More

    La pandemia y el pandemonio de Vizcarra

    Por: César Sandoval / Estamos asistiendo a la noche más larga de la incapacidad, la corrupción, la indolencia del genocidio, del abandono, del asesinato, por ineptitud y negligencia.

    El gobierno acaba de publicar el día de ayer domingo 03 de mayo, el DS 080-2020-PCM. En pleno pico más alto abrió las puertas de par en par al contagio masivo y deja al pueblo a su suerte. Dios nos proteja.

    El gobierno de Vizcarra sabía desde el 01 de diciembre que ya había pandemia y se zurró en la información y no tomó las prevenciones oportunas. Reaccionó el día 06 de marzo y el día 15 del mismo mes, solo atinó a iniciar una cuarentena por 15 días, y lo hizo solo con 10 mil pruebas rápidas – serológicas (pruebas asesinas) a la mano, mientras nuestros vecinos países de Chile y Colombia, con visión de estadistas y planificación, compraron más de 600 mil pruebas moleculares y  arrinconaron al COVID-19, reforzaron sus servicios sanitarios con un manejo muy superior a la gaseosa y espumosa improvisación de Vizcarra.

    Vizcarra rechazó la compra de 500 mil pruebas moleculares, es más, hasta hoy sigue con sus pruebas rápidas que solo ayudan a aumentar el contagio del Coronavirus, extendiendo la cuarentena cada 15 días y haciendo propuestas aventureras y estúpidas como el patriarcado. Luego, sin planeamiento, organización y orden, anuncia cobros de bonos parches, que hasta hoy los desvalidos no cobran, sacando a la gente masivamente a los mercados, bancos, farmacias, etc., resultando infectados por decenas, los hospitales colapsados, sin respiradores mecánicos ni  camas UCI. Vizcarra miente e inventa sobre atenciones e internamiento de pacientes con COVID-19, cuando en nosocomios ya no existe logística, inventa las cifras de contagiados que ya pasan los cientos de miles, miente en el número de fallecidos, cuando ya pasamos los tres mil. La gente ha salido caminando rumbo a sus regiones desordenadamente, saben que con Vizcarra sólo habrá hambre, muerte o cremaciones y huyen despavoridos del gobernante indolente e insensible, llevando consigo a sus localidades el COVID-19 ya que el test al que fueron sometidos son las pruebas rápidas asesinas. Por otro lado, el drama de nuestra PNP, maltratados, contagiados y víctimas de la corrupción al más alto nivel que encubre el gobernante.

    En medio del pandemonio y de corrupción, el presidente observa la ley de peajes, favoreciendo otra vez a ODEBRECHT y no firmó la ley de AFP, sometiéndose y condenándonos descaradamente a los designios del club de la construcción y los Graña.

    Volviendo a la pandemia y el pandemonio de Vizcarra es indignante que las enfermeras y médicos sigan desprotegidos, sin equipos, maltratados, impagos y contagiados. Ya no saben cómo hacer que el ejecutivo renuncié a la corrupción y atienda sus justas preocupaciones. Ahora dice que se levantará la cuarentena el 11 de mayo, cuando realmente ya lo hizo señor Vizcarra, porque su cuarentena ha fracasado, todos salen a las calles, ambulantes, taxistas, etc., la gente no aguanta el hambre y sus estúpidas y pretendidas multas no funcionaron.

    Por ello, el 11 de mayo, la gente, el pueblo saldrá y será un rompan filas porque este gobierno sin brújula, sin plan ni dirección, ha creado incertidumbre. La gente se alista para hacer lo que crean necesario para sobrevivir y Vizcarra pronto será visto como el genocida, inútil y probablemente el corrupto más grande de la historia Repúblicana. No cabe la menor duda que esta pandemia y el pandemonio de Vizcarra será la mayor desgracia nunca visto en la historia: virus, muerte y hambre, reinan en nuestra patria.

    Gracias Vizcarra y el Pandemonium.

