto Nisman tenía 51 años el 18 de enero de 2015 cuando apareció muerto de un tiro en la cabeza en su apartamento del lujoso barrio de Puerto Madero en Buenos Aires. Cuatro días antes, había acusado a la entonces mandataria y hoy vicepresidenta Cristina Kirchner, de intentar encubrir a ex altos funcionarios iraníes a los que él mismo había acusado de organizar el ataque.


 

LUEGO EL ATACANTE, PRESUNTO TERRORISTA, FUE REDUCIDO A  BALAZOS Y QUEDÓ HERIDO

Sospechoso apuñaló a policía al gritó de: ‘Allah es el más grande’

Dzenan Camovic

Una nueva ruta en el ataque punzante de un oficial de policía en Brooklyn el miércoles: el sospechoso en el ataque sorpresa no provocado captado en video gritó “Allahu Akbar” tres veces, dijo la policía el sábado.

El sospechoso, Dzenan Camovic, de 20 años, aún no ha sido vinculado a organizaciones terroristas, pero la policía dice que sus tácticas se parecían a las de los ataques contra la policía en París y otros lugares, según John Miller, subcomisionado contra el terrorismo de la policía de Nueva York, en un comunicado durante una conferencia de prensa.

Todas las características que estarían fuera del libro de jugadas terrorista“, dijo Miller.

Se asignó a dos oficiales del Recinto 70 para evitar el saqueo en la intersección de Flatbush y las Avenidas de la Iglesia cuando un hombre se acercó “casualmente” a uno de ellos por detrás y le cortó el cuello, estrechamente “perdiendo una arteria”, dijo el comisionado de policía

El sospechoso luego agarró el arma de fuego del oficial y le disparó a dos policías, ambos en sus manos. Un sargento a una cuadra escuchó los disparos y corrió a la escena, disparando a Camovic.

“Fue una escena caótica”, dijo Shea. Veintidós casquillos fueron recuperados en la escena.

“Esta noche es una historia de valentía y coraje”, dijo el alcalde Bill de Blasio en la conferencia de prensa.

Camovic sobrevivió a su estado crítico en el Hospital del Condado de Kings. Está intubado y aún no ha sido interrogado.

El New York Post informa que es probable que lo acusen de tres cargos de intento de asesinato de un oficial de policía.

Uno de los familiares de Camovic le dijo al Post que el sospechoso es de Bosnia, un musulmán practicante y “absolutamente no un terrorista”.

Allahu Akbar significa “¡Dios es el mas Grande!” en árabe Los musulmanes suelen gritar mientras llevan a cabo ataques terroristas

Más recientes