Fortalecimiento de la banca y la lucha contra la corrupción en Ecuador

0
50

La Cancillería ecuatoriana, en acto presidido por los ministros de Relaciones Exteriores, José Valencia, y Economía y Finanzas, Richard Martínez, junto al embajador de los Estados Unidos, Michael Fitzpatrick, la Corporación Financiera para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (DFC) presentó nuevas líneas de crédito, por US$ 242 millones, para la reactivación empresarial en Mipymes. Los créditos se canalizarán a través de dos instituciones privadas nacionales:  Banco Pichincha y Banco de Guayaquil.

El presidente del Banco Pichincha, dijo que tras una caída inicial de depósitos en marzo, en mayo éstos han superado los niveles de años pasados; lo que significa que hay confianza en el sistema financiero nacional. De su parte, el presidente ejecutivo del Banco Guayaquil, mencionó que el primer paso para la reactivación económica es restituir liquidez al segmento de la economía que más genera empleo: la micro y pequeña empresa.

El ministro de Finanzas, señaló que estos créditos promoverán el empoderamiento económico de las mujeres. A través de un préstamo de hasta US$ 150 millones, el Banco Pichincha ofrecerá financiamiento a largo plazo para las Mipymes bajo la propiedad o liderazgo de mujeres. Asimismo, se alentará el crecimiento de las pequeñas empresas mediante una línea de US$ 92 millones, otorgado al Banco Guayaquil.

Esta cooperación financiera es ejemplo de lo que debe ser la recuperación económica del Ecuador post Covid-19. Se enfatizó los esfuerzos por estrechar lazos diplomáticos con los Estados Unidos y por trabajar más de cerca con la banca nacional para potenciar la economía, la productividad y emprendimientos de las Mipymes, así como para promover sectores sociales y a la mujer ecuatoriana.

Este compromiso de los Estados Unidos, según el embajador Fitzpatrick, además de la ayuda al Gobierno y a las empresas privadas, tiene una visión a largo plazo para la recuperación de la economía ecuatoriana. El representante de la agencia DFC, que su institución se mantendrá comprometida con el Gobierno del Presidente Moreno.

Por otro lado, el Gobierno del Ecuador continúa su lucha contra la corrupción. El 8 de junio se detuvo al ciudadano Daniel Salcedo, vinculado a una trama de corrupción en compras de insumos médicos en Guayaquil. Dentro de ese proceso, se allanó la casa del ex Presidente del Ecuador, Abdalá Bucaram, quien ahora es investigado. También, el legislador Daniel Mendoza se encuentra detenido como parte de una investigación de corrupción en la construcción de un hospital de Pedernales. Otros, como la Prefecta de Pichincha, Paola Pabón, y el Prefecto del Guayas, Carlos Luis Morales, son investigados por peculado e irregularidades en la compra de insumos médicos.

En cuanto a la emergencia sanitaria, el pasado lunes el Presidente Lenin Moreno extendió la vigencia del estado de excepción en todo Ecuador, por 60 días más. La norma establece medidas para continuar con el control de la pandemia y, a su vez, mecanismos que permitan enfrentar la recesión económica y crisis fiscal.