    *Abogado,  analista político.

    Por: César Sandoval / Estamos asistiendo a la noche más larga de la incapacidad, la corrupción, la indolencia del genocidio, del abandono, del asesinato, por ineptitud y negligencia.

    El gobierno acaba de publicar el día de ayer domingo 03 de mayo, el DS 080-2020-PCM. En pleno pico más alto abrió las puertas de par en par al contagio masivo y deja al pueblo a su suerte. Dios nos proteja.

    El gobierno de Vizcarra sabía desde el 01 de diciembre que ya había pandemia y se zurró en la información y no tomó las prevenciones oportunas. Reaccionó el día 06 de marzo y el día 15 del mismo mes, solo atinó a iniciar una cuarentena por 15 días, y lo hizo solo con 10 mil pruebas rápidas – serológicas (pruebas asesinas) a la mano, mientras nuestros vecinos países de Chile y Colombia, con visión de estadistas y planificación, compraron más de 600 mil pruebas moleculares y  arrinconaron al COVID-19, reforzaron sus servicios sanitarios con un manejo muy superior a la gaseosa y espumosa improvisación de Vizcarra.

    Vizcarra rechazó la compra de 500 mil pruebas moleculares, es más, hasta hoy sigue con sus pruebas rápidas que solo ayudan a aumentar el contagio del Coronavirus, extendiendo la cuarentena cada 15 días y haciendo propuestas aventureras y estúpidas como el patriarcado. Luego, sin planeamiento, organización y orden, anuncia cobros de bonos parches, que hasta hoy los desvalidos no cobran, sacando a la gente masivamente a los mercados, bancos, farmacias, etc., resultando infectados por decenas, los hospitales colapsados, sin respiradores mecánicos ni  camas UCI. Vizcarra miente e inventa sobre atenciones e internamiento de pacientes con COVID-19, cuando en nosocomios ya no existe logística, inventa las cifras de contagiados que ya pasan los cientos de miles, miente en el número de fallecidos, cuando ya pasamos los tres mil. La gente ha salido caminando rumbo a sus regiones desordenadamente, saben que con Vizcarra sólo habrá hambre, muerte o cremaciones y huyen despavoridos del gobernante indolente e insensible, llevando consigo a sus localidades el COVID-19 ya que el test al que fueron sometidos son las pruebas rápidas asesinas. Por otro lado, el drama de nuestra PNP, maltratados, contagiados y víctimas de la corrupción al más alto nivel que encubre el gobernante.

    En medio del pandemonio y de corrupción, el presidente observa la ley de peajes, favoreciendo otra vez a ODEBRECHT y no firmó la ley de AFP, sometiéndose y condenándonos descaradamente a los designios del club de la construcción y los Graña.

    Volviendo a la pandemia y el pandemonio de Vizcarra es indignante que las enfermeras y médicos sigan desprotegidos, sin equipos, maltratados, impagos y contagiados. Ya no saben cómo hacer que el ejecutivo renuncié a la corrupción y atienda sus justas preocupaciones. Ahora dice que se levantará la cuarentena el 11 de mayo, cuando realmente ya lo hizo señor Vizcarra, porque su cuarentena ha fracasado, todos salen a las calles, ambulantes, taxistas, etc., la gente no aguanta el hambre y sus estúpidas y pretendidas multas no funcionaron.

    Por ello, el 11 de mayo, la gente, el pueblo saldrá y será un rompan filas porque este gobierno sin brújula, sin plan ni dirección, ha creado incertidumbre. La gente se alista para hacer lo que crean necesario para sobrevivir y Vizcarra pronto será visto como el genocida, inútil y probablemente el corrupto más grande de la historia Repúblicana. No cabe la menor duda que esta pandemia y el pandemonio de Vizcarra será la mayor desgracia nunca visto en la historia: virus, muerte y hambre, reinan en nuestra patria.

    Gracias Vizcarra y el Pandemonium.

    *Abogado,  analista político.

    Más recientes