20.5 C
Lima
Jueves, Diciembre 3, 2020

La estafa de Chinchero y el inicio del año escolar

Por: Phillip Butters / El primer medio de comunicación que cuestionó la polémica construcción del aeropuerto de Chinchero fue mi programa Conbutters, por Willax TV, y el noticiero PBO Digital, por el mismo canal.

Esto lo hicimos en setiembre del año pasado, cuando entrevistamos al General FAP (r), Alberto Thorndike, que nos dio una serie de sustentos técnicos indicando que dicho aeropuerto estaba a una altura demasiado cercana a la estratósfera y no tendríamos cómo obtener un espacio adecuado para que aterricen aviones de gran capacidad.

Ese era uno de los principales problemas, porque la principal idea del terminal aéreo era que sea un gran centro turístico. Es decir, que puedan llegar aviones con gran cantidad de viajeros desde diversas partes del mundo, o tener vuelos directos desde Europa, Argentina o Chile.

Ello, porque claramente Cusco es el ombligo del mundo y Machu Picchu su mayor atractivo.

Para eso tuviera que haber una infraestructura hotelera adecuada, que tenemos, pero también Machu Picchu se tendría que iluminar de noche para aumentar la capacidad instala de visita, hacer un museo de sitio y otros temas colaterales.

Esa era una objeción técnica y lo mismo hacía la Asociación de Pilotos privados, indicando que en Chinchero hay problemas de viento, de espacio, de sonido, porque los aviones a esa altura hacen y deshacen con el medio ambiente.

También tenía el tema de suelo. Se gastaron 200 millones de soles aplanando tierras, porque no era una planicie la situación de Chinchero. A eso le sumaban, temas arqueológicos.

Bueno, nosotros denunciamos en setiembre, reiteramos en octubre y noviembre. De un momento a otro, El Comercio se preocupa y dicen que cuestionan ahora el “pinche” aeropuerto de esa localidad.

¿No será que Graña y Montero, la empresa que se había ganado con el anterior consorcio que nos hizo un juicio la buena pro para la supervisión de ese aeropuerto por 48 millones de soles y ahora el gobierno no se lo quiere dar? ¿Será que esa presión mediática obedece a intereses de la empresa ladrona donde José Graña Miró-Quesada tiene todavía intereses, como que los tiene el Grupo El Comercio?

Paralelamente, llama la atención  que recién los medios se estén dando cuenta que hay un problema climático tremendo en el norte, donde las temperatura de Piura, Tumbes, La Libertad, Lambayeque hacen inviable que los niños regresen a los colegios privados la otra semana.

Y cuando no hay agua y hay calor, sufrirán igual los niños de los colegios públicos, porque es mentira que Vizcarra haya hecho mil colegios juntos con la mentirosa de Zulema Tomás la exministra de Educación.

A eso se suma la declaratoria de emergencia en Tacna, Moquegua, Arequipa, Cusco, Puno y Ayacucho. Hay unos huaicos y lluvias tremendas y no hay oposición en el Congreso que pueda llamar en consulta al actual Ministro de Educación, que ni sé cómo se llama, ni al Premier Zevallos.

Sin ser genios griegos nos damos cuenta que se tienen que posponer las clases de los colegios públicos y privados, para que los niños no corran peligros de salud, porque puede venir un huaico y llevarse una escuela, y también para que asistan en condiciones humanas teniendo agua y desagüe en un colegio, que ciertamente es un horno en el norte.

Nada de eso pasa por la mente de Vizcarra, que está preocupado en quedar bien con Odebrecht, su real jefe.

 

Por: Phillip Butters / El primer medio de comunicación que cuestionó la polémica construcción del aeropuerto de Chinchero fue mi programa Conbutters, por Willax TV, y el noticiero PBO Digital, por el mismo canal.

Esto lo hicimos en setiembre del año pasado, cuando entrevistamos al General FAP (r), Alberto Thorndike, que nos dio una serie de sustentos técnicos indicando que dicho aeropuerto estaba a una altura demasiado cercana a la estratósfera y no tendríamos cómo obtener un espacio adecuado para que aterricen aviones de gran capacidad.

Ese era uno de los principales problemas, porque la principal idea del terminal aéreo era que sea un gran centro turístico. Es decir, que puedan llegar aviones con gran cantidad de viajeros desde diversas partes del mundo, o tener vuelos directos desde Europa, Argentina o Chile.

Ello, porque claramente Cusco es el ombligo del mundo y Machu Picchu su mayor atractivo.

Para eso tuviera que haber una infraestructura hotelera adecuada, que tenemos, pero también Machu Picchu se tendría que iluminar de noche para aumentar la capacidad instala de visita, hacer un museo de sitio y otros temas colaterales.

Esa era una objeción técnica y lo mismo hacía la Asociación de Pilotos privados, indicando que en Chinchero hay problemas de viento, de espacio, de sonido, porque los aviones a esa altura hacen y deshacen con el medio ambiente.

También tenía el tema de suelo. Se gastaron 200 millones de soles aplanando tierras, porque no era una planicie la situación de Chinchero. A eso le sumaban, temas arqueológicos.

Bueno, nosotros denunciamos en setiembre, reiteramos en octubre y noviembre. De un momento a otro, El Comercio se preocupa y dicen que cuestionan ahora el “pinche” aeropuerto de esa localidad.

¿No será que Graña y Montero, la empresa que se había ganado con el anterior consorcio que nos hizo un juicio la buena pro para la supervisión de ese aeropuerto por 48 millones de soles y ahora el gobierno no se lo quiere dar? ¿Será que esa presión mediática obedece a intereses de la empresa ladrona donde José Graña Miró-Quesada tiene todavía intereses, como que los tiene el Grupo El Comercio?

Paralelamente, llama la atención  que recién los medios se estén dando cuenta que hay un problema climático tremendo en el norte, donde las temperatura de Piura, Tumbes, La Libertad, Lambayeque hacen inviable que los niños regresen a los colegios privados la otra semana.

Y cuando no hay agua y hay calor, sufrirán igual los niños de los colegios públicos, porque es mentira que Vizcarra haya hecho mil colegios juntos con la mentirosa de Zulema Tomás la exministra de Educación.

A eso se suma la declaratoria de emergencia en Tacna, Moquegua, Arequipa, Cusco, Puno y Ayacucho. Hay unos huaicos y lluvias tremendas y no hay oposición en el Congreso que pueda llamar en consulta al actual Ministro de Educación, que ni sé cómo se llama, ni al Premier Zevallos.

Sin ser genios griegos nos damos cuenta que se tienen que posponer las clases de los colegios públicos y privados, para que los niños no corran peligros de salud, porque puede venir un huaico y llevarse una escuela, y también para que asistan en condiciones humanas teniendo agua y desagüe en un colegio, que ciertamente es un horno en el norte.

Nada de eso pasa por la mente de Vizcarra, que está preocupado en quedar bien con Odebrecht, su real jefe.

 

Más recientes