Expertos aseguran que dióxido de cloro es peligroso para la salud

0
257
El uso del dióxido de cloro puede ocasionar graves daños en la salud de las personas, informan especialistas.

El uso de dióxido de cloro como fármaco tiene serias consecuencias en el organizo, la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas dijo que es ilegal su uso como medicina en el Perú.

El dióxido de cloro no está permitido por el Minsa, sin embargo, hay personas que señalan que sirve para curar covid-19. Expertos alarman a la población que el uso de dióxido de cloro es peligroso y tiene consecuencias.

Hasta el momento no hay pruebas científicas que aseguren que el dióxido de cloro sea eficiente contra el covid-19 sino todo lo contario, generando graves daños en la salud.

“Es un producto que se puede usar para desinfectar superficies, pero no en humanos”. Esta sustancia puede provocar daño al hígado y a las células intestinales, vómitos y diarrea severa, insuficiencia respiratoria y renal, hemólisis, así como arritmias. “En el peor de los casos, el paciente incluso podría morir”, señaló el gastroenterólogo Godofredo Talavera.

De igual manera, el neumólogo y docente de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), Óscar Gayoso, quien revela que el dióxido de cloro puede causar daños en la mucosa oral y en el caso de entrar a los pulmones, en la mucosa bronquial. Agrega que el dióxido de cloro es un producto alcalino, produciendo más daño que los ácidos, pues el tejido expuesto resulta más dañado.

Gayoso recalca la inexistencia de las investigaciones que aseguren que el producto funciona para tratar covid-19.“Es potencialmente tóxico y si se toma en grandes cantidades puede poner en peligro la vida del paciente”, comenta.

La ministra Pilar Mazzetti afirmó que el Ministerio de Salud no avala el uso del dióxido de cloro como tratamiento contra el covid-19. De igual forma la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) se pronunció, advirtiendo a la población que ningún producto que tenga esta sustancia no está autorizado para el consumo humano, señalando que en el Perú es ilegal la promoción o comercialización como fármaco.