Flamengo se llevó la Copa Libertadores al voltearle el partido a Ríver 2-1

0
558
flamengo, el campeón levantando la copa
flamengo, el campeón levantando la copa

Flamengo se llevó la Copa Libertadores al voltearle el partido a Ríver 2-1 .
Gabigol fue el héroe al anotar los dos goles. Millonarios no supieron cuidar el resultado

Impresionante. De infarto. Por eso el fútbol es tan emocionante. Solo faltaban dos minutos y Lucas Pratto perdió una pelota en campo brasileño. Vino la contra por izquierda centro a rastrón y pone el pie Gabigol para decretar el empate. Baldazo de agua fría. River no daba más. Sin piernas, sin control. Agotado Enzo Pérez, su mejor jugador, no podía controlar las apiladas de Diego, quien había ingresado por Gerson. Y se arma el descalabro. Ya con el empate, Flamengo estaba servido. Se iba al tiempo suplementario. Una desincronización de la zaga millonaria y Gabigol aparece en toda su dimensión, para armar la locura, el éxtasis. Saca un zurdazo y lo clava a Armani. Gol de Flamengo. El delantero brasileño se saca la 9, no le interesa la tarjeta amarilla y corre hacia el banderín de córner, muy cerca donde estaba la barra de River. Era la Copa, la Libertadores, la Copa de la Vida. La Copa se iba a Brasil cuando moría en su intento.
Los jugadores de Flamengo levantan la Copa. El presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez le entrega al capitán. Todos ríen. Es para no creerlo, se iban con las manos vacías y en dos minutos salieron del infierno al cielo. Su fervorosa hinchada detrás de la tribuna sur festeja. River a un costado, no dramatiza, sufre por dentro. Así es la vida, así es el fútbol. Hay llanto, tristeza, lágrimas que no brotan, pero corren por su interior. Lo tenían tan cerca y se les fue tan lejos.

EL PARTIDO
Flamengo empezó mejor los primeros minutos. Pero River lo fue equilibrando con el transcurrir de los minutos. Su enorme volante Enzo Pérez era el que regulaba los tiempos. Quite, contención y entrega precisa. Sapiencia de un volante para ser la rueda de auxilio de una zaga aplicadísima como Pinola y Martínez Quarta quienes no dejaban ni respirar a Gabigol quien deambulaba sin dirección al igual que Bruno Enrique. Corrían sin brújula ante un River sólido y ordenado.
Esas eran los argumentos de River que le daba espacios a Flamengo y que lo neutralizaba haciéndole presión alta, invitándolo al error. Flamengo se perdía en un mar de equivocaciones y sin destino de red. No provocaba jugadas de riesgo porque tenía una barrera infranqueable ante la solidez de los centrales de River. Enzo Pérez, era el hombre fundamental para que en él se sostenga la estructura.

SEGUNDO TIEMPO
Afirman los que saben que los buenos técnicos, cambian de faz un partido en los segundos tiempos. Había que ver el replanteo. Flamengo estaba muy absorbido ante un River ordenado, quizá sin desequilibrio, pero jugando con precisión intentando entrar, pero se encontraba con una zaga que no tenía salida ni marca con Filipe Luis. No entiendo como dejaron ir a Miguel Trauco, creo que nuestro compatriota lo supera. O quizá haya estado en una tarde opaca.
Jorge Jesús, el DT del Fla, hace una variante que cambiaría la historia. Hace ingresar a Diego por Gerson, quien sale lesionado. Y Diego va ordenando su medio, es el proveedor y asistidor de Gabigol y de Bruno Enrique y Flamengo se le va con todo a River, que se le ve fusilado.
Y llega el minuto fatal para los argentinos. Desborde por izquierda, centro a rastrón y Gabigol decreta el empate. River no se puede reponer de ese impacto. Al minuto viene una pelota hacia la humanidad de la estrella brasileña y Gabigol agarra mal parados a los centrales. No pueden quitarle el balón, se da media vuelta y de un zuirdazo vence a Armani quien pese a estirarse no logra detener el disparo sorpresivo. Era el gol de la vitoria. El gol del triunfo, de la Copa, el gol que desborda de emoción a los brasileños. Y se lleva la Libertadores, el trofeo preciado de Sudamérica. El premio a no morir antes de tiempo. Y las estrellas aparecen en el momento justo, así pase desapercibido durante todo el partido. River lo sufrió. Y Gabigol apareció en el momento justo y cuando más lo necesitaban. Emergió como una luz para poner su sello de crack. Y los hinchas de Flamengo se lo agradecen. Se llevaron nada menos que la Copa Libertadores de América.

  • FLAMENGO 2
  • Diego Alves
  • Rafinha
  • Rodrigo Caio
  • Pablo Marí
  • Filipe Luis
  • Willian Arao
  • Gerson
  • Éverton
  • G. De Arrascaeta
  • Bruno Henrique
  • Gabriel Barbosa
  • DT: Jorge Jesús
  • RIVER PLATE 1
  • Franco Armani
  • Gonzalo Montiel
  • Lucas Martínez
  • Javier Pinola
  • Milton Casco
  • Enzo Pérez
  • Exequiel Palacios
  • Ignacio Fernández
  • Nicolás De La Cruz
  • Matías Suárez
  • Santos Borré   

Por:

Fernando Jiménez